Mi regalo en la última guardia del año

Jueves, 2 de enero de 2020

El 31 de diciembre fue la última guardia del año, y en esta ocasión me tocó estar subido nuevamente en una ambulancia, en mi particular servicio de urgencias.

JM Salas

Y aunque me gustaría haber estado con mi familia y amigos, para mí no es un sacrificio sino un orgullo poder trabajar en un servicio que no se detiene ningún día del año, un servicio que siempre está ahí para quien lo necesite, preparado para atender cualquier urgencia y emergencia las 24 horas del día, siete días de la semana, 365 días del año.

Y es que aquellos que hace tiempo nos picó el gusanillo de las urgencias, vivimos de un modo diferente. Nosotros que vemos cómo te cambia la vida en cuestión de segundos, entendemos que cada día es un auténtico regalo para disfrutar, compartir y ser feliz.

Nosotros no esperamos un 24 de diciembre para dar un abrazo, ni un 31 de diciembre para alegrarse por un nuevo año, cada segundo cuenta o así por lo menos entiendo que debería ser. La vida es un regalo, y trabajar por cuidar la vida de los demás un auténtico privilegio y responsabilidad.

No es una noche para recordar la conveniencia de una especialidad en urgencias, ni el mal uso de los servicios que en ocasiones se da, ni quejarnos por el síndrome de burnout que muchos profesionales que trabajan en esta especialidad sufren. Es un tiempo para invitar a la reflexión, y valorar lo que cada uno puede aportar para hacer que nuestro sistema de salud sea un poco mejor este 2020. Más cálido, más profesional y más humano.

Es momento de agradecer, porque no siempre los Reyes Magos van subidos en camellos, sino que llegan en coches de policía, de bomberos, de guardias civiles, de UME o en ambulancias, y es que no hay mayor regalo que la vida, y es bueno reconocer de vez en cuando, a todos aquellos profesionales y voluntarios que velan por nuestra seguridad, en la calle o en el hospital, no solo este día sino los 365 días del año.

Espero que entendáis este minialegato de vida, y que este espíritu de la Navidad inunde vuestros corazones todos los días sin importar el mes del calendario.

Feliz año 2020, desde un humilde servidor, autor del libro y blog Con Tinta de Médico.

JM Salas- Con tinta de médico

Ambulancia, enfermeros, Guardia enfermera, Urgencias y Emergencias

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*