“No sabría decir qué fue primero, si el interés por la música o por la sanidad. Son dos elementos de mi vida que han crecido conmigo de forma simultánea”

Viernes, 12 de noviembre de 2021

por Natalia Hernández Manjón

Al igual que el huevo o la gallina, Scarlet Stage (Ángela de la Fuente) no sabría responder a qué vino llegó primero a su vida, si el interés por la música o por la sanidad. Ambas forman parte de su vida y las compagina. Hacernos escuchar es su nuevo single. Una canción en memoria de los profesionales de Enfermería y TCAES que nos han cuidado con mucha entrega y vocación.

Scarlet Stage, enfermera y cantante
Scarlet Stage, enfermera y cantante

-Pregunta: ¿Por qué enfermera?

-Respuesta: Desde pequeña sentí mucho interés por la sanidad. No tenía claro si elegir Medicina o Enfermería, pero el cuidado de las personas, como la base de mi futuro profesional, fue el empujón que me llevó a elegir enfermería.

-Pregunta: ¿Y la música? ¿Qué fue primero?

-Respuesta: No sabría decir qué fue primero, si el interés por la música o por la sanidad. Son dos elementos de mi vida que han crecido conmigo de forma simultánea. A día de hoy, no pienso en cuándo comenzó esa conexión, sino en cómo ambas ramas me han guiado hasta la persona que soy hoy en día.

La música forma parte de nuestras vidas incluso antes de nacer. No creo que sea algo que llegue en un momento concreto. Está en nosotros, en el ritmo de nuestras respiraciones, de nuestro corazón, en el fluir de nuestro cuerpo. Para mí la música es vida, lugar de conexión con el otro, contenedora de emociones, soporte, seguridad. Desde mi punto de vista, una idea cercana al acto de cuidar.

-Pregunta: ¿Cómo compaginas ambas profesiones?

-Respuesta: Trabajar como enfermera me permite ser independiente y al mismo tiempo sacar adelante mis proyectos musicales. Sin embargo, lo que peor llevo es la gestión de la energía.

Normalmente, cuando llego a casa después del turno me pongo a trabajar en la música aunque esté cansada. Mi objetivo actual es hacer de ella mi trabajo. En estos momentos estoy viviendo esa fase de transición desde que te lanzas a la piscina y luchas por conseguir tu objetivo hasta conseguirlo.
Lo más bonito de esta fase es que estoy aprendiendo a vivir en el presente, a pensar en ello como una actividad de disfrute y no como un trabajo más, a vivir el camino con ilusión y no con obligación.

Ángela de la Fuente en su puesto de trabajo
Ángela de la Fuente en su puesto de trabajo

-Pregunta: Han sido unos años muy duros para los profesionales sanitarios que os habéis tenido que enfrentar a un virus totalmente desconocido, ver enfermar y fallecer a muchos pacientes, trabajar con miedo a contagiaros a vosotros y vuestras familias… ¿Cómo lo viviste como profesional enfermera? ¿Ha sido importante la música durante estos meses?

-Respuesta: En lo que respecta a la pandemia, como enfermera la sufrí unos tres meses. En este tiempo no era consciente de cómo me estaba afectando hasta que la situación mejoró un poco y el descanso físico se vio facilitado. En ese momento, la parte emocional, los malos recuerdos y los sentimientos empezaron a hacerse más presentes. Cuando estaba en casa, tenía episodios de ansiedad repentinos o empezaba a llorar sin detonantes previos. Me costaba mucho concentrarme y acepté que no estaba en condiciones de dar lo mejor de mí misma en el trabajo y de cuidar con rigor. Así que opté por cambiar a un empleo con menor carga asistencial.

En cuanto a si la música fue importante en estos tiempos, he de decir que para mí siempre lo es, independientemente de lo que suceda en el mundo. Siempre me acompaña y me ofrece un lugar en el cual sentirme segura y desahogarme.

-Pregunta: Estabas trabajando en una canción que reflejara la realidad laboral de los profesionales sanitarios con el fin de dar más visibilidad a los enfermeros y auxiliares. ¿Qué te llevó a comenzar esta iniciativa? ¿Puedes contarnos un poquito de ella?

-Respuesta: Esta iniciativa surgió a raíz de lo comentado en el punto anterior y de escuchar las experiencias de mis mejores amigas, entre las que hay enfermeras y auxiliares. Ellas han estado en ámbitos mucho más crudos que yo, como la UCI. Sus historias son terroríficas, con hechos que no se visibilizan en las noticias. Una parte muy humana y sensible, alejada de la imagen de “superhéroe” que todo lo puede.

Siempre que necesito expresar algo importante lo llevo a la música. Comencé escribiendo unos versos pero enseguida me quedé clavada, ya que no podía escribir sólo mi historia. Aquí vi importante visibilizar la realidad y la carga que hemos y seguimos viviendo. Para conseguir esto, empecé a ponerme en contacto con profesionales de mi entorno que quisieran participar contando parte de sus experiencias, usando sus relatos para dar forma a la letra de la canción.

-Pregunta: Tu disco se llama Cumpliendo promesas… ¿Alguna que ya se haya hecho realidad?

-Respuesta: Pues sí, el disco en sí mismo. Era una meta vital en mi vida. Sueño con ello desde que soy pequeña y representa la promesa que le hice a mi abuelo antes de dejarnos de no abandonar nunca la música ni mis sueños. En el centro del disco está su canción, titulada “Tu voluntad”, representando el corazón y la esencia del álbum.

-Pregunta: ¿Tienen relación la Enfermería y la música?

-Respuesta: Por supuesto. Hace unos años realicé la formación de Musicoterapia para después especializarme en su uso en la medicina y en el tratamiento del dolor (físico y emocional). Mi experiencia se centró sobre todo en pacientes terminales. La Musicoterapia es una disciplina en la que, a través del uso clínico y basado en evidencia científica de intervenciones musicales, se atienden necesidades individualizadas en el marco de una relación terapéutica por parte de un profesional acreditado. A nivel asistencial, se pueden trabajar objetivos no musicales como favorecer la expresión emocional, la comunicación con los seres queridos, el autocontrol y el autocuidado frente a síntomas como el dolor o la ansiedad, aportar belleza al sufrimiento, entre otros. En definitiva, objetivos relacionados con el cuidado integral del paciente.

-Pregunta: ¿Crees que la música puede ayudar a los pacientes? Dicho de otra manera, ¿puede tener efectos beneficiosos en los pacientes?

-Respuesta: Por supuesto que la música puede ayudar a los pacientes y tener efectos beneficiosos. Sin embargo, hay que resaltar que para conseguir estos beneficios es fundamental que las intervenciones sean diseñadas e implementadas por un musicoterapeuta específicamente formado y consensuado junto con el equipo multidisciplinar. La Musicoterapia busca trabajar en equipo, complementando el tratamiento y atendiendo necesidades de cuidado que no siempre se pueden atender debido a la carga asistencial.

-Pregunta: Por último, ¿te planteas en algún futuro dejar a un lado la Enfermería para dedicarte solo a la música?

-Respuesta: La verdad es que sí, pero sólo en caso de que este camino de transición profesional se convierta en un sustento fuerte y fructífero.

Noticias relacionadas

Cantante, enfermera, entrevista, Música, trabajo

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*