Semana Europea del Cáncer de Pulmón: “El tabaco es la causa del 92% del cáncer que diagnosticamos”

Jueves, 15 de septiembre de 2022

por Aitana Sánchez Hernández

Durante la pandemia, el principal problema para el cáncer de pulmón estuvo en el retraso diagnóstico, ya que la atención primaria se vio saturada. Otro problema añadido es que la sintomatología de la COVID puede confundirse con los primeros síntomas del cáncer de pulmón. La fatiga, la disnea, la dificultad respiratoria y la tos son algunos de los síntomas comunes de las dos patologías, y mucha gente, con síntomas respiratorios y con sospecha de COVID, no acuden a la consulta del médico por miedo, y, por tanto, no se les ha hecho pruebas necesarias para poder descartar un cáncer de pulmón. En la Semana Europea del Cáncer de Pulmón, hablamos con Allan Sam, jefe del Servicio de Neumología de MD Anderson Cancer Center Madrid, con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la importancia de prevenir, detectar y actuar de forma precoz contra esta enfermedad.

Allan Sam en MD Anderson Cancer Center de Madrid

-Pregunta: ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes del cáncer de pulmón? ¿Estamos confundiendo estos síntomas con la nueva situación de la pandemia?

Respuesta: Los síntomas más frecuentes son disnea con tos productiva o no, pérdida de peso y hemoptisis (emisión de sangre desde el aparato respiratorio). Generalmente se confunde con el Covid a causa de los primeros síntomas: la disnea y la tos. Además de que ambas patologías provocan una mayor fatiga.

-P: Está previsto que este año se diagnostiquen más de 30.000 casos nuevos de cáncer de pulmón, ¿cuáles son las estadísticas respecto a otros años?

R: Los datos no varían, siguen siendo los mismos. El problema que tenemos es la precocidad del diagnóstico. Las medias poblaciones van a ser las mismas mientras la población no deje de fumar la cantidad de tabaco que fuma. Veremos los mismos diagnósticos probablemente en los próximos 5 o 10 años. Los números no cambian, sino la precocidad del diagnóstico.

-P: ¿Cuál suele ser la mayor causa de aparición de un cáncer de pulmón?

R: Tabaco. De forma rotunda. Es la causa del 92% del cáncer que diagnosticamos. Aquí se incluyen fumadores y no fumadores.

-P: Se trata del tercer tumor más incidente en mujeres en 2022, ¿cuál es la comparativa respecto a los hombres?

R: El género no tiene nada que ver y estos datos tienen que ver con la cantidad de tabaco que se consume. Los hombres no son más propensos a desarrollar cáncer de pulmón que las mujeres, pero históricamente han fumado más ellos que ellas. Por ello los números de cáncer de pulmón siempre han sido más altos en hombres que en mujeres. Hasta ahora, momento en que se han equiparado los números porque fuman casi el mismo número de mujeres que de hombres.

-P: ¿Por qué los no fumadores tienen cáncer de pulmón? ¿Es cierto que la polución genera cáncer de pulmón en no fumadores?

R: Puede ser por exposición laboral, donde tenemos el asbesto como principal contaminante; ambiental, por zonas donde haya una alta prevalencia de radón, o tumores idiopáticos, que no tienen una causa habitual, pero son bastante residuales en comparación con el cáncer de pulmón provocado por el tabaco.
Con respecto a la polución, sí, hay un grupo de personas en las que se ha visto que puede afectar, pero generalmente también son fumadoras activas o pasivas. Es verdad que se dice que vivir en el peor día de China equivale a fumarse dos paquetes de cigarrillos al día y que la exposición ambiental a combustibles fósiles, como el diésel, puede provocar mayor incidencia de cáncer. Pero no se puede achacar un alto volumen de casos a estas causas. Sí que se ha relacionado la polución con enfermedades pulmonares como asma o EPOC, pero no vemos mayores incidencias en cáncer de pulmón en gente que vive en grandes avenidas expuesta a estos contaminantes.

-P: Durante la pandemia, el principal problema para este tipo de cáncer estuvo en el retraso diagnóstico, ya que la atención primaria se vio saturada, lo que provocó retrasos en su detección. ¿Ha mejorado este retraso en el diagnóstico?

R: Sí, desde que se han abierto de nuevo los circuitos de cribado y las consultas presenciales con los médicos de cabecera se ha vuelto a realizar diagnósticos en fases más precoces. Además los pacientes ya tienen menos miedo del covid, que es uno de los factores que les alejaba de las consultas.

-P: ¿Qué implica un retraso en el diagnóstico del cáncer de pulmón?

R: Todo. Cuando diagnosticamos el cáncer de pulmón en una fase precoz, cuando el tumor es operable, la intención del tratamiento es curativa. Si ya no están en fase operable, su intención es paliativa, es decir, asumimos que el paciente siempre va a tener cáncer de pulmón. Durante la pandemia vimos casos en estadios 3 y 4, que es muy avanzado.

Noticias relacionadas

allan sam, Cáncer de Pulmón, hombres, mujeres, pandemia, retraso diagnóstico, síntomas, tabaco

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*