Un 70% de la población presenta algún signo o síntoma de enfermedad venosa crónica

Viernes, 2 de marzo de 2018

En los últimos años el número de pacientes afectados por enfermedades venosas ha ido en aumento. El factor hereditario resulta determinante aunque también se debe a otras causas como el sedentarismo creciente entre la población y el predominio de determinados trabajos que obligan a situaciones posturales que agravan la enfermedad.

“Tan malo es estar de pie, parado, de forma prolongada, como, por ejemplo, ocurre a los profesionales de peluquería, hostelería, enseñanza, como estar sentado durante horas delante de un ordenador”, señala el Dr. Agustín Arroyo Bielsa, jefe de servicio de la Unidad de Angiología, Cirugía vascular y Endovascular del Hospital Vithas Nuestra Señora de América.

La enfermedad venosa crónica es una patología que engloba un conjunto de signos y síntomas secundarios a un deficiente funcionamiento del árbol venoso de las piernas. Como explica el Dr Arroyo, “existen diferentes grados de afectación, por ello desde hace años contamos con una clasificación llamada CEAP que agrupa a los enfermos en 7 categorías: desde aquellos que tienen síntomas sin signos, a los que presentan úlcera abierta, pasando por varículas, varices, edema, lesiones tróficas o úlcera cicatrizada”.

Los especialistas insisten en la necesidad de diagnosticar y tratar la enfermedad venosa crónica ya que, al margen del factor estético, se trata de una patología crónica y progresiva en la que el factor hereditario resulta determinante.

enfermería, enfermeros, Hospital Vithas Nuestra Señora de América, investigación, pacientes

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*