Sanidad ‘cierra’ sus puertas durante el periodo estival

Viernes, 18 de julio de 2014

Año tras año, los servicios de salud de las distintas comunidades autónomas de España proceden al cierre de camas hospitalarias, con una reducción en las intervenciones quirúrgicas y varias limitaciones a las sustituciones del personal sanitario. Todo ello a causa de las vacaciones que, tanto médicos como enfermeros, disfrutan durante la época veraniega.

Según las cifras presentadas por varias consejerías, los datos ofrecidos serán muy parecidos al verano de 2013, cuando se cerraron más de 14.000 camas en todo el país. José Luis Cobos, director del Observatorio Enfermero del Consejo General de Enfermería, comenta que «las listas de espera, que no dejan de crecer, parecen desmentir el informe. Lo que ocurre realmente es que se produce una mayor presión asistencial en las, ya de por sí saturadas, manos de los profesionales sanitarios que trabajan en verano”.

En el caso de la enfermería, en casi todas las comunidades autónomas ronda en torno al 60-70%, con porcentajes superiores en Atención Primaria frente a hospitalaria. Las peores cifras las ofrecen Extremadura y Murcia. En Andalucía, teóricamente se sustituye al 80% del personal sanitario, pero con contratos al 75% de jornada.

Para contrarrestar el cierre, el turismo aparece como salvavidas, especialmente en la parte del mediterráneo, dada la gran afluencia de público (extranjero) que ocupan las poblaciones costeras de Valencia, Andalucía o Murcia, por ello el refuerzo sanitario es más evidente en la zona del levante español. En cambio, en Canarias ocurre todo lo contrario, y resulta curioso que en las islas con mayor número de turistas durante el verano no se considere la necesidad de contar con un mayor apoyo a la hora de sustituir al personal sanitario en sus días de descanso.

Las vacaciones de unos suponen el empleo para otros

Con la llegada del verano, los recien titulados como enfermeros/as aprovechan  el momento para intenrar encontrar su primer trabajo, bien sea como practicas o como sustitución temporal por vacaciones de los considerados ‘fijos’. Anteriormente a la crisis, los servicios sanitarios se rifaban a los estudiantes que acababan de finalizar su Diplomatura en Enfermería.

Ahora la situación ha cambiado de forma radical, ya que «con suerte hay clínicas y hospitales que te llaman, pero cuando empiezas no puedes negarte a nada, porque si lo haces te sacan de la bolsa y es casi imposible que te vuelvan a llamar”, afirma Milagros Moya, que terminó la carrera en 2009.

El futuro no es nada favorable. El asesor del Consejo General de Enfermería comenta que «para los enfermeros que acaban de terminar sus estudios encontrar trabajo en estas fechas es misión imposible, al menos en la sanidad pública se refiere».

Cobos añade que “la única salida factible que les aguarda, lamentablemente, es la emigración”. Sin duda se trata de unas palabras que advierten que todavía queda mucho camino por recorrer.

 

 

 

Consejo General de Enfermería, empleo, estudiantes, sanidad, sustituciones, vacaciones

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*