Unidad de Trastornos de la Alimentación, la enfermería de la anorexia y la bulimia

Martes, 18 de octubre de 2016

La labor del profesional enfermero en una unidad de trastornos alimentarios abarca desde la preparación de la medicación, la atención tanto física como psiquiátrica del paciente, así como talleres sobre técnicas de relajación, educación sanitaria individual y grupal. Beatriz Membrilla es enfermera de la Unidad de Trastornos de la Alimentación del Hospital Universitario Santa Cristina (Madrid), donde desarrolla su labor desde hace tres años.

beatriz-membrillaPregunta. ¿Cuáles son las principales funciones de una enfermera que trabaja en el área de los trastornos de la alimentación?

Respuesta. En nuestra unidad las enfermeras trabajamos con los pacientes desde un enfoque bio-psico-social .Semanalmente les hacemos una entrevista en la que evaluamos su salud física, mental y los aspectos sociales que puedan influir en su enfermedad.

La salud física generalmente se ve muy afectada. Evaluamos las ingestas de líquidos y sólidos que han hecho a lo largo de la semana, el patrón de eliminación, de sueño y de ejercicio y el consumo de sustancias que puedan ser perjudiciales para su salud (laxantes diuréticos, productos de herbolario…). En este momento aprovechamos para impartirles Educación para la Salud, de forma individualizada, incidiendo sobre los problemas que hemos detectado, para que tomen conciencia de ellos y vayan modificando conductas.
También les hacemos controles de peso, de constantes, ECG y analíticas. Nos encargamos, también, de preparar y administrar la medicación y de atender las posibles urgencias físicas (hipoglucemias, crisis comiciales, etc.) o psiquiátricas (crisis de ansiedad, brotes psicóticos).

Todas las semanas impartimos dos grupos terapéuticos dirigidos por los profesionales de Enfermería. En el de técnicas de relajación empleamos diferentes métodos, como puede ser la relajación progresiva de Jacobson, el entrenamiento autógeno de Schultz y la relajación con música. En el segundo grupo, de educación sanitaria, abordamos problemas relacionados con su enfermedad, para que aprendan a identificar signos y síntomas y que conozcan las repercusiones orgánicas que pueden tener (osteoporosis, anemia, salud bucodental, enfermedades de transmisión sexual, entre otras).

Recientemente hemos introducido un nuevo grupo de musicoterapia en el que trabajamos la cohesión de grupo, la capacidad de expresar sentimientos, la expresión corporal y la conciencia del cuerpo. También les pedimos que cada semana reflexionen sobre las cosas positivas que les han pasado, las escriban y tomen conciencia de ellas. Los pacientes van pactando con el equipo de Enfermería y adquiriendo compromisos que revisamos semanalmente con ellos, de forman que vayan modificando conductas para mejorar su salud.

P. Tanto los casos de anorexia como de bulimia nerviosa han ido aumentando con el paso de los años. ¿Qué perfil de paciente es el que más trata?

R. La Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) del Hospital Universitario Santa Cristina se inauguró en el año 2006. Constituyó una iniciativa del Pacto Social contra la Anorexia y la Bulimia de la Comunidad de Madrid. El régimen de Hospital de Día atiende a pacientes mayores de 18 años con TCA, con fracaso de otros tratamientos previos, derivados de otros centros o servicios de salud mental o psiquiátricos.

En cuanto al aparente aumento de casos, no hay datos que permitan afirmarlo con total seguridad; son trastornos que siempre han estado presentes pero que, en la actualidad, se han dado a conocer al público, lo que ha hecho que los pacientes busquen ayuda sabiendo que pueden tener respuestas efectivas y que existe un tratamiento que puede ayudarles.

Por lo que se refiere a los pacientes que ingresan en nuestra unidad no podemos hablar de un “paciente tipo”. Aunque son trastornos que se suelen asociar a las mujeres, cada vez son más los varones que tratamos; por edades, hemos atendido a pacientes desde los 18 años, hasta mayores de 60. Tampoco hay un nivel sociocultural ni económico determinado y las patologías psiquiátricas asociadas al TCA son muy variadas. En la unidad tenemos establecidos dos turnos: uno para anorexia y otro para bulimia y otros trastornos de la conducta alimentaria. Los dos cuentan con el mismo número de plazas y la demanda en ambos es similar.

P. ¿Cuáles son las causas físicas y psicológicas por las que un paciente debe ingresar en un centro especializado?

R. Los pacientes que acuden la Unidad del Hospital de Día son pacientes que requieren un tratamiento más complejo que el que les pueden proporcionar su centro de salud mental y no han respondido a terapias previas.

Como parte del tratamiento, los pacientes tienen el comedor terapéutico, en el que hacen una serie de ingestas pautadas por las nutricionistas y con vigilancia, para que se cumplan determinadas condiciones (aprender a comer en público, normas de comensalía, en un tiempo adecuado, en su orden, terminando cada ración y sin que la comida sea nunca el tema de conversación). El ingreso en el centro y estas comidas proporcionan a los pacientes nuevas habilidades relacionadas con una buena alimentación y unas normas de comensalía que no han tenido o han perdido por su enfermedad.

Además, su ingreso permite asegurar que sigue la pauta de medicación prescrita por su médico, algo que, en ocasiones, no hacen en su casa.

P. La Enfermería psiquiátrica centrada en las conductas alimentarias no se basa solo en el cuidado de los pacientes, sino que supone llevar a cabo una reeducación alimentaria tanto de pacientes como de los familiares que conviven con este ¿Qué métodos son los que se utilizan para ellos? ¿Existe alguna terapia conjunta entre pacientes o son consultas individualizadas?

R. En la Unidad de Trastornos del Comportamiento Alimentario de nuestro hospital los tratamientos son fundamentalmente grupales y hay terapias en las que se incluye también a la familia, aunque los grupos que impartimos los enfermeros son exclusivamente de pacientes. Las enfermeras no tratamos directamente con los familiares, otros profesionales de la UTCA sí trabajan con ellos de forma grupal e individual, como parte fundamental del tratamiento y de la propia vida de los pacientes. La reeducación alimentaria la llevamos a cabo las enfermeras, junto con los nutricionistas y las auxiliares de la unidad.

P. ¿Cuál es el porcentaje de recuperación en este tipo de pacientes? Una vez ha sido dado de alta, ¿de qué manera se realiza el seguimiento?

R. La recuperación es mayor en los casos de bulimia que en los de anorexia. Hay que tener en cuenta que la recuperación depende mucho de la comorbilidad con otros trastornos psiquiátricos asociados a los trastornos de la conducta alimentaria (depresión mayor, trastornos de la personalidad, abuso de sustancias, etc.). El tratamiento en nuestra unidad, en cualquiera de los dos casos, tiene una duración media de un año. Una vez que el paciente deja el Hospital de Día se realiza un seguimiento en consulta externa durante el tiempo que se estime oportuno; pasado este tiempo, el paciente es derivado a su centro de salud mental de referencia.

Anorexia, Bulimia, Enfermería psiquiátrica, Hospital Universitario Santa Cristina, TCA, Trastornos de la alimentación, Trastornos de la Conducta Alimentaria

0 Respuestas a “Unidad de Trastornos de la Alimentación, la enfermería de la anorexia y la bulimia”

  1. Soy Erica Orrego Castañeda, estudiante de VI semestre de Enfermeria profesional de la Universidad Libre de Pereira/Colombia. Estoy realizando un proyecto de investigación sobre los trastornos alimenticios en los adolescentes y la importancia que tiene el apoyo familiar durante el tratamiento, en dicho proyecto he realizado un cuestionario, el cual les solicitaría muy amablemente que lo valoren en su calidad de experto.

  2. Buenos días, Erica. Nosostros somos un medio de comunicación, nos limitamos a difudir la información de la que disponemos.
    Muchas gracias por el interés.
    Reciba un cordial saludo.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*