Las 10 preguntas clave sobre el coronavirus en niños

Martes, 14 de abril de 2020

Demasiadas preguntas y, por desgracia, pocas respuestas. Además, no hay expertos. Y los que el resto consideramos que sí lo son, dudan más de lo que quisiéramos. Esta es la realidad de cuatro cadenas genéticas bien envueltas que han venido a modificar nuestras vidas para siempre. Esta es la realidad de un microorganismo cuyas consecuencias nadie supo prever. Y entre esos “nadies” me incluyo yo también, alguien al que algunos consideran experto. Y no lo soy. Yo también me equivoqué. No hay culpables. Y, sobre todo, no los busques en función del color de tu voto. Eso no ayuda.

Imagen de un niño con mascarilla |Padres Millennials
Imagen de un niño con mascarilla |Padres Millennials

“No lo sé”. Son las tres palabras que más he repetido durante el último mes. En ocasiones, me he atrevido a incluirme entre el selecto comité de sabios para añadir el plural a esa primera persona: “no lo sabemos”. No queda otro remedio que actuar como colectivo, como una sociedad unida, como ese grupo de hormigas que, una a una, son demasiado vulnerables pero, todas juntas, son capaces de vencer al peor de los enemigos.

Me piden que, como experto, escriba un breve artículo sobre los síntomas del coronavirus en niños. Lo haré en formato de preguntas y respuestas, tratando de resolver algunas de las cuestiones que tantos de vosotros me habéis hecho durante este desconcertante, y ya pasado, mes de marzo.

¿Pueden contagiarse los niños?

Por supuesto que pueden. Sus células no son diferentes a las de los adultos, por lo que el SARS-CoV-2 también puede infectarlas. Lo estamos viendo en nuestra práctica clínica diaria. Ellos también dan positivo. Cuesta más pillar al virus en las pruebas microbiológicas, ¿por qué? No lo sabemos. Hay teorías.

De hecho, se cree que son capaces de expulsar el virus durante más tiempo que los adultos. ¿Por qué? No lo sabemos, también hay teorías. Por eso, esta vez no es buena idea que los abuelos les cuiden. Solo por esta vez, como tantas otras cosas. El distanciamiento social es duro, para todos.

¿Qué síntomas tienen los niños?

El cuadro clínico es similar. Un porcentaje serán asintomáticos. Otro porcentaje tendrá síntomas leves: tos seca, cefalea, fiebre o febrícula, mocos… indistinguibles de cualquier otro cuadro catarral. Y un porcentaje muy bajo desarrollará la temida dificultad respiratoria, como respuesta a una neumonía bilateral que, en los más pequeños, puede comportarse también como una bronquiolitis. Sabemos que la evolución hacia casos graves es mucho menor que en el adulto. ¿Por qué? No lo sabemos. Hay teorías.

¿Puede fallecer un niño por el coronavirus?

Hasta hace relativamente poco no había casos descritos, pero ahora sí. Con respecto a la mortalidad global el porcentaje es anecdótico, pero ya no podemos decir que sea imposible. ¿Debo preocuparme por ello? En absoluto. No más que con la gripe en los niños o con otras enfermedades como la gastroenteritis, la faringoamigdalitis o la otitis. ¿Por qué la mortalidad es tan baja en los niños? No lo sabemos. Hay teorías. Pero sin duda, nos alegramos de que así sea.

Imagen de un niño con mascarilla |Padres Millennials
Imagen de un niño con mascarilla |Padres Millennials

¿Hay niños con más riesgo de tener una infección grave?

Al igual que con otras enfermedades infecciosas, es lo que se cree. Las patologías de base no ayudan. Hay que vigilar bien a aquellos niños con cardiopatías congénitas, enfermedades neuromusculares, encefalopatías moderadas o graves, patología respiratoria crónica (excluyendo asma), diabéticos con mal control, enfermedad de células falciformes e inmunodeprimidos. ¿Quiere decir que estos niños desarrollarán siempre una enfermedad grave si se contagian? No. ¿Por qué? No lo sabemos. De hecho, muchos niños inmunodeprimidos han pasado la enfermedad sin complicaciones. Hay más teorías.

¿Qué pasa con los niños asmáticos?

La recomendación es mantener el tratamiento, utilizando siempre los inhaladores habituales con sus correspondientes cámaras espaciadoras, pero no los nebulizadores, ya que pueden favorecer la propagación del virus. Los casos leves y moderados de bronquitis asmática parece que no se deben considerar como factores de riesgo para sufrir una infección grave. En los casos severos, habrá que individualizar. Un dato curioso es que, gracias al confinamiento, la exposición a determinados alérgenos está siendo mucho menor que otros años, por lo que estamos viendo menos casos de broncoespasmo.

¿Existe tratamiento para los niños?

En la actualidad, no se conoce ningún tratamiento que haya demostrado su efectividad para curar la enfermedad COVID-19, tampoco en los mayores. En función de la gravedad, se están empleando algunos medicamentos que parecen haber funcionado en algunos adultos, todo basado en la escasa evidencia que existe en la actualidad y gracias a las decenas de artículos que diariamente se están publicando sobre esta nueva enfermedad

¿Conseguiremos un tratamiento que sea curativo? Seguro. ¿Cuándo? No lo sabemos. ¿Habrá vacuna?

Seguro. Pero como suceden las cosas en la vida real. La ciencia no puede ni debe ir tan rápido como en las películas. Hay cientos de miles de investigadores que ya están trabajando en ello. ¿Cuándo tendremos la vacuna? No lo sabemos. Pero cuándo la tengamos habremos dado un paso de gigante para controlar la enfermedad, al igual que con muchas otras que hoy ya tenemos bien vigiladas, motivo fundamental por el que seguiremos recomendando mantener las inmunizaciones.

Eso, ¿y qué pasa con las vacunas?

La recomendación del Ministerio de Sanidad en este punto es clara: mantener las inmunizaciones hasta los 15 meses de vida, garantizando especialmente las de los 2 y 4 meses, y la triple vírica, cuya primera dosis se suele poner al año de vida. Para ello, hay que planificarlo previamente con el centro de salud, para que la exposición a posibles enfermos sea mínima. Para el resto de las vacunas en niños podemos esperar unos meses a que la situación mejore.

Ah, pero ¿mejorará?

Seguro. Los brotes epidémicos pueden ser mejores o peores, más largos o cortos, pero todos se comportan igual. Eso sí lo sabemos. ¿Cuándo mejorará? No lo sabemos. Pero mientras tanto, #QuédateEnCasa mientras los expertos así lo aconsejen.

De todas formas, qué fácil es hablar como médico. Puede ser. Pero hoy escribe un paciente infectado. Un paciente que no tiene respuestas para todas las preguntas. Ojalá que, como científico, las tuviera. Ojalá que, como paciente, pudiera tener contestación a mis propias reflexiones, a mis propios miedos. Pero no las tengo. Cruzo los dedos y espero poder volver a ayudar muy pronto. Mientras tanto, sigan aplaudiéndonos desde sus balcones. Es reconfortante. Y ayuda. Ayuda mucho.

Dr. Roi Piñeiro Pérez.

Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital General de Villalba

@roipipe en Twitter

Cristina Valiñas – Padres Millennials

Para consultar la publicación original se puede seguir este enlace.

Coronavirus, expertos, niños, síntomas coronavirus, vacuna

7 Respuestas a “Las 10 preguntas clave sobre el coronavirus en niños”

    1. Buenos días, Beatriz.
      Nosotros somos un medio de comunicación, nos limitamos a difundir la información de la que disponemos. Para este tipo de consultas deberá dirigirse a los profesionales indicados. Y seguir las indicaciones de las autoridades competentes.
      Reciba un cordial saludo.

  1. Males crónicos triplican letalidad del coronavirus
    El Universal-hace 3 horas
    En México hay una tasa de letalidad de casos confirmados de coronavirus de 11%, según las últimas estimaciones del gobierno federal, …

    ¿ES CIERTO ESO?

    1. Buenos días, Ángel.
      Nosotros somos un medio de comunicación, nos limitamos a difundir la información de la que disponemos. Para este tipo de consultas deberá dirigirse a los profesionales indicados. Y seguir las indicaciones de las autoridades competentes.
      Reciba un cordial saludo.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*