La Unidad de Quemados de La Paz, centro de referencia en el ámbito nacional

Viernes, 9 de septiembre de 2016

La Unidad de Quemados de La Paz se puso en funcionamiento en el año 1965, siendo reformada completamente en el 2006, y desde el año 2008 es centro de Referencia Nacional para el tratamiento de Quemados Críticos. El pasado año, la unidad atendió 233 casos. Las técnicas novedosas de tratamiento que se están empleando en la actualidad para el paciente quemado hacen que el centro destaque por su calidad de atención al paciente y posterior recuperación.

DSC_1573
María Isabel Lasheras

María Isabel Lasheras Balduz, natural de Navarra, es enfermera de la Unidad de Quemados del Hospital La Paz (Madrid), planta en la que trabaja desde el año 2002. Desde que acabó la carrera ha trabajado en el hospital madrileño, lugar en el que según afirma se ha sentido “muy bien cuidada”.

Siempre ha tenido claro que quería realizar servicios especiales, su trayectoria profesional por quirófano, UCI, reanimación y cirugía cardiaca, entre otros, le ha servido de base para trabajar como enfermera en la Unidad de Quemados.

Isabel Lasheras recuerda sus inicios en el Hospital La Paz. Al acabar la carrera de Enfermería tenía claro que quería dar un giro en su vida y salir a una capital grande como Madrid. Para esta enfermera fue un periodo de cambio y adaptación. Ha pasado por todos los quirófanos del hospital de adulto, lo que le ha permitido estar en un continuo aprendizaje. “Eso lleva un proceso complejo, mucha formación continuada, mucha praxis, aprender de la gente que sabe”, comenta.

El funcionamiento de la unidad

Se considera paciente “gran quemado” a aquel que posee una superficie corporal quemada (SCQ) mayor del 25%. Las quemaduras a su vez se clasifican en distintos niveles, las quemaduras de primer grado, que afectan solo a la capa superficial de la piel, estas provocan dolor, enrojecimiento e hinchazón; las quemaduras de segundo grado, que afectan a las dos primeras capas de la piel, provocan dolor, inflamación, enrojecimiento y ampollas; y las quemaduras de tercer grado, que penetran en las capas profundas, destruye tejido y puede llevar a la insensibilización de la piel.

La planta física de la Unidad de Quemados consta de una zona crítica, con diez camas de hospitalización, y una zona no crítica, con doce camas. “Es una planta de hospitalización con menos camas que otras porque tiene cuidados muy específicos, son pacientes que necesitan mucho tiempo de curas”, explica Isabel. La unidad además posee un banco de piel y un quirófano in situ, “el banco de piel es un recurso que interviene en el proceso de recuperación del paciente, disminuyendo la mortalidad”.

Centro de referencia

La planta trata tanto la patología de quemados como la cirugía plástica. La Unidad de Quemados es centro de referencia acreditado, “el año pasado vimos 233 casos, con una mortalidad del 17,6% ajustada a la gravedad y superficie corporal”. La unidad también cuenta con la acreditación del reimplante de miembros apuntados, de reconstrucción del plexo braquial, centro de referencia del cáncer de mama y tiene la acreditación como centro docente de microcirugías.

DSC_1609
Quirófano de la unidad

“De reconstrucción de mano inmediata se han visto 78 casos, diferida 112; de reimplante de miembros, 51 casos; reconstrucción de extremidades catastróficas, 82 casos; un total de 145 colgajos libres de reconstrucción con microcirugía y de linfedema, 48 casos”, indica Lasheras.

El papel de la Enfermería

Los profesionales enfermeros, asegura Isabel Lasheras, acompañan al paciente desde el momento que entra en el hospital hasta su salida: “el paciente llega a conectar con la enfermera de forma muy intensa, la unidad de Enfermería está a pie de cama noche y día, el paciente se apoya en ti”.

En cuanto al proceso de atención al paciente de la unidad, el objetivo, comenta esta profesional, es solucionar el proceso agudo, sacar al paciente de la situación crítica, conseguir el mayor éxito de cirugía posible y rehabilitar. En las situaciones agudas de inestabilidad es importante el papel de la enfermera. Estos profesionales sanitarios también están en las curas, en el soporte diario del paciente crítico, en el acompañamiento de la familia y en el proceso de mejoría del enfermo. “Como enfermera eso es precioso. Cada punto te aporta una cosa diferente, estás en proceso de renovación y aprendizaje. Es un trabajo que no cansa y te permite estar en las últimas tecnologías”.

Las curas que realiza el personal de Enfermería en esta unidad son complejas, estas requieren la presencia de intensivistas. Actualmente se están realizando tratamientos innovadores con pomadas desbridantes que evitan abordajes quirúrgicos más agresivos, tiempo de hospitalización, menos complicaciones y un resultado final muy óptimo. “La pomada automáticamente desbrida, quita la quemadura. Si no quitas la superficie quemada no puedes generar un lecho adecuado para la piel”, añade Lasheras.

El valor del equipo multidisciplinar

El trabajo en equipo en esta unidad es fundamental para la atención correcta al paciente. Isabel Lasheras recalca que la unidad de quemados es un equipo multidisciplinar y la asistencia a la patología es transversal: “Por fortuna, tenemos un equipo muy bueno. Trabajamos con intensivistas que hacen que el medio interno del paciente sea el óptimo, tenemos una estrecha relación con la Unidad del Dolor, geriatría, medicina interna, psiquiatría, anestesistas, rehabilitación, equipo de infecciosas y equipo de fisioterapia, un paciente no rehabilitado es un fracaso absoluto. Nuestro paciente siempre es la prioridad”.

A nivel emocional, esta unidad requiere una fortaleza añadida al personal que trabaja en ella. Pero Isabel lo tiene claro: “Por mi experiencia, yo ya había visto cosas muy duras.

En esta profesión hay que saber manejar tus emociones y conseguir un equilibrio emocional que no te haga ser una persona fría y distante, que permita empatizar con el paciente y no te dañe. Mantener la templanza y serenidad, tener la empatía suficiente para conectar con ese paciente y hacer una buena higiene mental. Requiere una madurez personal”.

cirugía plástica, enfermera, gran quemado, Hospital Universitario La Paz, quemados, quirófano, Unidad de Quemados

8 Respuestas a “La Unidad de Quemados de La Paz, centro de referencia en el ámbito nacional”

  1. Pues yo trabaje alli varios años y no creo que sea asi.
    Hay personal de enfermeria muy desagradable y se creen diosas.
    Tambien ponen personal sin experiencia en esa planta y hay mucho incompetente en esa planta, la cuarta de trauma.
    Me acuerdo que una vez pusieron a una enfermera rusa que no sabia hablar castellano….
    El plantel de enfermeras y auxiliares creo que no esta a la altura.

  2. Acabo de salir de allí, después de estar 15 días ingresada, y 2 pasos por el quirófano, debido a mis quemaduras de 2º grado en piernas, por escalda miento con aceite caliente…que puedo decir?, que he salido de allí, muy agradecida, e impresionada, por el maravilloso trato humano y profesionalidad, desde auxiliares, enfermeras
    Médicos….me han hecho sufrir…tan poquito! GRACIAS,!!!!

  3. Hola buenos días quisera hacer una pregunta ? Tengo un hijo de 19 años de edad él sé que quemo el brazo cuándo tenía 2 años de edad le pusieron injerto en el brazo por que su quemadura era de segundo grado .. pasado los años pues mi hijo ya es un joven y se remite a salir alas calles en el verano por el motivo de su brazo quisera saber si hay alguna posibilidad de una cirugía y borrar las cicatrices? Alguien que haya tenia esta experiencia por favor ? Gracias este es mi correo marpecha28 @yahoo.es gracias !!

    1. Buenos días, Maritza.
      Nosotros somos un medio de comunicación, nos limitamos a difundir la información de la que disponemos. Para este tipo de consultas deberá dirigirse a los profesionales indicados. Y seguir las indicaciones de las autoridades competentes.
      Reciba un cordial saludo.

  4. Hola, yo estuve alli ingresada durante 6 meses en el 90 por unas quemaduras bastante serias, y puedo decir d mi ingreso q fue muy duro pues q soy una d las grandes quemadas, y mi recuerdo del personal d aquel entonces es estupendo, maravlosos todos ellos, gente autentica tanto profdsional como en calidad d gente, vidal garcia torres, clara d fresno, dotr lenguas, manoli la cocinera, reme la supervisora, los dos pacos(celadores) jose el celador d la tarde, lola la fisioteraputa ana javier carlos (con una deficiencia en la mano derecha) todos ellos recuerdo y a cada uno, y si alguno d ellos lee este mensaje, pido se pongan en contacto conmigo pues m encantafia sabee d ellos

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*