Premios Metas 2017: prevenir la violencia de género desde el colegio

Viernes, 19 de enero de 2018

Anna Maria Marchal, enfermera de Atención Primaria del Instituto Catalán de Salud,  referente del programa Salut i escola y de Enfermería Comunitaria en Santa Coloma de Gramenet, y de la Unitat de Recerça i Comunicació Científica de las Escuelas Universitarias Gimbernat, es una integrante del equipo de trabajo que ha resultado ganador del Accésit de los Premios Metas 2017.

Esta enfermera nos comenta su estudio, «Construcción de un instrumento psicométrico para la evaluación de las actitudes machistas, violencia y estereotipos de género», la importancia que ha tenido para ella este certamen de investigación, que este año alcanza su decimonovena edición, y otras líneas de investigación a este respecto.

Pregunta: Háblenos de su trabajo, «Construcción de un instrumento psicométrico para la evaluación de las actitudes machistas, violencia y estereotipos de género». ¿De qué trata?

Respuesta: Aunque el título del trabajo puede sugerir que se trata de un proyecto con un enfoque exclusivamente psicológico, se trata de un estudio básicamente enfermero. Realmente todos los componentes del equipo son profesionales de enfermería y, aunque se incorpora la metodología de construcción de escalas psicométricas, lo cierto es que el planteamiento básico se refiere a la actuación de enfermería en el ámbito escolar, evaluando y trabajando actitudes como agentes de salud.

P.: ¿Por qué escogieron este tema?

R.: Realizo mi trabajo en Atención Primaria y llevo a cabo el programa Salut i escola, en el que la enfermera se desplaza al instituto de educación secundaria, para realizar la Consulta Oberta y detectar de manera precoz problemas de salud y realizar promoción de la salud y prevención de la enfermedad. En el día a día en la Consulta Oberta, numerosas adolescentes manifestaban vivir situaciones de violencia.

Por otro lado, existe considerable evidencia de que el fenómeno de la violencia entre los jóvenes ha experimentado un gran aumento en los últimos años y que se está produciendo en edades cada vez más tempranas.

Ante estas situaciones de sufrimiento que me transmitían las adolescentes, quisimos abordar este tema desde otra perspectiva, ya que, aunque en el centro escolar se realizaban talleres de sensibilización frente a la violencia, la realidad nos decía que la sensibilización no era suficiente en nuestro territorio.

Dado que en el fenómeno de la violencia machista intervienen muchos factores socio-culturales, nos planteamos desarrollar un instrumento específico para evaluar en nuestra población las actitudes y valores interiorizados en referencia a las actitudes machistas, violencia y estereotipos de género, elementos intrínsecamente vinculados al fenómeno de la violencia machista.

La idea era que la aplicación de este instrumento nos permitiese, por un lado, identificar las áreas más problemáticas a trabajar prioritariamente en el programa de actuación, y, posteriormente, evaluar los cambios producidos por su aplicación.

P.: ¿Qué objetivos se plantearon al elaborarlo? ¿Qué conclusiones sacaron?

R.: El objetivo fundamental de este trabajo es aportar elementos que contribuyan a evaluar y mejorar las actitudes de los escolares hacia las actitudes machistas, la violencia de género y los estereotipos sexistas.

Como parte del proyecto, nos planteamos desarrollar y validar un instrumento que permitiese detectar estas actitudes de una manera sencilla en el mundo educativo, y que sirviese también para evaluar las actividades y programas diseñados para prevenir la violencia futura.

Nuestras conclusiones, aunque los resultados son preliminares, parecen evidenciar que existe una mayor tendencia del sexo masculino hacia los estereotipos y actitudes machistas. También se observa que los hombres presentan más actitudes violentas que las mujeres.

La aplicación de nuestra escala a una muestra amplia de escolares nos ha permitido detectar los principales factores y componentes de las actitudes sexistas en esta población.

Proponemos que estos factores deberían tenerse en cuenta a la hora de desarrollar planes de educación y prevención dirigidos a adolescentes.

P.: ¿Por qué decidieron presentarse al certamen de investigación de los Premios Metas?

R.: Lo cierto es que para la enfermería de nuestro país los Premios Metas se han convertido en un referente y un estímulo para la investigación en cuidados, que, además, está patrocinado por una revista con un gran prestigio y difusión en la profesión.

Éramos conscientes del alto nivel de calidad de los trabajos que se presentan al certamen, pero pensamos que tanto el tema en sí como el proyecto elaborado tenían el suficiente interés para poder optar al Premio.

P.: ¿Qué ha supuesto el reconocimiento de ganar el accésit de dicho certamen?

R.: Realmente, ha supuesto una gran satisfacción. Las felicitaciones recibidas y el reconocimiento del trabajo realizado son ilusionantes, y una fuente de energía  y un importante estímulo para continuar trabajando y mejorando nuestras habilidades en investigación en enfermería

P.: En un futuro ¿tienen pensado continuar con esa línea de investigación?

R.: Nuestra intención es seguir trabajando en el tema, porque pensamos que desde la perspectiva de enfermería puede contribuirse con eficacia en la lucha contra la lacra que actualmente supone en nuestra sociedad la violencia machista, especialmente en la educación y en la prevención.

P.: ¿Qué otras posibilidades de investigación existen en esta línea de estudio?

R.: Tenemos claro que en la lucha contra la violencia de género es fundamental la actuación en el ámbito docente, en todos sus niveles, incluyendo el universitario.

Bajo esta idea, estamos planificando talleres en diferentes centros educativos, dirigidos a la prevención primaria, tratando específicamente aquellos componentes y actitudes que los adolescentes han reflejado más interiorizados y aplicando métodos de evaluación que nos permitan valorar la eficacia de nuestras intervenciones. También tenemos en proyecto la realización de un estudio longitudinal de cohortes para conocer el efecto a medio y largo plazo.

enfermería, METAS de Enfermería, Premios Metas 2017, prevención, Violencia de Género

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*