Beatriz Rico: «Los profesionales sanitarios no hacen solo su labor como profesionales de la salud, son también familia, amigos, acompañantes y psicólogos»

Miércoles, 6 de mayo de 2020

«Mamá quiero ser artista». Es la frase que cada día desde que era pequeña le repetía la actriz Beatriz Rico a su madre. Un deseo que consiguió tras mucho esfuerzo, cientos de castings, academias y trabajo en todas las áreas del sector porque, como bien explica, «esta es una profesión en la que nunca terminas de formarte, cuanto más sepas y más disciplinas aprendas, mejor».

La actriz Beatriz Rico | Gus Geijo
Beatriz Rico | Gus Geijo

-Pregunta: ¿Qué le llevó a querer ser actriz?¿Siempre ha querido dedicarse al mundo de la televisión?

-Respuesta: Desde que tengo uso de razón no recuerdo haber querido ser otra cosa. Recuerdo que mis compañeras y amigas del colegio querían ser maestras, enfermeras, azafatas… y yo siempre decía eso de «mamá, quiero ser artista», no recuerdo haber querido ser otra cosa que no fuera esto. Me gustaba el baile, siempre que en el colegio había los festivales de fin de curso yo bailaba y hacía mis coreografías con 6 añitos. Cuando se hacía teatro yo era la guionista, directora, actriz principal y productora.Cuando eres una cría a tus padres les hace mucha gracia porque te animan a imitar a alguien, pero cuando ya vas creciendo y cumples 15 años, ven que va en serio y no vives en una gran ciudad como Madrid, pues ya no les hace tanta gracia porque ven que no es un capricho, sino vocación y que el siguiente paso es el que yo di: mudarme de ciudad para plantearme en serio subirme a un escenario y ponerme delante de una cámara.

-Pregunta: ¿Son difíciles los comienzos? ¿Cómo te iniciaste en estos mundos?

-Respuesta: No me puedo quejar. Sí que pensaba que iba a ser mucho más difícil porque mi experiencia me dice que lo que realmente es duro son las escuelas de arte dramático -siempre hablando de lo que yo viví, claro-. porque ahí sí que hay una competitividad feroz, y yo no vi mucho compañerismo, supongo que porque todos estábamos deseando tener una oportunidad y que no nos la quitara el de al lado.

Yo, personalmente, lo pasé mal, en concreto en una de las escuelas en las que estuve. Por suerte, cuando ya estás trabajando, tienes la sensación de que uno ya está más tranquilo, tiene su sitio y su puesto y estás más a gusto y hay como más respeto entre los compañeros. Yo reconozco que pensé cuando empecé a estudiar: «bueno, de aquí a que empiece a hacer algo faltan 5 o 10 añitos», y sin embargo, por suerte, como la vida te lleva por los caminos que escoge y nunca sabes cuáles son, cuando llevaba un año en arte dramático, me cogieron en el casting de El Precio Justo, y entonces ahí primero pude aprender de un maestro como lo era. Para mis compañeros con los que estudiaba El Precio Justo era algo frívolo pero a mí me abrió muchísimas puertas, por eso siempre rompo una lanza en favor de la televisión. A mí me abrió las puertas para luego poder entrar en Telecinco, y esto me abrió las puertas para ser actriz.

La actriz Beatriz Rico | Gus Geijo
Beatriz Rico | Gus Geijo

Nunca se sabe, compañeros míos que realmente tenían mucho talento no se han dedicado a ello, esta es una profesión que nunca se sabe, es injusta, influye mucho el talento pero también estar el día justo en el momento adecuado y con la persona que tienes que estar, es una lotería, el talento no te garantiza un puesto de trabajo, influyen muchas más cosas. El factor suerte es muy importante.

-Pregunta: ¿Cuál es tu papel soñado?

-Respuesta: Mi sueño sería poder hacer un musical. Cuando era pequeña soñaba con MyFair Lady y ahora sueño con Mamma Mía o algo así. Tengo una banda de rock y también doy clases de canto, de claqué porque, como bien decía Gabino Diego, que para mí es mi hermano de alma, «esta es una profesión en la que nunca terminas de formarte», cuanto más sepas y más aprendas y más disciplinas aprendas, mejor. Yo me sigo preparando para ese papel del musical que algún día me tiene que llegar -risas-.

-Pregunta: Ha realizado una gran cantidad de obras de teatro, series… y ahora está de gira con el monólogo Antes muerta que convicta. ¿Qué le llevó a probar el humor? Cuéntenos un poco qué nos encontraremos en esta obra. ¿Es necesario el humor en momentos como la actualidad?

-Respuesta: Yo ahora estoy de gira con 2 funciones, con Palabras Encadenadas es una función muy muy premiada, que lleva mucho recorrido. Es un thriller. Me viene muy bien porque así alterno la risa y la comedia con el thriller. El monólogo es un monólogo en el sentido en el que estoy yo sola en el escenario. Cuando decimos que Antes muerta que convicta es un monólogo, mucha gente imagina con un micrófono delante y una pared de ladrillos detrás, y sin yo denostar ese género para nada, porque no solo me encanta, sino que soy espectadora, diría que Antes muerta que convicta es una función unipersonal porque aunque esté yo sola que tiene un comienzo, una trama y un final con un personaje que es Carolina.

Llevo 3 años de gira con ella pero es que antes, existió Mejor viuda que mal casada, que fue digamos mi primera incursión en el mundo del humor y de los monólogos. Me lo propuso un amigo que le gustaba escribir y nos juntamos los dos y con ella descubrí una libertad en el escenario y la responsabilidad de que estás tú sola pero que el premio después era el doble. Con ella estuve 4 años y yo podía haber seguido pero todos evolucionamos y yo sentía que tenía que probar otras cosas y entonces siguiendo la misma línea de monólogo pero con una historia que escribí.
He descubierto, primero, la suerte de que con ayuda de Salomón que es un cómico que siempre colaborara conmigo y de Pepa Rús, que es una guionista y directora maravillosa, el texto es mío porque yo sabía lo que quería contar, pero estos dos genios me ayudaron mucho.

Salomón me dio chistes que me faltaban, Pepa me dio pautas de dirección, y ahora sí que puedo decir que después de 3 años de gira, tengo el texto que siempre quise tener. La responsabilidad de estar tú sola en el escenario en las primeras funciones es terrible, a mi me subía la fiebre, me daban naúseas, y eso la gente lo notaba, me decían que en los primeros minutos me temblaban las manos pero cuando ya llevo 5 minutos y ves que la gente se ríe no me quiero bajar de ahí y cuando ves que termina y hay gente fuera que te espera y te dice «gracias, durante casi dos horas olvidé todos mis problemas», eso es el mejor premio y el mejor sueldo que yo como actriz puedo tener. El hacer que la gente olvide sus problemas y salga del teatro con la cabeza reseteada es muy gratificante.

-Pregunta: También fue muy conocida por su papel en la serie de televisión Un paso adelante. ¿Los papeles en esta serie requerían bastante formación y preparación? ¿Eran duros los rodajes?

-Respuesta: Realmente los que se daban las grandes palizas eran los bailarines profesionales, los que hacían de alumnos, casi todos eran coreógrafos. Yo ahí aprendí la importancia de la preparación física. Las jornadas de trabajo eran maratonianas, es decir que había dos equipos rodando continuamente. Yo tenía una pequeña formación y me tuve que poner al día. No me quedaba otra, cuando no estaba rodando, estaba en clase de baile en una academia. Nos pusimos en forma en muy poco tiempo porque lo requería el papel y la serie.

-Pregunta: ¿Cuál es el mejor y peor momento que recuerdas como actriz?

-Respuesta: Momentos buenos hay muchos. Una vez dijo Ana Belén que para ella en esta profesión solamente había dos buenos momentos: uno era el día de la firma del contrato y otro era el estreno y lo que había en medio era sufrimiento. Yo no lo voy a decir exactamente así, pero sí es cierto que cada vez que te sale un trabajo que tú estás deseando, que es un papel que quieres porque necesitas volcarte en él y necesitas darle vida es de las mejores cosas que te pueden pasar.

Por eso buenos momentos ha habido muchísimos, malos también, no sé si es que los borro o que son menos. Sí que recuerdo con una tristeza muy especial cuando estábamos rodando en Toledo Lázaro de Tormes y con un frío mortal en diciembre a las seis de las mañana, nos convocaron a todo el equipo para decirnos que Fernán Gómez estaba muy enfermo y que se hacía cargo del rodaje José Luís García Sánchez, que luego fue genial pero por la relación que yo tenía con Fernando y por la pasión que le estábamos echando todos a Lázaro de Tormes, eso de saber que Fernando estaba enfermo, lo recuerdo como un mazazo muy gordo. Me daba tanta pena que yo me compré una Polaroid y le iba haciendo a Fernando un álbum como un diario con todo lo que iba pasando durante el rodaje y le llamé y le dije: en cuanto acabe el rodaje te lo llevo, porque es tuyo.

La actriz Beatriz Rico | Gus Geijo
La actriz Beatriz Rico | Gus Geijo

-Pregunta: Como bien se define, además de actriz, presentadora y cantante, es mamá. ¿Supuso un gran cambio en su vida? ¿Cómo fue su relación con los profesionales sanitarios y, en concreto, con su matrona? ¿Le ayudaron bastante?

-Respuesta: Totalmente. Cuando eres madre lo primero que cambia es que ya nunca más en tu vida vas a dormir tranquila. Tú ya pasas a un segundo plano, es decir, mi vida cambió de que las cosas que yo ahora veo que son tonterías antes de ser mamá eran fundamentales, como que me llegaran guiones, estar en todos los estrenos, series… y en cuanto nació Marco yo dije «pero si lo más importante es que se tome el biberón y que no lo eche». Es un cambio tan gran de de prioridades. Una mente obtusa y cerrada de repente se abre a un montón de cosas. Cuando fui madre se me despertó una sensibilidad brutal que no tenía, una empatía que no tenía, creo que me hice mejor actriz y, sobre todo, mejor persona.

Vamos que si me ayudaron. Recuerdo con especial cariño a la anestesista porque yo tuve una complicación en el parto, tuve una hipertonía, que es una contracción brutal que no se va. Me pusieron oxitocina para provocar el parto y mi cuerpo no reaccionó bien con lo cual pasé de 3 a 19 cm en una sola contracción, tuve desprendimiento de placenta, no tuvieron tiempo de ponerme la epidural. El niño venía asfixiado, la cosa estaba muy mal, lo pienso y se me pone la piel de gallina. Yo recuerdo entre todo el caos y los terribles dolores, en el quirófano a la anestesista que entró corriendo y me puso la epidural cuando ya estaba casi el niño fuera, y yo recuerdo que dijo «las 6 pulsaciones son del niño hay que sacarlo ya». Recuerdo a ese hombre pequeñito que me dijo: «cuento tres y el niño tiene que salir» y le dije vale y en su cara vi que la situación era muy muy grave, conté tres y él se me subió encima y pudimos sacar al niño que se lo llevaron corriendo a la UVI.

A los pocos días ya me explicaron la gravedad por la que había pasado Marco y yo supe que ese hombre le había salvado la vida. A los dos meses fui al hospital y pregunté por él y le esperé en la puerta del quirófano. Él salió corriendo con su bata llena de sangre y dijo cuéntame y le enseñé al niño diciéndole «mira, esto es lo que has salvado».

-Pregunta: ¿Qué opinión tiene sobre los profesionales enfermeros? ¿Cree que su labor es importante?

-Respuesta: No puede ser mejor porque trabajo con ellos en un hospital. Soy voluntaria en el Hospital Infanta Sofía (Madrid). Ellos no hacen solo su labor como profesionales de la salud, es que son también familia, amigos, acompañantes y psicólogos porque hay pacientes que hay veces que están muy mal de ánimo, también su familia, porque las horas en un hospital son el doble, son eternas y a veces la debilidad se va a la cabeza. El personal de Enfermería anda volando de una habitación para otra porque tienen mucho trabajo y son ángeles, siempre tienen una parada de cariño, aliento.

Con ellos los pacientes no se sienten número, no se sienten uno más, a todos se les habla por su nombre y eso también cura. Yo pasé una Nochebuena en un box de urgencias con una infección respiratoria. Gracias a los médicos, enfermeros, celadores, auxiliares,no tengo el recuerdo malo. Estaban con los gorritos, matasuegras, con un buen humor extremo porque ellos pensaban «jo, pobres pacientes que sus familias están comiéndose los langostinos y ellos están aquí», pero es que ellos también estaban allí y trabajando, en ningún momento se les fue la sonrisa ni el buen humor.

-Pregunta: Tras declararse el coronavirus como pandemia, hemos visto que ha publicado bastante en redes sociales sobre ello. ¿Cree que ahora más que nunca es necesario apoyar a todos los profesionales sanitarios que tanto están ayudando y trabajando?

-Respuesta: ¡Hombre! Estoy viendo unas imágenes de un padre que colgó una foto de su hija que es enfermera después de 18 horas con el traje. Esa chica tenía toda la cara llena de marca, estaba hinchada. Todos los aplausos que les demos son pocos.

-Pregunta: ¿Cómo está llevando el confinamiento? ¿Está siguiendo alguna rutina para llevar una vida saludable: comida, ejercicio, etc.?

-Respuesta: Tengo días mejores y días peores. Depende del estado de ánimo y de las cifras, que en principio eran terribles, y se me hacía muy difícil encontrar un resquicio para la positividad. Me fui dando cuenta de que la única salida era eso tan repetido de tener unas rutinas. Me levanto pronto y después de desayunar, escribo. No me gusta cocinar, pero en estos tiempos no tengo los tupper de “mamá”, me esfuerzo en hacer cosas simples, pero que me exigen concentración, y se agradece. Luego, siesta sin dormir, solo descanso con lectura. A media tarde, información en tv y 45 minutos de ejercicio. Ducha, peli, cena muy ligera (y básica!) y a la cama, siempre con libro. No sé, a veces las horas se hacen eternas, otras pasan rápido. Y piensas “un día menos”.

-Pregunta: Cuando todo esto pase y volvamos a la vida que llevábamos antes, ¿cómo cree que el estado de alarma puede haber afectado al sector cultural?

-Respuesta: Evidentemente nuestro sector va a ser de los que quedan más tocados, porque según se vayan levantando medidas, lógicamente, los espectáculos será de lo último de la lista ya que supone concentrar a mucha gente generalmente en sitios cerrados. La buena noticia es que estoy viendo una ola de solidaridad: la intención general es no cancelar las representaciones programadas para estos meses, sino aplazar. Serán meses duros y vacíos de trabajo para muchos… pero desde luego sustituir las cancelaciones por aplazamientos, paliará en gran parte el desastre económico.

-Pregunta:¿Cómo calificaría la labor de los profesionales sanitarios que están trabajando sin descanso debido al coronavirus?

-Respuesta: No la puedo calificar, he tenido a alguien muy querido ingresado y solo puedo decir un enorme y emocionado GRACIAS. Eso es vocación y lo demás tonterías.

-Pregunta: Por último… ¿algún proyecto en mente?

-Respuesta: En junio voy a Asturias a grabar Camping Movie dirigida por JK Álvarez y, jolin, como tengo esta suerte porque he hecho de todos los papeles y ahora me toca hacer de una pitonisa absolutamente loca que se pone a «ayudar» a unos policías que tienen que descubrir unos asesinatos que se están cometiendo en el camping. Entro en un nuevo género que hasta ahora no había tocado, el de terror-aventuras. También las dos giras de Palabras encadenadas como Antes Muerta que convicta y seguir con mi banda de rock, aunque ahora como es lógico por esta situación estamos parados porque lo más importante, por favor, es cuidarnos todos.

PILDORA
-¿Con qué palabra definiría la labor enfermera? Vocación
-¿Qué no falta en su botiquín? Tiritas
-Ejercicio, ¿en un gimnasio o al aire libre? En un gimnasio
-¿De qué alimento no podría prescindir? El aguacate
-De no haber sido actriz, ¿qué profesión habría escogido? Algo relacionado con los animales.

Noticias relacionadas

actriz, Beatriz Rico, Coronavirus, COVID-19, Series, televisión

Primer curso 100% online sobre COVID-19 que aúna enfoque multidisciplinar, experiencia profesional y conocimiento científico-técnico.

Un curso de formación online y 100% gratuito destinado al personal sanitario y, en especial, a enfermeros y enfermeras que están luchando en primera línea contra la COVID-19. El curso, de 8 horas de duración, está dividido en tres módulos principales que ofrecen lecciones altamente prácticas de aplicación inmediata sobre ejes de relevancia dentro del contexto sanitario español. Matriculación GRATUITA curso COVID-19

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*