Un proyecto de registro de opiáceos, premiado por la Escuela de Enfermería Gimbernat

Lunes, 4 de junio de 2018

El proyecto RecuMed de registro de opiáceos, diseñado por Sara Chacón, Paula Collado, Tamara Millán y Ana Trashorras, estudiantes de la Escuela de Enfermería Gimbernat, ha sido premiado como el más innovador y viable dentro de la sexta edición del programa Open Thinking, puesto en marcha por la propia institución universitaria.

Así, informan desde la escuela en una nota de prensa, dado el escaso nivel de seguridad con el que cuentan los profesionales enfermeros en el acceso a este tipo de materiales, estas alumnas han diseñado una caja hermética que facilita el almacenaje y el recuento eficaz de estos fármacos, lo que redunda en la seguridad y en la optimización del tiempo del personal de enfermería, además de evitar pérdidas económicas a los centros sanitarios.

De esta forma, RecuMed ha sido galardonado, como se ha dicho, como el proyecto más innovador y el que propone un plan de negocio más viable, y, por lo tanto, ha sido seleccionado para participar en el programa Explorer, del Banco Santander, en el que las estudiantes premiadas podrán concretar su proyecto, a lo largo de los cinco meses que abarca, para promover su puesta en marcha.

Asimismo, el jurado de Open Thinking ha elegido como finalistas de su sexta edición a los diseños PacmeSound, un sistema de información sobre los avisos en el transporte público para las personas con problemas de audición, y Cconfort, una herramienta para mejorar el diseño de las cuñas de los hospitales.

En este sentido, el primero de estos proyectos ha sido ideado por las estudiantes Ana Cerezuela, Mireia Cuevas, Paula Casado, Edurne Ferrer y Cristina Gúell, y consiste en una aplicación para móviles mediante la que informar, a través de una alerta de texto, a las personas con dificultades auditivas sobre los posibles comunicados que se puedan producir en el transporte público mientras se esté utilizando.

Por su parte, Cconfort, desarrollado por las alumnas Vanesa Esteban, Marcela Altamirano y Talia de Gomar, tiene como finalidad reducir el esfuerzo físico que realizan los profesionales enfermeros y aumentar la comodidad y disminuir la fricción de la piel de los pacientes que precisen utilizar una cuña durante su ingreso hospitalario, lo que genera malestar y ansiedad en el 90% de los casos, apunta la Escuela de Enfermería Gimbernat en la citada nota informativa.

A esta edición del programa Open Thinking, destacan, se presentaron un total de siete proyectos relacionados con el emprendimiento, y desarrollados en torno a los conceptos de innovación y originalidad, atractivo comercial y viabilidad técnica. El jurado del certamen ha seleccionado a los tres trabajos finalistas, además, por su diferenciación con otros productos existentes en el mercado, por la respuesta a problemas reales y por su utilidad.

Noticias relacionadas:

Enfermeras desarrollan un sistema de diferenciación de los tubos de medicación

Noticias relacionadas

enfermería, enfermeros, Escuela de Enfermería Gimbernat, estudiantes, innovación, Opiáceos

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*