OMS: no rasurar y nuevas directrices contra las infecciones en cirugías

Viernes, 4 de noviembre de 2016

strumentista dispone ferri sul tavoloTodo paciente que vaya a ser sometido a una cirugía ha de bañarse previamente, la zona donde se realice la incisión no debe ser depilada, ya que se pueden producir microcortes o que los antibióticos tienen que administrarse un par de horas antes de la operación (no después), son algunas de las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar infecciones en el quirófano.

El documento ha sido elaborado por veinte expertos, tanto del campo de la cirugía como en infecciones, de todo el mundo. El objetivo de las recomendaciones, que también se publicaron ayer en la revista The Lancet Infectious Diseases, es hacer frente a la creciente cantidad de infecciones asociadas a la atención sanitaria, tanto para beneficio de los pacientes como de los sistemas de salud.

Las infecciones quirúrgicas ponen en peligro la vida de millones de pacientes cada año y contribuyen a la propagación de la resistencia a los antibióticos. En los países de ingresos bajos y medios, alrededor de un 11% de los pacientes operados sufre infecciones.

«Nadie debería enfermarse al buscar o recibir atención de salud», dice la doctora Marie-Paule Kieny, subdirectora general de la OMS para los Sistemas de Salud e Innovación. «La prevención de las infecciones quirúrgicas nunca ha sido más importante, pero es compleja y requiere diversas medidas. Estas directrices son un valioso instrumento para proteger a los pacientes», agrega.

Para consultar todas las nuevas directrices visitar el siguiente enlace: http://www.who.int/gpsc/global-guidelines-web.pdf?ua=1

 

infecciones, OMS, Organización Mundial de la Salud, quirófano

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*