Simulacro de atentado terrorista para alumnos del curso de Experto Universitario en Urgencias y Emergencias

Jueves, 22 de junio de 2017

La Escuela Nacional de Protección Civil, situada en la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid, ha sido la sede del simulacro de atentado terrorista con bomba química de cloro, y posterior accidente de autobús, dirigido a los alumnos del curso de Experto Universitario en Urgencias y Emergencias de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud. Este ejercicio constituye uno de los exámenes finales más duros de este tipo de formación. 

El simulacro ha estado compuesto por dos partes. La primera consistió en el ataque terrorista, que ha tenido lugar en dos vagones de metro situados en las instalaciones. Los participantes han sido víctimas hipotéticas de lesiones por la explosión del artefacto y de intoxicaciones por los vapores del cloro. Uno de los puntos clave del ejercicio radica en que las primeras unidades de equipos de urgencias que atendieron a las víctimas no conocían el producto químico en cuestión, por lo que se vieron obligados a colocarse los trajes protectores de descontaminación, que contaban con un equipo de respiración autónomo, antes de actuar.

En esta parte intervinieron la Guardia Civil, en labores de rescate, y el SAMUR-Protección Civil, para tareas de descontaminación con duchas de agua. Una vez finalizada su labor, llegaron los servicios sanitarios. En este sentido, el montaje de las tiendas de atención a los heridos de diversa índole, así como de las duchas, incluía su separación según criterios de movilidad de los mismos; de esta forma, las víctimas clasificadas como «no válidas» eran las que necesitaban ayuda para moverse.

La organización del simulacro, por otro lado, informó de que trasladarían a estas víctimas a hospitales lejanos o centros de salud para no bloquear los hospitales de referencia.

Otra de las pruebas que los estudiantes debían superar en esta área del examen consistió en la fuga de uno de los pacientes, portando una mochila, de la zona de descontaminación, lo que hizo actuar a la Guardia Civil que, gracias al perímetro de seguridad que había establecido, pudo evitar un segundo atentado.

La segunda parte de la prueba, como se ha dicho, estribaba en la colisión de un autobús, con 30 pasajeros, fuera de control con un coche, en el que viajaban tres. Para la realización del simulacro, los alumnos debieron montar tres hospitales de campaña, ya que en esta parte no hizo falta descontaminación, en los que se trataban desde casos críticos, como intoxicaciones con los vapores de cloro, al ser trasladadas las víctimas, una vez descontaminadas, a dichas instalaciones, a lesiones de diversa gravedad, como fracturas.

Después de una hora y 35 minutos de simulacro, todos los heridos, en total, 36, han sido evacuados de la zona, con lo que el ejercicio se da por concluido, habiendo sido enteramente gestionado por los alumnos.

En este simulacro han participado 60 alumnos del curso de Experto Universitario en Urgencias y Emergencias, y más de 500 profesionales de diversos cuerpos de seguridad, como dotaciones de Policía, grupos de la Guardia Civil especializados en Defensa Nuclear, Radiológica, Biológica y Química (NRBQ), SAMMUR-Protección Civil, hasta veinte vehículos asistenciales de emergencias sanitarias, tanto Unidades de Soporte Vital Básico como Avanzado, y dos unidades de bomberos.

José María García del Buen, profesor de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud y coordinador del ejercicio, ha declarado que estos profesionales han tenido que hacer frente una situación de máximo estrés a pesar del caos que se establece en estas, destacando que han respondido en un tiempo récord. Asimismo, ha expuesto que los participantes han tenido que detectar heridos críticos y evaluarlos en el menor tiempo posible, lo que supone todo un reto para los profesionales más bisoños.

Por su parte, Pilar Fernández, vicepresidenta del Consejo General de Enfermería y directora de la Escuela, ha afirmado que, debido a los ataques terroristas que ha sufrido España, el país cuenta con uno de los mejores sistemas de emergencias de mundo, así como con los mejores enfermeros; poniendo de manifiesto que una situación como la que se ha simulado puede producirse en cualquier momento, por lo que este tipo de pruebas ayuda a la coordinación y la preparación de los profesionales, lo que repercutirá en la supervivencia de las víctimas.

alumnos, Atentado terrorista, Colisión de autobús, Escuela Nacional de Protección Civil, simulacro

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*