3
Aladefe

Aladefe

ENERO 2017 N° 1 Volumen 7

Percepciones de los estudiantes sobre el portafolio como instrumento de evaluación de las prácticas clínicas

Sección: Originales

Cómo citar este artículo

García-Carpintero Blas E, Siles González J, Martínez Roche ME, Martínez Miguel E, Manso Perea C, Tovar Reinoso A. Percepciones de los estudiantes sobre el portafolio como instrumento de evaluación de las prácticas clínicas. Rev. iberoam. Educ. investi. Enferm. 2017; 7(1):11-20.

Autores

1 Eva García-Carpintero Blas, 2 José Siles González, 3 Mª Emilia Martínez Roche, 4 Esther Martínez Miguel, 5 César Manso Perea, 6 Alberto Tovar Reinoso

1 Doctora en Enfermería. Coordinadora Estudiantes de la Escuela Universitaria de Enfermería (EUE) de la Cruz Roja de Madrid (España).
2 Enfermero, Doctor en Historia. Catedrático de la Facultad de Ciencias de la Salud. Universidad de Alicante (España).
3 Enfermera, Doctora en Pedagogía. Profesora Titular Facultad de Enfermería de la Universidad de Murcia (España).
4 Doctora en Enfermería. Coordinadora Docencia y Relaciones Institucionales de la EUE de la Cruz Roja Madrid (España).
5 Máster en Gestión de la Documentación, Bibliotecas y Archivos. Licenciado en Documentación. Bibliotecario y profesor colaborador de la EUE de Cruz Roja (España).
6 Doctor en Enfermería. Coordinador Académico de la EUE de la Cruz Roja de Madrid (España).

Contacto:

Email: egablas@cruzroja.es

Resumen

Introducción/objetivo: la evaluación de las prácticas clínicas en enfermería es una parte fundamental en la medida que retroalimenta a los profesores y a los estudiantes sobre la eficacia del proceso de enseñanza-aprendizaje y sobre la adquisición de competencias. Una de las posibles estrategias que se están utilizando para la misma es el portafolio. Su uso como metodología de evaluación se considera la alternativa ideal, ya que permite una valoración continua del conocimiento, habilidades y actitudes de los estudiantes, reflejando la evolución de su aprendizaje.
El objetivo es conocer la percepción de los estudiantes acerca de las ventajas e inconvenientes de la utilización del portafolio de prácticas como instrumento de evaluación de las mismas.
Material y métodos: estudio descriptivo cualitativo, la recolección de los datos se llevó a cabo a través de los portafolios y los cuestionarios de los estudiantes de enfermería de 4º curso de la Escuela Universitaria de Enfermería Cruz Roja (España), que realizaron prácticas durante curso 2103-2014.
Resultados: los estudiantes consideran al portafolio como un método de evaluación que permite conocer no solo lo que han aprendido, sino también cómo se ha producido el aprendizaje, para emitir una valoración ajustada a la realidad.
Discusión: dichos resultados concuerdan con los obtenidos en muchas universidades donde es considerado una opción válida frente a los métodos tradicionales, para una evaluación sumativa y formativa.
Conclusiones: los estudiantes perciben que el portafolio es un buen instrumento de evaluación para las prácticas, aunque continúa teniendo algunas limitaciones como el tiempo y el esfuerzo empleado en su elaboración.

Palabras clave:

educación enfermería ; evaluación ; prácticas clínicas ; estudiantes ; aprendizaje

Title:

Student perceptions on portfolio as an assessment tool for clinical practical learning

Abstract:

Introduction: evaluation of clinical practical learning in nursing is a very important item because of the feedback to teachers and students on the efficacy of the learning process and on competence acquisition. Portfolio is one of the alternative strategies being used for such an assessment. Its use as an assessment method is seen as ideal because it allows a continued evaluation of knowledge, skills, and attitudes of students, and reflects their learning process.
Purpose: to assess students' perception on advantages and disadvantages of practical lessons portfolio use as an evaluation tool.
Material and methods: a qualitative descriptive study was performed. Data collection was based on portfolios and questionnaires completed by 4th year nursing students in Red Cross School of Nursing participating in practical learning over the academic year 2103-2014.
Results: students consider portfolio to be an assessment method allowing them to know what they have learnt as well as how the learning process has occurred, in order to make an assessment based on real facts.
Discussion: such findings are consistent with those found in many universities, where this is a valid option as an alternative to traditional methods, for a summative and educational assessment.
Conclusions: according to students perceptions, portfolio is a useful assessment tool for practical learning, but some limitations persist regarding time and efforts needed to use it.

Keywords:

Nursing education; evaluation; clinical clerkship; student; learning

Portugues

Título:

Percepções dos estudantes sobre o portfólio como instrumento de avaliação das práticas clínicas

Resumo:

Introdução/Objetivo: a avaliação das práticas clínicas em enfermagem é uma parte fundamental, na medida, que retroalimenta a aos professores e aos estudantes sobre a eficácia do processo de ensino-aprendizagem e sobre a aquisição de competências. Uma das possíveis estratégias que se estão usando para a mesma, é o portfólio. Seu uso como metodologia de avaliação se considera a alternativa ideal já que permite uma valoração continua do conhecimento, habilidades e atitudes dos estudantes traduzindo a evolução de sua aprendizagem.
Objetivo: conhecer a percepção dos estudantes sobre as vantagens e desvantagens da utilização do portfólio de práticas como instrumento de avaliação das mesmas.
Material e Métodos: estudo descritivo qualitativo, a coleta de dados se realizou por meio de portfólios e os questionários dos estudantes de enfermagem do 4º curso da Escola Universitária da Cruz Vermelha, de Madrid, Espaha, que realizaram sua prática durante o curso 2013-2014.
Resultados: os estudantes consideraram o portfólio como um método de avaliação que permite conhecer não somente o que tem aprendido mas também como se tem produzido a aprendizagem por meio das produções realizadas, para emitir uma valoração o mais ajustada possível à realidade, o que é muito difícil de obter com outros instrumentos de avaliação mais tradicionais que contribuem com uma visão fragmentada.
Conclusões: se concluí que os estudantes percebem que o portfólio é um bom instrumento de avaliação para as práticas mesmo que continue tendo algumas limitações como o tempo e esforço utilizados na sua elaboração.

Palavras-chave:

educação em enfermagem; avaliação; estágio clínico; estudantes; ensino

Introducción

En el momento actual se pretende que el eje de la docencia no sea la enseñanza sino el aprendizaje, en el cual se tenga en cuenta todo el proceso que el estudiante lleva consigo para conseguir la adquisición del conocimiento. Zabala (1) señala que este cambio en la enseñanza obliga a convertir la evaluación de competencias en el punto de mira de la evaluación del aprendizaje. En este contexto se reclaman instrumentos que faciliten y sistematicen el proceso de seguimiento, permitiendo la mejora de los procesos de aprendizaje y evaluación. Buscarlos constituye uno de los requisitos imprescindibles a la hora de promover la enseñanza.

En la formación enfermera un aspecto importante es el desarrollo y adquisición de competencias a través de las prácticas clínicas. Durante las mismas, los estudiantes deben aplicar los conocimientos aprendidos en la enseñanza teórica a situaciones concretas del cuidado. Su evaluación es decisiva para la formación, en la medida que retroalimenta a los profesores y a los estudiantes sobre la eficacia del proceso de enseñanza-aprendizaje y sobre la adquisición de competencias (2).

En los últimos años se vienen desarrollando diversas experiencias innovadoras en la introducción de metodologías evaluativas en el contexto de la práctica clínica de enfermería. Sin embargo, los métodos utilizados han potenciado en muchas ocasiones el aprendizaje reproductivo más que la construcción del conocimiento (3). Por ello, la introducción de herramientas de aprendizaje y evaluación continuada durante el practicum son necesarias para convertir a los estudiantes en protagonistas de su proceso de enseñanza-aprendizaje, de forma reflexiva y crítica, estableciendo un sistema de retroalimentación dirigido por el profesor, que les facilite formarse como profesionales de la salud cualificados.

Una de las posibles estrategias que se están utilizando es el portafolio. Su uso como metodología de evaluación se considera la alternativa ideal ya que permite una valoración continua del conocimiento, habilidades y actitudes de los estudiantes, reflejando la evolución de su aprendizaje. El portafolio no es una mera recopilación de distintas tareas, sino un método de enseñanza, aprendizaje y evaluación, que consiste en la aportación de producciones a través de las cuáles se pueden determinar la adquisición de competencias y habilidades de una materia. Todo ello implica una reflexión, una recogida de experiencias que permiten acercar su realidad a la persona destinataria del mismo. Aunque sea un recurso metodológico con características concretas, existen múltiples modalidades que responden a distintos fines (Tabla 1).

Desde el punto de vista teórico y epistemológico, tiene un enfoque constructivista del aprendizaje. Esta visión que subyace del docente está acorde con una concepción de la enseñanza centrada en los procesos cognitivos, con el papel activo de los protagonistas y con la concepción de la evaluación como un instrumento formativo y de mejora. También se basa en los presupuestos de Schön (4) sobre la práctica reflexiva. Desde estos presupuestos integrados en la tendencia denominada reflexión en la acción, los profesionales y los estudiantes analizan los pensamientos que se derivan de sus acciones en la práctica.

Inicialmente se utilizó como sistema de evaluación para realizar una evaluación continua del estudiante, pronto se evidenció que sus implicaciones iban más allá del sistema de evaluación, ya que suponía un diseño metodológico y didáctico muy interactivo donde el protagonismo recaía sobre todo en el estudiante (5). Múltiples experiencias dan fe del potencial de este recurso como procedimiento de evaluación tanto formativa como sumativa (6-10). En general, los resultados obtenidos por los estudiantes que utilizaban este recurso son más satisfactorios con respecto a aquellos que no lo utilizaban (7). Existe un interés creciente en su uso para evaluar el progreso del estudiante de enfermería en áreas tales como el pensamiento crítico, resolución de problemas y la comunicación. La revisión de la literatura indica que la mayoría de los artículos publicados se centran en su uso como un método para evaluar los resultados individuales del curso y/o competencias de distintas materias de los estudiantes de enfermería tanto en el ámbito de pregrado como de posgrado (11-15). En el ámbito de las prácticas clínicas la producción científica es más escasa, especialmente en España. Se ha utilizado para que el estudiante reflexione sobre la propia práctica gestionando su progreso competencial (16,17) y como herramienta evaluativa en las prácticas clínicas (18-20). Por estas razones, y partiendo de este convencimiento, se plantea implantar un portafolio de prácticas clínicas para conocer la percepción de los estudiantes acerca de las ventajas e inconvenientes de su utilización como instrumento de evaluación de las mismas.

Metodología

Diseño

Estudio descriptivo e interpretativo con un abordaje cualitativo.

Población y contexto

Los participantes elegidos son 45 estudiantes de 4º curso del Grado de la Escuela Universitaria de Enfermería de Cruz Roja (Madrid, España) que cursan sus prácticas clínicas en curso 2013-2014, que hayan superado todos los créditos del curso anterior y se encuentren de acuerdo en participar en el estudio (previa firma de consentimiento informado).

Instrumentos

Se han utilizado dos instrumentos: el portafolio elaborado por los estudiantes en prácticas clínicas y un cuestionario final de preguntas abiertas respecto al proceso en cuestión, que permiten la expresión subjetiva del estudiante. La detección de los datos vino determinada por la saturación teórica estando el fenómeno suficientemente descrito, es decir, la imposibilidad de encontrar datos que aportasen nuevas relaciones entre categorías o nuevas propiedades.

Portafolio de prácticas
Para el diseño del portafolio (Tabla 2) se tuvo en cuenta la revisión bibliográfica realizada. Se ha pretendido recoger evidencias que reflejen tanto el proceso y los productos alcanzados por los estudiantes durante sus prácticas, como la reflexión realizada sobre su propio aprendizaje. Además, las tareas se eligieron relacionándolo con los objetivos de aprendizaje a conseguir en los rotatorios de prácticas (Tabla 3).

Durante su estancia clínica, cada estudiante tiene asignado un tutor académico que realiza su seguimiento a través de visitas-tutorías semanales, en coordinación con el tutor profesional de cada centro sanitario. Se ha adoptado una evaluación con doble perspectiva: la de individualizar cada uno de las evidencias o tareas (contenido) y la de considerar el conjunto de la colección (continente). Se ha llevado a cabo una evaluación formativa del aprendizaje durante el proceso de construcción de cada portafolio a través de tutorías y una evaluación sumativa a través de una valoración y revisión final.

Cuestionario
Aunque normalmente se utiliza para las investigaciones educativas de corte eminentemente cuantitativo, también puede prestar un importante servicio a la investigación cualitativa, puesto que las preguntas escritas exigen respuestas escritas, suministrando información sobre las percepciones de los participantes. Las preguntas se han diseñado con base en la revisión de la literatura acerca del fenómeno de estudio, enunciándose de forma clara y neutral, dirigidas a comprender la opinión de los estudiantes (Tabla 4).

Análisis de datos

Para tratar este tipo de datos se ha utilizado el análisis de contenido, ya que da una perspectiva más profunda de las interacciones y opiniones recogidas de los estudiantes, teniendo en cuenta el contexto en el que se producen. El proceso fue el siguiente: primeramente, la preparación de los documentos primarios que son la base del análisis, es decir, los “datos brutos”, para posteriormente identificar las citas “Quotations”. A continuación, se realizó la codificación con la catalogación-etiquetación de los fragmentos mediante palabras clave, lo que implica el siguiente nivel de reducción de datos. Se detectó las categorías emergentes del estudio interpretativo de las percepciones de los estudiantes sobre la utilidad del portafolio como instrumento de evaluación recogidas en los cuestionarios.

Para la elaboración del estudio, se contó con la autorización del Comité de Ética y de Investigación de la Universidad Autónoma de Madrid con número de registro CEI 55-987. Se enfatizó que su participación era libre y voluntaria, garantizándoles su derecho a abstenerse y retirar su participación en cualquier momento, así como en el manejo confidencial de la información obtenida. De tal forma, que los estudiantes que participaron lo realizaron de manera voluntaria e informada firmando previamente el consentimiento informado.

Resultados

El portafolio como instrumento de evaluación

En esta categoría se recogen las impresiones de los estudiantes sobre el portafolio como sistema de evaluación de sus prácticas. Consideran que es positivo que la evaluación se encuentre distribuida entre los distintos actores que intervienen durante su aprendizaje, incluyéndose a sí mismos mediante la autoevaluación:

“Sí considero que sea un buen complemento de evaluación. De esta manera todo el peso de la nota final no cae sobre los hombros del tutor de prácticas, sino que es compartido con el tutor académico. Este no pasa día a día contigo y, por lo tanto, no se imagina tus vivencias o experiencias al respecto”. C8

También indican que es un recurso de evaluación completo debido al fomento de la reflexión y el pensamiento crítico que les ha  desarrollado paralelamente y que indirectamente les facilita el aprendizaje en prácticas clínicas:

“Considero que es un buen recurso, pues como ya he comentado es muy completo mezclando la autorreflexión con el pensamiento crítico”. C23

Pero opinan que una de las limitaciones que tiene el recurso, y que puede ser una desventaja es la posible subjetividad encontrada por parte del tutor al evaluar el portafolio, por ello consideran importante hacer muy explícitos los criterios de evaluación:

“Personalmente considero que el portafolio constituye un buen método, sin embargo, no deja de estar sujeto a la subjetividad y la opinión del tutor sobre tu experiencia, que por muy detallado y trabajado que se plasme en un papel las experiencias subjetivas son propias de cada uno y si no lo considera oportuno probablemente se tendrá una mala evaluación”. C21

Ventajas e inconvenientes del portafolio

En esta categoría se recogen las aportaciones y ventajas que han supuesto el portafolio para los estudiantes, así como los aspectos que les han presentado alguna dificultad o limitación, su opinión sobre las actividades que lo engloban y las sugerencias para optimizar el portafolio y su implementación. En general, lo identifican como un trabajo interesante y motivador, ya que les ofrece la ventaja de poder indagar sobre temas que les resultan interesantes de la práctica.

“Ha sido entretenido e interesante, ya que había un rango de libertad para elegir la situación, tema, protocolo o programa de educación para la salud por lo que al hacerlo de algo que te interesa o te gusta hace que le pongas más atención y le dediques más tiempo, así como tener unos resultados más favorables”. C1

Manifiestan que les ha facilitado identificar sus propios logros y errores cuando se encontraban en prácticas, planteándose propuestas de mejora al identificarlos y, en consecuencia, conociéndose mejor a ellos mismos:

“Te ayuda a iniciar un autoconocimiento de ti mismo, identificando tus errores y haciéndote consciente de tus puntos fuertes”. C4

Reflejan que gracias a la reflexión y pensamiento crítico que les ha fomentado tienen una visión más holística, brindando cuidados de mayor calidad ya que se cuestionan sus acciones antes de realizarlas.

“Me ha permitido desarrollar no solo algunas de las competencias generales de la profesión, sino también las capacidades más específicas como poder ayudar al paciente a reconocer los factores que influían en el proceso de su enfermedad aplicando el proceso de enfermería, registrando, evaluando, gestionando y documentado adecuadamente. Dando la información oportuna y garantizando la seguridad del paciente”. C11

También refieren aportaciones en el ámbito personal, encuentran beneficios como poder escribir sobre sus sentimientos, emociones, etc., y hacer una autorreflexión:

“Si no fuera por la realización del portafolio, no sé hasta qué punto sería consciente de toda la parte psíquica, emocional y, sobre todo, del camino de superación personal que llevan detrás todos los periodos de prácticas”. C4

Pero también exponen que han tenido dificultades para su realización, tales como la falta de tiempo y mayor esfuerzo por la carga de trabajo, la dificultad para poder expresar lo que deseaban y la necesidad de buscar información que les suponía un tiempo extra:

“Requiere de tiempo y de capacidad de reflexión, al principio resulta algo complicado ya que no dispones de suficientes habilidades ni personales ni profesionales”. C22

Sobre las actividades que incluyen el portafolio, de forma casi general, han contestado que se encuentran satisfechos con cada una de ellas, viendo una clara relación entre las actividades a realizar y las competencias a alcanzar.

“Creo que las actividades están bien planteadas y que se adaptan de manera perfecta a los periodos de prácticas y a sus características, no añadiría ni modificaría, por tanto, ninguna de ellas”. C4

Sobre qué actividad les ha motivado más y con cuál se han sentido más cómodos, han respondido principalmente que el informe final de prácticas ya que es donde exponían sus sentimientos y autorreflexiones:

“La última, la de la reflexión final, porque me gusta mucho reflexionar sobre mi recorrido, ver lo positivo y negativo de las cosas, y me parece muy importante la autocrítica para mejorar como persona y profesional”. C24

Discusión

Los estudiantes afirman que es una metodología de evaluación adecuada para las prácticas, ya que no todo el peso de la nota recae en la evaluación del tutor profesional, también tiene un peso su autoevaluación y el tutor académico, quién evalúa el portafolio. Al tratarse de una evaluación extensiva no puntual permite conocer y evaluar en su totalidad el progreso y el proceso seguidos, es decir, permite un mejor conocimiento del estudiante y de los mecanismos de aprendizaje puestos en juego. En la misma línea Ruiz y Loayssa (21) afirman en su estudio que el desarrollo de la formación de los residentes mediante el portafolio sirve como evaluación formativa y sumativa. Sin embargo, McMullan (22) considera que su utilización como instrumento de evaluación condiciona el aprendizaje, de manera que pone en duda la utilización dual del mismo, destacando que es más necesario para promover la autonomía del estudiante que como medida de evaluación.

Por otro lado, Canalejas (23) argumenta que permite identificar los puntos fuertes y débiles del estudiante, opinión que se contrapone a la de algunos autores que consideran que puede ofrecer una imagen distorsionada de sus debilidades y fortalezas (24) y a la de otros que resaltan que en ocasiones el estudiante escribe lo que el profesor quiere oír (25). En el presente estudio, los estudiantes afirman que les ha permitido identificar logros, aspectos que mejorar durante sus prácticas y propuestas para superarlos. Estos resultados concuerdan con los obtenidos en muchas facultades de medicina donde es considerado una opción válida frente a los métodos de evaluación tradicionales (26,27). Otros autores sostienen que el portafolio permite evaluar competencias difíciles e imposibles de estimar de otro modo como la capacidad de reflexión, el pensamiento crítico y la creatividad, el autoaprendizaje, aspectos que han sido tratados en los portafolios de nuestros estudiantes (28). Romero y Crisol (29) afirman que es una de las mejores herramientas utilizadas para desarrollar las competencias en estudiantes, permitiendo a los docentes conocer exactamente el nivel alcanzado, además de documentar el desarrollo de ciertas competencias transversales. Pero, sobre todo, permite conocer el proceso seguido por los estudiantes que debe ser el primer paso para poder mejorar su proceso de aprendizaje.

Sin embargo, también se han destacado aspectos negativos como que se puede caer en una evaluación subjetiva. La amplitud y variedad de evidencias que puede presentar un portafolio y las diferencias que se manifiestan entre ellos pueden dificultar la tarea de evaluarlos. En otros estudios se ha recogido falta de seguridad por no saber si se detecta de forma apropiada el proceso de aprendizaje, poniéndole una calificación coherente (30,31). Desde nuestro punto de vista, y en concordancia con autores como Martínez Segura (32), un requisito fundamental para minimizarlo es que los estudiantes conozcan desde el principio los criterios de evaluación. Esta conclusión es avalada por Yáñix y Villadorm (33) quienes argumentan que para conseguir evaluaciones válidas se debe tener claro lo que se debe evaluar, con relación a criterios apropiados y resultados de aprendizaje definidos.

Por último, es obvio que evaluar por medio de un portafolio implica más trabajo y esfuerzo pero, por otro lado, esta herramienta concede a los estudiantes la posibilidad de superar la asignatura ya que el peso de la evaluación no solo queda en manos del tutor de prácticas. En la misma línea Lonka et al. (35) correlacionaron la cantidad de procedimientos clínicos realizados y la cantidad de material escrito en el portafolio con la puntuación obtenida en el examen final. Se encontró una correlación estadísticamente significativa entre ambas, concluyendo que la experiencia de trabajar con el portafolio facilitó la obtención de mejor calificación final. Sin embargo, en otro estudio los participantes opinaron que la experiencia con el portafolio les ayudó a identificar objetivos de aprendizaje y a integrar mejor el material de los diferentes cursos, pero no hubo diferencia entre las notas finales de los participantes y los no participantes (36).

Conclusiones

Los estudiantes consideran al portafolio como un método de evaluación que permite conocer no solo lo que han aprendido, sino también cómo se ha producido el aprendizaje a través de las producciones realizadas, para emitir una valoración lo más ajustada posible a la realidad, muy difícil de obtener con otros instrumentos de evaluación más tradicionales que aportan una visión más fragmentada. Consideran que es un instrumento que les induce al pensamiento crítico y a la reflexión, ya que al recoger y analizar evidencias, experiencias o actividades dentro de él, favorece la autoetnografía. También han encontrado este modo de evaluación positivo señalando como una de las principales ventajas, su participación y protagonismo en la autoevaluación. Sin embargo, en contraposición, también han encontrado varias dificultades, ya observadas en la literatura, como el excesivo tiempo y esfuerzo para elaborarlo.

Bibliografía

  1. Zabalza MA. Diarios de clase. Madrid: Narcea; 2004.
  2. Pulido R. Entorno en el que se desarrolla el aprendizaje práctico-clínico. Percepción de los estudiantes de enfermería. REDUCA. 2010; 2(1):814-34.
  3. Canalejas MC, Cid M, Martínez M, Martín C. El portafolio como instrumento de aprendizaje y evaluación de competencias en los estudiantes de enfermería. Enferm Clin. 2009; 19(1):16-23.
  4. Schön D. El profesional reflexivo. Cómo piensan los profesionales cuando actúan. Barcelona: Editorial Paidós; 1998.
  5. Fuentes M, Oliver S. De la definición a la aplicación de la carpeta de aprendizaje. En: Blanch Gelabert S, et al. (eds.). Carpetas de aprendizaje en la educación superior: Una oportunidad para repensar la docencia. Bellaterra: Servei de Publicacions; 2011. p.11.
  6. Barragán R. El portafolio, metodología de evaluación y aprendizaje de cara al nuevo espacio europeo de educación superior. Una experiencia práctica en la universidad de Sevilla. RELATEC 2005; 4:121-40.
  7. De la Peña MD, Pino MC, Penalva VS. La evaluación de los alumnos a través del portafolio. REJIE. 2012; 6:81-94.
  8. Escobar C. El portafolio oral como instrumento de evaluación formativa en el aula de lengua extranjera. (Tesis doctoral). Departamento Didáctica, Universidad Autónoma de Barcelona [Internet] 2000 [citado 15 dic 2016]. Disponible en: www.tdx.cat/bitstream/10803/4676/5/ceu5de7.pdf
  9. Martínez Lirola M. El uso del portafolio como herramienta metodológica y evaluadora en el proceso de convergencia europea. Profesorado. 2008; 12(2):1-11.
  10. Pozuelos F. La carpeta de trabajos una propuesta para compartir la evaluación en el aula. Cooperación Educativa. 2003; 71:37-43.
  11. Anderson D, Gardner G, Ramsbotham J, Tones M. E-portfolios: developing nurse practitioner competence and capability. Aust J Adv Nurs. 2009; 26(4):70-6.
  12. Canalejas MC. El portafolio como herramienta didáctica: un estudio en escuelas universitarias de enfermería. Educ Med. 2010; 13(1):53-61.
  13. Friedrich DB, Gonçalves AM, Sá TS, Sanglard LR, Duque DR, Oliveira, GM. The Portfolio as an Evaluation Tool: an Analysis of its Use in an Undergraduate Nursing Program. Rev Lat Am Enfermagem. 2010; 18(6):1123-30.
  14. Kalb KA. Core competencies of nurse educators: Inspiring excellence in nurse educator practice. Nurs Educ Perspect. 2008; 29(4):217-9.
  15. Serdà BC, Cunill M, Alsina À. Estudio sobre la construcción autorregulada del portafolio en el grado de Enfermería. Educ Med. 2011; 14(4):241-8.
  16. Kathleen MS. Using ePortfolio to demonstrate competence in associate degree nursing students. Teaching and Learning in Nursing. 2012; 7: 23-6.
  17. Tracy SM, Marino GJ, Richo KM, Daly EM. The clinical achievement portfolio: an outcomes-based assessment project in nursing education. Nurse Educ. 2000; 25(5):241-6
  18. Arreciado A, Consul M. Reflexión y evaluación de las prácticas clínicas del postgrado de enfermería quirúrgica a través de la carpeta de aprendizaje. REDU. 2011; 9(3):181-97.
  19. Guerra I, Mayo A, Fradejas V, Díez B. El portafolio como sistema de enseñanza-aprendizaje en las prácticas clínicas de los alumnos de la EUE de la Universidad de Valladolid. Libro de ponencias X Encuentro de Investigación en Enfermería Madrid: Investen-ISCIII; 2006.
  20. Serrano P, Martínez M, Arroyo MP, Lanza D. Análisis del portafolio como herramienta evaluativa de las prácticas clínicas de enfermería comunitaria en estudiantes de pregrado. Educ Med 2010; 13(3):177-85.
  21. Ruiz R, Loayssa JR. El portafolio de ética en la formación del médico de familia: argumentación teórica y ejemplificación práctica. Aten Primaria. 2007; 39(9):491-4.
  22. McMullan M. Students' perceptions on the use of portfolios in pre-registration nursing education: A questionnaire survey. Int J Nurs Stud. 2006; 43(3):333-43.
  23. Canalejas MC. El Portafolios como herramienta didáctica en la formación de enfermeras. Index Enferm. 2010; 19(2-3):143-6.
  24. Harris S, Dolan G, Fairbairn G. Reflecting on the use of student portfolios. Nurse Educ Today. 2001; 21(4):278-86.
  25. Scholes J, Webb C, Gray M, Endacott R, Miller C, Jasper M, McMullan M. Making portfolios work in practice. J Adv Nurs. 2004; 46(6):595-603.
  26. Dannefer EF, Henson LC. The portfolio approach to competency-based assessment at the Cleveland Clinic Lerner College of Medicine. Acad Med.2007; 82(5):493-502.
  27. Davis MH, Ponnamperuma GG, Ker JS. Student perceptions of a portfolio assessment process. Med Educ. 2009; 43(1):89-98.
  28. Díez R, López Á, Lagares A. El portafolio docente como instrumento para el discente y el docente. Educ Med. 2010; 13(supl 1):1-82.
  29. Romero MA, Crisol E. El portafolio, herramienta de autoevaluación del aprendizaje de los estudiantes. Una experiencia práctica en la universidad de Granada. Revista Docencia e Investigación. 2011; 21:25-50.
  30. Taylor C, Stewart L, Bidewell J. Nursing students' appraisal of their professional portfolios in demonstrating clinical competence. Nurse Educ. 2009; 34(5):217-22.
  31. Timmins F, Dunne PJ. An exploration of the current use and benefit of nursing student portfolios. Nurse Educ Today. 2009; 29:330-41.
  32. Martínez Segura MJ (coord.). El portafolios para el aprendizaje y evaluación utilización en el contexto universitario. Universidad de Murcia: Editum; 2009.
  33. Yáñiz C, Villardón L. Planificar desde competencias para promover el aprendizaje. Bilbao: Mensajero; 2006.
  34. Fimia Y, Moreno I. El portafolio digital y su impacto en la calidad del proceso de evaluación del aprendizaje. EDUTEC. 2012; 39.
  35. Lonka K, Slotte V, Halttunen H, Kurki T, Tiitinen A, Vaara L, et al. Portfolios as a Learning Tool In Obstetrics and Gynaecology Undergraduate Training. Med Educ. 2001; 35:1125-30.
  36. Grant AJ, Kinnersley P, Metcalf E, Pill R, Houston H. Student’s Views of Reflective Learning Techniques; An Efficacy Study at a UK Medical School. Med Educ. 2006; 40:379-88.