Un paciente ingresado en el Hospital Vall d´Hebron se casa con su pareja gracias a la colaboración de los sanitarios

Martes, 28 de septiembre de 2021

Francisco, un paciente ingresado en Neumología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, se ha casado con su pareja el jueves en la planta de hospitalización, después de que el juez haya autorizado la ceremonia, que se ha celebrado por videollamada.

Boda en el Hospital Vall d´Hebron
Boda en el Hospital Vall d´Hebron

La pareja se ha casado como dictan los cánones: él, ataviado con levita, pajarita y camisa blanca, además de los apósitos imprescindibles para sus curas, y ella con un vestido blanco, sencillo pero no exento de detalles románticos, y un ramo de rosas blancas.

El personal de enfermería, celadores, médicos y auxiliares se han implicado en la ceremonia de Francisco y su pareja y han ayudado en la decoración de una de las salas de descanso de la planta en la que está ingresado el paciente.

Los sanitarios, emocionados ante este hecho tan poco habitual en su entorno de trabajo, han forrado las sillas, han preparado serpentinas y confeti con trozos de bata estéril y han ayudado a peinarse a la novia para la ceremonia, que ha contado con la presencia de dos testigos.

El personal de la limpieza también ha ayudado en el evento y han desinfectado la sala en la que se ha celebrado la boda.
La música ha sido especial, ya que el novio es técnico de sonido y ha trabajado con grupos como Ojos de Brujo, el guitarrista Pedro Javier González, Antonio Restucci y muchos artistas flamencos.

Él mismo es músico aficionado y ha querido que en la ceremonia de su boda sonara la canción «Take It To The Sun», de Martin Oxford, a través de un ordenador con altavoces. Una doctora residente ha leído la carta de San Pablo a los corintios, del Nuevo Testamento, muy habitual en las bodas.

«El amor es paciente, el amor es servicial y no tiene envidia; el amor no presume ni se envanece; no es grosero ni egoísta; no se irrita, no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia sino que goza con la verdad. Disculpa sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites», dice la epístola.

Una jueza ha oficiado por videollamada la boda civil de esta pareja, a la que los profesionales de Vall d’Hebron han llevado un ramo de flores y un pastel. Cocineros y auxiliares de hostelería del hospital han colaborado con un menú especial para Francisco y su esposa.

Jordi Mitjà | Enfermería Blog

Para consultar la publicación original puede seguir este enlace.

Boda, expertos, Hospital Vall d’Hebron, humanización, pacientes hospitalizados

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*