Las pulseras Candela recaudan, en 5 años, dos millones de euros para la investigación del cáncer infantil

Miércoles, 17 de abril de 2019

Las pulseras Candela han conseguido recaudar 2 millones de euros y se han convertido en un auténtico movimiento social que cuenta ya con más de un millar de personas y centenares de escuelas, residencias de ancianos, asociaciones de vecinos, empresas, clubs deportivos y comercios movilizados por toda España.

Una representación de las pulseras Candela ha entregado al gerente del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona un cheque por valor de los 550.000 euros recaudados en los últimos meses y que se suman a los 1.450.000 euros que ya han entregado a lo largo de los últimos cinco años.

La iniciativa, impulsada por dos niñas de Benicarló para obtener fondos para la investigación del cáncer infantil en Sant Joan de Déu, enseguida se hizo popular entre los niños y niñas de la planta de Onco-Hematología del centro y sus familias. La campaña se ha convertido, además, en una herramienta de sensibilización en las escuelas.

Gracias a las pulseras Candela y a otras numerosas iniciativas impulsadas por la sociedad para recaudar fondos para la investigación, el Laboratorio de Oncología del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona ha podido crecer desde sus modestos inicios con solo una línea de investigación y dos investigadores, hasta las 10 líneas de investigación actuales y los 35 investigadores.

Mediante el esfuerzo y trabajo en equipo de familias, oncólogos e investigadores, se han logrado ya algunos avances en el campo de la mejora del diagnóstico, pronóstico y tratamiento de las enfermedades oncológicas infantiles.

A modo de ejemplo, en el campo del diagnóstico el hospital ha colaborado en la identificación de mutaciones que definen enfermedades como el tumor difuso de tronco, la histiocitosis de células de Langerhans, diversos subtipos de meduloblastoma o de las leucemias.

Por lo que se refiere al pronóstico, se ha realizado un trabajo muy relevante para poder predecir la agresividad de algunos tumores como el neuroblastoma (tumor sólido extra craneal más frecuente en niños) o el sarcoma de Ewing (tumor óseo).

Y en el ámbito de tratamientos, en el marco de un ensayo clínico se han comenzado a tratar pacientes con un tratamiento experimental que busca evitar la pérdida del ojo en los niños con cáncer de retina o retinoblastoma muy agresivo.

Os animo a colaborar con pulseras Candela. Aquí tenéis su web.

Jordi Mitjà – Enfermería blog

Para consultar la publicación original, se puede seguir este enlace.

cáncer infantil, investigación, Pulseras Candela

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*