Un hospital cumple la última voluntad de un paciente

Martes, 11 de abril de 2017

Carsten Flemming, un paciente ingresado en un centro sanitario de Dinamarca, a quien le quedaban pocas horas de vida y por el que médicamente no se podía hacer nada, fue atendido en el Hospital Universitario de Aarhus.

A pesar de que dentro del espacio en el que se encontraba Carsten no se puede fumar, este, como última voluntad antes de perder la vida, pidió un cigarrillo mentolado y una copa de vino blanco y tanto la familia del paciente como los médicos y enfermeras coincidieron en que cumplir su última voluntad era “más importante que el tratamiento, la prevención y las normas contra el tabaco”.

Flemming había sido ingresado hacía unos días con una ruptura de aneurisma de aorta y, como estaba demasiado enfermo para someterse a cirugía, era cuestión de horas antes de que muriera por una hemorragia interna.

Por este motivo, movieron su cama hasta un balcón, donde pudo disfrutar del cigarrillo, la copa fresca y la hermosa puesta de sol con su familia, según dio a conocer el propio centro hospitalario.

Carsten Flemming, cigarro, copa de vino, Hospital Universitario de Aarhus, paciente terminal, última voluntad

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*