Las enfermeras explican cuál es la mejor forma de realizar una PCR a un niño autista

Viernes, 27 de noviembre de 2020

Varias enfermeras de Córdoba se han formado en diferentes estrategias para la atención a pacientes con TEA. Han analizado el uso de mascarillas transparentes para atender a personas sordas en tiempos del Covid-19, en unos talleres on-line organizados por el Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba.

Ante la necesidad de que un niño o adulto con trastorno del espectro autista (TEA) deba realizarse una prueba PCR ante un posible caso de coronavirus, el uso de las denominadas anticipaciones y pictogramas por parte de las familias y las enfermeras, explicando con anterioridad al pequeño lo que va a ocurrir mediante dibujos que representan objetos o acciones, puede ser la diferencia entre que el paciente se realice la prueba sin ningún problema o sufra episodios de crisis y gran estrés que suelen ser problemáticos, ante el temor que puede provocar esta prueba en cuanto supone de alteración de su rutina y realidad. Asimismo, otra técnica útil para los enfermeros puede ser simular previamente ante el niño la realización de una PCR a un muñeco.

Por otro lado, y si de atención sanitaria en general a personas sordas se refiere, enfermeras cordobesas han analizado la idoneidad del uso de mascarillas transparentes, con las que estas personas puedan leer los labios con vistas a no dificultar su comunicación. Unas mascarillas ya existentes en el mercado con utilidad frente al Covid-19 certificada, pero que aún no están homologadas por las autoridades sanitarias.

En el uso de estas y otras herramientas se han formado enfermeras cordobesas en los tres talleres on-line gratuitos que acaba de desarrollar el Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba, subvencionados por el Consejo Andaluz de Enfermería, que concluyeron ayer día 25, y que por primera vez se han celebrado en formato virtual debido a las limitaciones derivadas de la pandemia del coronavirus.

En concreto, el primero de estos talleres on-line sobre Estrategias prácticas para la atención a los pacientes con autismo, -cuya primera edición de este año sí se desarrolló de manera presencial en febrero en la sede del Colegio – se celebró la pasada semana, con 8 horas de formación a cargo de María José Fernández, especialista en pedagogía terapéutica y maestra en el colegio Torre Malmuerta de Córdoba, donde trabaja con niños con TEA.

Esta especialista enseñó en el taller diversas técnicas y herramientas necesarias para abordar la visita de este tipo de personas a instalaciones sanitarias, y puso a disposición de los participantes una serie de pictogramas específicamente diseñados ante la necesidad de realizar una PCR a niños y jóvenes.

De igual manera, esta experta recordó que las situaciones de confinamiento casan mal con los pacientes con TEA, “que son personas que necesitan salir fuera, realizar ejercicio físico, mantener unas rutinas y acudir a sus tratamientos”. Entras otras estrategias, María José Fernández explicó que ante una consulta de enfermería con un adulto autista “no hay que tender a infantilizar al paciente, y conviene recabar información previa sobre sus manías y sobre aquellas cuestiones que pueden provocarle cierta agresividad”.

Por otro lado, la semana pasada también se celebró el taller on-line de Lenguaje de signos, con idéntica duración, donde la enfermera Francisca Molina Herrera, que trabaja en la Unidad de Diálisis del Hospital Reina Sofía de Córdoba, explicó a los participantes nociones básicas de la lengua de signos española, así como otra serie de características que presentan las personas sordas y que es necesario conocer con el fin de poder prestarles una mejor atención desde la enfermería.

En la actual coyuntura provocada por el coronavirus, esta enfermera indica que las mayores dificultades de las personas sordas o con otras patologías como problemas de voz, tienen que ver con la propia comunicación, pues el uso de mascarillas impide que puedan leer los labios y dificulta su capacidad para hacerse comprender. En este apartado se abordó la idoneidad de las citadas mascarillas transparentes, “aunque hoy día, al no estar homologadas, es imposible verlas entre los profesionales sanitarios en un centro de salud”, apunta Francisca Molina.

El último de estos talleres on-line, que concluyó ayer miércoles, ha sido el de Lactancia materna, con 8 horas de formación repartidas en dos días, a cargo de Raquel López Valero, enfermera de familia del centro de salud Sector Sur de Córdoba. Un taller organizado por el Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba con el objetivo último de promover y proteger la lactancia entre la población.

No en vano, las enfermeras juegan un papel fundamental en torno a la lactancia materna y con este taller se persigue precisamente “que los profesionales de enfermería sepan resolver cualquier duda al respecto”, según Raquel López. En esta ocasión, y entre los contenidos nuevos del taller, el análisis más actualizado del posible tratamiento con antibióticos ante casos de mastitis, entre otros problemas habituales que se suelen dar entre las madres lactantes, como grietas u obstrucciones en el pecho.

Todo ello teniendo en cuenta que, como explica la docente de este curso, más del 90% de los casos de mastitis clínica que llegan a las consultas se pueden resolver con un buen vaciado de la mama en las primeras 48 horas, sin necesidad de recurrir a antibióticos. Y si son necesarios antibióticos, mejor prescribir uno de espectro reducido, que uno de amplio espectro, como muchos profesionales siguen recomendando.

Noticias relacionadas

Autismo, enfermeras, lenguaje de signos, PCR, talleres, TEA

Una respuesta a “Las enfermeras explican cuál es la mejor forma de realizar una PCR a un niño autista”

  1. Les invitamos a conocer el Programa TEAyudamos, creado y liderado por enfermeras.
    Población Diana: Usuarios con TEA y/o trastorno sociocomunicativo.
    Buscamos como objetivos mejorar la comunicación y reducir temores de los usuarios con este tipo de trastornos del neurodesarrollo.. Para ello hemos desarrollado un programa completo centrado en 3 pilares fundamentales: adaptación visual, adaptación de los profesionales sanitarios con sesiones de sensibilización y ciclos de formación gratuitos, una adaptación funcional donde nos hacemos eco de sus necesidades específicas y hacemos las adaptaciones que necesitan en cada momento, mayor prioridad en urgencias de pediatría, atención por profesionales cualificados en su abordaje, etc. Trabajamos en red : familia, sanidad, educación.
    Fruto de este trabajo surge la web teayudamos.eu

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*