Los centros de salud de Petrer incorporan a su cartera de servicios la cirugía menor

Viernes, 29 de agosto de 2014

Los centros sanitarios de la localidad alicantina de Petrer han incluido la cirugía menor a su amplia cartera de servicios, ofreciendo a los más de 35.000 usuarios adignados a ambos centros esta nueva prestación, la cual engloba procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos y de poco riesgo. Con ello se pretende aumentar la accesibilidad a una serie de intervenciones sencillas, agilizando este tipo de asistencia y ofreciendo una mejor comodidad al paciente.

Ernesto Viñes, médico de familia del Centro de Salud Petrer II, y Begoña Poveda, médico de familia del Petrer I, serán los encargados de realizar este tipo de intervenciones. El resto de facultativos de los dos centros derivan a los pacientes con patologías susceptibles de intervenir con cirugía menor, siguiendo un protocolo estandarizado.

En palabras de los doctores Viñes y Poveda, «las patologías susceptibles de cirugía menor son los lipomas, quises epidérmicos, qeratosis seborreica, verrugas vulgares, patología de la uña, etc. Hay que tener en cuenta que las intervenciones se realizan siempre que existan síntomas, no por mera cuestión estética».

Con el objetivo de cumplir con los mayores estándares de calidad en la realización de cirugía sin ingreso, se ha habilitado una sala en el Petrer II, que permite mantener la mayor asepsia posible para evitar infecciones quirúrgicas. Además, se ha dotado al centro del material necesario para llevar a cabo esas actuaciones. como el bisturí eléctrico, la mesa de quirófano basculante o material esterilizante, entre otros elementos.

¿Cómo son las técnicas de cirugía menor?

Se basan en pequeñas intervenciones realizadas sobre la piel con anestesia local, con una duración no superior a los 30 minutos, en la que no suele ocurrir ninguna complicacion importante. Los profesionales siguen un procedimiento sencillo: se prepara la zona a intervenir y se inyecta una pequeña cantidad de anestesia local, antes de que el médico lelve a cabo la operación. Después, se envía la pieza quirúrgica extirpada al laboratorio de Anatomía Patológica del Hospital General Universitario de Elda para su diagnostico.

El interés y aceptación tanto por la población como por otros facultativos ha generado que, antes de que acabe el año, se realicen talleres por parte de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria, para que el resto de profesionales interesados pueden actualizar sus conocimientos en ese ámbito.

Anatomía Patológica, Centro de Salud Petrer I, Centro de Salud Petrer II, cirugía menor, Hospital General Universitario de Elda

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*