Pase de visita: ¿con o sin enfermera?

Lunes, 27 de enero de 2020

El pase de visita es del médico, es el facultativo el que pasa visita. Yo, como enfermera, hago mis múltiples pases a lo largo de toda la jornada. A primera hora para saludar y comprobar que todo está bien, que los pacientes sepan que soy su profesional referente y recopilar dudas e incidencias del turno anterior.

Durante el turno me acercaré a ver al paciente cada vez que lo necesite o cada vez que él me lo demande. Antes de marchar para comprobar que nada se quedó en el tintero y todo continúa bajo control. Pero si el médico, por organizarse sus tareas y responsabilidades, llega a pasar visita a una hora que no me viene bien…

¿Es obligatorio que pasemos la visita juntos? No. No es obligatorio pasar juntos.

A veces no es ni recomendable.

Si pasamos visita juntos, mi ventaja es que puedo informarle de las incidencias con el paciente presente, para que este las corrobore, apostille y aclare. Así, los reajustes de tratamiento tendrán en cuenta esos datos. Que si pasa el médico solo, resulta que el paciente no se atreve o se le olvida contarle qué le duele, qué le sienta mal, que tiene ardor, estreñimiento, diarrea, que duerme mal o lo que sea que le haya pasado y le preocupe. En este caso, no puede ser que el médico luego diserte e informe a la familia a pie de cama o a la puerta de la habitación mientras me tiene detrás de él como un pasmarote sujetando las carpetas, la tablet o lo que sea, pero sin hacer nada productivo mientras se me acumula la labor o la asume la compañera. Si pasamos visita juntos tiene que ser a una hora fija que a ambos nos permita organizar nuestras tareas y llegar a la hora de salida con todo hecho.

Si pasamos visita por separado, mi ventaja es que puedo organizarme la mañana sin tener en cuenta esta actividad como parte de mi cometido. Que en ese tiempo puedo hacer otras cosas sin olvidar nunca que «debe haber un momento en que quedemos para sentarnos y discutir los cambios». Porque si los tratamientos debe pautarlos el facultativo, los datos interesantes e influyentes los conozco yo de primera mano; los efectos del tratamiento que yo registro y controlo son decisivos y se los puedo contar yo y los pormenores que pueden afectar al éxito del final de dicho tratamiento también los conozco yo.

El tratamiento médico unido a mi programa de cuidados enfermeros es lo que llevará al paciente a la cura, a la autonomía y a la salud.

Y tú, ¿qué opinas?

Sonia Palencia – Enfermera de trinchera

Para consultar la publicación original, se puede seguir este enlace.

enfermeros, médicos, pase de visitas, tratamiento

Una respuesta a “Pase de visita: ¿con o sin enfermera?”

  1. Para conocer que como y cuanto y cuando de cualquier tratamiento médico ,si en lugar de hecha ra la familia se quedará le preguntaría las dudas ,le tendrá al día de todo lo del paciente y luego lo demás estaría en donde debe estar Historia Clínica y la asistencia a las Sesiones Clínicas para hacer los objetivos diarios del cuidado y tratamiento del paciente

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*