Sanidad pacta con empresas alimenticias para rebajar una media del 10% el contenido de azúcar, sal y grasa

Miércoles, 23 de enero de 2019

María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad, ha firmado una veintena de convenios con casi 400 empresas alimenticias y de bebidas, con la que se pretende disminuir en un 10% de media el contenido de azúcares, sal y grasas saturadas en sus productos, dentro del Plan de Colaboración para la Mejora de la Composición de los Alimentos y Bebidas y otras Medidas 2020.

Así, de acuerdo con lo expuesto por el ministerio en un comunicado, esta medida afectará a artículos englobados en un total de 13 categorías, como refrescos, cereales de desayuno, bollería y pasteles, galletas, derivados cárnicos, pan envasado, cremas, salsas, platos precocinados, productos lácteos y zumos de frutas.

El objetivo que persiguen desde la institución sanitaria con estas estrategias se basa en la promoción de la nutrición saludable para prevenir el sobrepeso y la obesidad. Por ello, está previsto que este programa tenga una influencia relevante sobre la cesta de la compra de la población y, por ende, en toda la alimentación, ya sea dentro o fuera del ámbito del hogar.

En este sentido, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, España presenta una de las tasas de obesidad más altas del entorno europeo, ya que el 54% de los adultos ha desarrollado sobrepeso y el 17%, obesidad; en la población infantil, las cifras se sitúan en el 40 y 18%, respectivamente. Así, Carcedo ha querido poner de manifiesto, en la citada nota informativa, que la Encuesta Nacional de Salud apunta que en las familias cuyos ingresos superan los 2.200 euros mensuales o más la tasa de obesidad desciende hasta el 4,6%, mientras que en rentas más bajas asciende al 16%.

Esta problemática, ha destacado la ministra, está catalogada de pandemia por la Organización Mundial de la Salud, y aunque Europa cuenta con uno de los niveles de seguridad alimentaria más elevados a nivel global, la obesidad sigue siendo un reto; “no podemos ni debemos escatimar esfuerzos para que los alimentos sean seguros y estén libres de contaminaciones biológicas, químicas o físicas”, ha recalcado. Al mismo tiempo, Carcedo ha reconocido la implicación y la responsabilidad de las empresas firmantes de los convenios, y ha expresado que esta iniciativa constituye un ejemplo de la colaboración entre lo público y lo privado.

Noticias relacionadas

Azúcares, Grasas saturadas, Ministerio de Sanidad, obesidad, Sobrepeso

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*