«Las matronas están en todo momento con la mujer en las cesáreas acompañadas»

Martes, 12 de diciembre de 2017

por diariodicen.es

El Hospital Doctor Peset, ubicado en Valencia, puso en marcha una iniciativa por la que permitía la entrada de un acompañante en la sala de partos, y el contacto piel con piel y el inicio temprano de la lactancia materna, en los casos de cesárea programada y en las de urgencia que no impliquen complicaciones.

Hemos hablado con Carolina Sánchez, supervisora de Paritorios y Maternidad del centro valenciano. Nos cuenta por qué surgió este proyecto, pionero en la provincia, la labor de los enfermeros, el papel de los acompañantes y los beneficios que reporta esta iniciativa tanto para las madres como para los recién nacidos.

Pregunta: ¿Cómo surgió el proyecto de implantar la cesárea acompañada en el Hospital Doctor Peset?

Respuesta: En mayo de 2016, el Comité de Lactancia del Hospital Universitario Doctor Peset, formado por un equipo multidisciplinar (especialistas en enfermería obstétrico-ginecológica, pediatría, ginecología, técnicos en cuidados auxiliares de enfermería), del que formo parte, elaboró un protocolo para implementar el contacto piel con piel también en las cesáreas y desde entonces se ha venido haciendo en quirófano. Una matrona acompaña a la gestante al quirófano y ayuda a la madre a realizar el contacto piel con piel.

Aun así, pensábamos que se quedaba corto y ampliamos el protocolo para poder realizar el puerperio inmediato de las cesáreas en el paritorio, siendo las puérperas y los recién nacidos controlados por especialistas en enfermería obstétrico-ginecológica. De esta forma, no se separa al recién nacido de su madre, ni del acompañante que esta elija.

En abril de este año recibimos un plan de parto en el que se demandaba la necesidad del acompañamiento por parte de la pareja de la gestante, si su parto acabase en cesárea. Después de considerar esta petición, volvimos a modificar el protocolo, incluyendo el acompañamiento en quirófano con la persona que la mujer escoja. Su puesta en marcha fue posible tras ponernos de acuerdo los servicios implicados (Obstetricia, Anestesiología y Pediatría) y gracias al apoyo de la dirección del Hospital.

P.: ¿Qué objetivos tiene? ¿Qué requisitos existen para beneficiarse de ello?

R.: No hay que olvidar que es un derecho de las mujeres estar acompañadas por la persona que ellas elijan durante todo el proceso de la dilatación y el parto, y que la cesárea es otra forma de nacimiento. Pero no deja de ser una intervención quirúrgica y genera mayor nivel de estrés y ansiedad que otro tipo de parto. Está demostrado que el acompañamiento continuo disminuye estos aspectos negativos de la cesárea en gran medida y contribuye a que sea una vivencia más satisfactoria tanto para la mujer como para la pareja.

Por otra parte se hace partícipe a la pareja de este momento tan especial.

El principal requisito para beneficiarse del acompañamiento durante la cesárea es que la mujer y la persona acompañante quieran, exceptuando en caso de ser una cesárea de emergencia, cuyo acompañamiento será omitido.

En nuestro protocolo se incluyen las cesáreas electivas, las urgentes por parto estacionado o inducción fallida y en general todas aquellas en las que no se sospeche pérdida de bienestar fetal, siempre y cuando el estado hemodinámico de la madre sea el adecuado. Quedarán excluidas las cesárea en las que la anestesia sea general.

P.: ¿Qué beneficios reportan, tanto para la madre como para el recién nacido, prácticas como el contacto piel con piel o el inicio temprano de la lactancia materna?

R.: Los beneficios del contacto piel con piel tanto para la madre como para el recién nacido son numerosos. Entre los beneficios que aporta a la madre se encuentran: la disminución del grado de ansiedad, menor dolor por ingurgitación mamaria y mayor porcentaje de correcto agarre del pecho. Con respecto al recién nacido tiene efectos beneficiosos en el nivel de glucosa y en la estabilidad cardiorrespiratoria, contribuyendo además a aumentar la frecuencia y duración de la lactancia materna.

De hecho, ningún estudio ha puesto de manifiesto efectos no deseables del contacto piel con piel, por ello, en caso de que la madre no desee o no esté en condiciones de realizar el contacto piel con piel se recomienda que lo haga la pareja, ya que favorece el establecimiento del vínculo generando bases para el apego a corto y largo plazo.

P.: ¿Cuál es la labor del acompañante en este tipo de nacimientos? ¿Existe algún tipo de preparación para ellos?

R.: La labor de la persona acompañante es justamente esa: acompañar. La mujer y su pareja deben ser protagonistas del proceso que envuelve el nacimiento ya que contribuye a mitigar la sensación de ansiedad y temor que sienten la mayoría de las mujeres cuando entran en quirófano para una cesárea, a pesar de estar acompañadas en todo momento por la misma matrona que ha estado con ellas durante la dilatación.

Únicamente se solicita al acompañante la firma de una hoja informativa en la que se explican los requisitos necesarios, como vestirse de forma adecuada (no podemos olvidar que dentro de un quirófano hay que mantener las condiciones de asepsia recomendadas), incluyendo gorro, calzas y mascarilla Se le indica el lugar donde debe colocarse durante la intervención, que es en la cabecera de la mesa de quirófano y su compromiso de salir del quirófano en caso de que surja cualquier complicación imprevista.

P.: ¿Qué papel tienen los profesionales enfermeros en las cesáreas acompañadas? ¿Se requiere algún tipo de formación específica para esta labor?

R.: El personal especialista en enfermería obstétrico-ginecológica está en todo momento con la mujer. Una vez nace el bebé colabora con los pediatras en su revisión o reanimación si fuese necesario. Tras la finalización de la misma por parte de pediatría, y si existe la consideración de condición óptima del recién nacido, el bebé se coloca encima del pecho de la madre y es vigilado en todo momento por la matrona.

La enfermería obstétrico-ginecológica tiene la formación suficiente y adecuada tanto para acompañar a la mujer en las distintas formas de nacimiento de su hijo como para ayudarla a realizar el contacto piel con piel y apoyarla con la lactancia materna.

P.: ¿Han puesto en marcha, desde el hospital, alguna otra iniciativa de humanización referente al parto? ¿Cuál ha sido el rol de los enfermeros en dichas iniciativas?

R.: En el Hospital Universitario Doctor Peset en general, y en el Servicio de Obstetricia y Ginecología en particular, estamos trabajando para poder ofrecer a las mujeres que acuden a nuestro servicio un parto respetado, teniendo en cuenta los planes de parto que presentan las mujeres sin dejar de lado lo que la evidencia nos recomienda a la hora de ofrecer los mejores cuidados tanto a la madre como al recién nacido.

Hace dos años actualizamos los protocolos referentes a la atención al parto normal, basándonos en la evidencia disponible y en las recomendaciones tanto del Ministerio de Sanidad y la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana como de otras sociedades científicas.

La revisión de los protocolos la hace un equipo multidisciplinar en el que, por supuesto, participa el personal especialista en enfermería obstétrico-ginecológica, siendo personal esencial en los protocolos referentes al parto normal, puesto que somos los profesionales indicados y recomendados para atenderlos.

P.: El Doctor Peset es el primer hospital de Valencia que pone en marcha un proyecto como este, ¿cree que otros hospitales de la región deberían implantar programas similares?

R.: Por supuesto que pienso y espero que esta iniciativa la sigan otros hospitales. En la sanidad pública debemos perseguir la excelencia en la atención y este es un buen ejemplo para ir por ese camino. El hospital ha sido el primer centro público de la provincia de Valencia en ponerlo en marcha, pero ya hay experiencias parecidas que se han iniciado en el Hospital General Universitario de Castellón y en el de La Plana, en Villarreal, ambos hospitales de la red sanitaria pública valenciana.

Noticias relacionadas

Cesárea programada, Contacto piel con piel, enfermería, Hospital Doctor Peset, lactancia materna, Parto acompañado

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*