La Medicina Personalizada es un derecho de los pacientes para acceder a los tratamientos más eficaces

Lunes, 3 de marzo de 2014

© Fundación Salud 2000

La Fundación Salud 2000 ha organizado la Jornada “Realidades y futuro de la Medicina Personalizada”, en la Real Academia Nacional de Medicina, con el objetivo de contribuir a que el ciudadano esté mejor informado y sea más consciente de su salud en particular y de la medicina en general.

“La medicina personalizada implica una utilización más racional de los recursos y un notable ahorro en costes sanitarios, en esfuerzos y en efectos adversos”, afirmó Carmen González Madrid, presidenta Ejecutiva de la Fundación Salud 2000.

Durante esta jornada, la Fundación Salud 2000 presentó la monografía “Medicina Personalizada. Aspectos científicos, bioéticos y jurídicos”, ejemplar número 19 de la colección de Monografías de Bioética y Derecho Sanitario de la Fundación. “Estoy convencida de que esta monografía contribuirá al empoderamiento del paciente para que tenga un mayor control sobre su propia salud a través de la medicina personalizada y predictiva”, señala en el prólogo  Pilar Farjas Abadía, secretaria general de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

No hay enfermedades, sino enfermos

Los nuevos avances en genética y metabolómica (ciencia que estudia los perfiles metabólicos individuales) han abierto el camino a lo que se conoce como Medicina Personalizada, un nueva forma de adaptar el tratamiento específico a pacientes con particularidades individuales.

La identificación de los pacientes se realiza a través de “biomarcadores”, proteínas o metabolitos presentes en la sangre, fluidos y tejidos cuyo objetivo es proporcionar tratamientos eficaces para cada paciente y limitar los efectos adversos. “Que un paciente conozca su estatus en biomarcadores concretos para poder acceder a tratamientos personalizados, oncológicos u otros, es un derecho y a la vez una oportunidad de curación, con menos efectos secundarios”, explica el Dr. Jesús García-Foncillas, uno de los autores de la monografía y responsable del Servicio de Oncología de la Fundación Jiménez Díaz.

Durante el encuentro, el Dr. Eduardo Díaz-Rubio, catedrático y jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico de San Carlos, en Madrid, afirmó que “el gran desarrollo de la biología molecular ha permitido la identificación de dianas terapéuticas basadas en genes implicados en la enfermedad cancerosa y ha llevado incluso en numerosas ocasiones a la identificación de biomarcadores. Estos avances han sido únicos en oncología y están basados en el gran desarrollo de la oncofarmacogenómica y la oncofarmacogenética”.

Por otra parte, los problemas éticos más importantes que afrontan la medicina genómica son los mismos que se discuten desde los años 90: la autonomía, privacidad, justicia, equidad y respeto a la dignidad humana.

Javier Sádaba, filósofo y Catedrático de Ética de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), clausuró la jornada con la ponencia “Filosofía y Medicina Personalizada”. Entre otras afirmaciones, señaló que “los bienes obtenidos de la Medicina Personalizada, singularizada o individualizada han de ser para todos y no exclusivamente para los económicamente pudientes. Deberíamos promover los usos individualizados de la biomedicina, advertir de los límites a no sobrepasar si son contrarios a la autonomía de los pacientes  y tratar que se universalicen para que nadie se vea excluido”.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*