Los enfermeros estarán autorizados para prescribir ciertos medicamentos

Viernes, 2 de agosto de 2013

Con el fin de mejorar la calidad asistencial y ahorrar costes, el Ministerio de Sanidad ha dado paso a una nueva modificaciñón de la Ley del Medicamento, por la cual enfermeros y los fisioterapeutas podrán “de forma autónoma” usar y autorizar la “dispensación de todos aquellos medicamentos no sujetos a prescripción médica y los productos sanitarios”.

El Boletín Oficial del Estado (BOE), del 25 de julio, recoge esta disposición y además indica que el Gobierno regulará la indicación, uso y autorización de dispensación por los enfermeros “mediante la aplicación de protocolos y guías de práctica clínica y asistencial, de elaboración conjunta, acordados con las organizaciones colegiales y validados por la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud”.

En relación a esta medida, el Sindicato de Enfermería Satse de Santa Cruz de Tenerife, en Canarias, ha mostrado su satisfacción ya que “facilita un mayor acercamiento del profesional al usuario, reduce gastos y burocracia, optimiza recursos y mejora la asistencia y las listas de espera”. “Ahora, se abre la posibilidad de que los profesionales de enfermería puedan prescribir medicamentos y productos sanitarios, así como el resto de competencias del colectivo, aún pendientes, adquiridas en virtud a su formación. Los planes formativos que deben superar los estudiantes de enfermería a su paso por la universidad incluyen los créditos en farmacología que aseguran la cualificación y conocimientos necesarios para esta práctica”, han señalado.

Asimismo, Satse ha asegurado que la prescripción enfermera “ofrece ventajas para los usuarios y el propio sistema sanitario, tal y como ha quedado demostrado en comunidades como Andalucía o Baleares, donde ya se venía aplicando”.

«El Ministerio y los colegios profesionales serán quienes acrediten a los enfermeros prescriptores»

En opinión de la organización sindical, la prescripción enfermera ofrece una “mayor seguridad al paciente, ya que hay un control más cercano de la evolución del tratamiento a seguir, se detectan mejor posibles efectos adversos y se propicia que aquel se cumpla como quedó pautado”. Por otra parte, “genera alternativas a los usuarios, que ven cómo se agiliza la atención sanitaria y se resuelven muchas de sus demandas en el instante mismo de recibir la atención enfermera. Esto evita, por ejemplo, que se produzcan casos de automedicación por parte del usuario”.

Para la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, el Decreto que modifica el texto legal “es muy positivo” aunque han aclarado que “será el propio Ministerio quien, junto a los colegios profesionales, quien acredite a los enfermeros y los faculte para prescribir medicamentos”.

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*