La Unión Europea anuncia que no renovará el contrato con AstraZeneca en el mes de junio

Martes, 11 de mayo de 2021

Desde que se comenzó a administrar la vacuna de AstraZeneca hubo mucha controversia sobre si era o no segura y si se debía continuar con su inoculación. Tras la controversia por los trombos provocados y su investigación, se decidió continuar con su administración para las personas que se encontraban en la franja de edad de 60 a 69 años porque, tal y como explicó el Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC) de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19 es segura y eficaz y no está relacionada con el aumento en el riesgo de trombosis o coágulos sanguíneos después de analizar los casos que habían ocurrido. Además, el organismo ha asegurado que los beneficios “superan con creces” a los riesgos.

Vacuna de AstraZeneca
Vacuna de AstraZeneca

Finalmente, el comisario europeo para el Mercado Interior, Thierry Breton, ha anunciado este domingo que la Unión Europea no renovará el contrato con la compañía farmacéutica AstraZeneca más allá del mes de junio. Aunque ha matizado un «por ahora».

Una decisión que ya se barajaba después de que el mes pasado la Comisión Europea presentara una demanda contra la compañía por haber incumplido su compromiso de entregar a los Estados miembros las dosis contratadas de su vacuna contra la covid-19. «No vamos a renovar los pedidos después de junio. Veremos qué pasa», ha declarado Breton a France Inter.

«Empezamos» a renovar el contrato con Pfizer/BioNTech pero «habrá otros», aseguró. «Comenzamos con Pfizer porque estamos trabajando sobre la segunda fase, las vacunas de segunda generación», precisó. Se trata de «situarse antes que los otros» países para proseguir la campaña de vacunación, agregó.

Los problemas de AstraZeneca para cumplir con los repartos estipulados en el contrato con la UE han enfrentado desde hace meses a la compañía con la Comisión Europea. Estaba previsto que durante el primer trimestre del año entregase 120 millones de dosis a los Estados miembros y sólo repartió 30 millones.

Bruselas llegó a enviar una carta a AstraZeneca para iniciar un procedimiento amistoso de resolución de disputas. Tras constatar que este paso intermedio no facilitaba una solución, el Ejecutivo comunitario tomó la decisión de elevar el asunto a la Justicia belga.

Noticias relacionadas

AstraZeneca, contratos, trombosis, Unión Europea, vacunas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*