Carlota Merchán (PSOE): “La sanidad pública española es una de las mejores pero lamentablemente ha sido objeto de recortes que seguimos pagando”

Lunes, 22 de abril de 2019

Carlota Merchán es enfermera y política por el Grupo Socialista. Después de pasar varios años fuera de casa dedicándose a la cooperación internacional supo que debía embarcarse en la política y comprometerse con la justicia social. Militante desde el 2008 en el PSOE, ahora es diputada por Madrid en el Congreso y tiene claro que es necesario cambiar muchas cosas de la sanidad española, así como todo lo que hará su partido si gana en las próximas elecciones.

-Pregunta: ¿Por qué se decidió primero, por la Enfermería o por la política?

-Respuesta: Sería difícil decir si me decidí antes por una u otra. En el caso de la enfermería fue la opción por la que me decanté como estudio universitario desde mi vocación con la cooperación internacional. Diría más bien que llegué a la política activa desde ese compromiso con la justicia social global alimentado por un ambiente familiar de compromiso político.

-P: ¿Cómo comenzó su andadura política? Háblenos de sus primeros pasos en la esfera pública.

Carlota Merchán | Twitter

-R: En casa siempre ha habido compromiso y militancia política, pero es cuando consolido mi vida en España tras estar varios años fuera cuando comienzo la militancia activa como militante socialista de base en mi agrupación de distrito, en una esfera de alcance reducido participando en las actividades de mi agrupación local. Estas actividades son debates internos, repartos y encuentros con vecinos y vecinas del distrito, participar en las actividades del partido en el ámbito regional…

-P: En algún momento, a lo largo de su carrera, ¿ha tenido que compaginar su labor política con el desempeño de la profesión enfermera?

-R: El activismo o el compromiso político forma parte de la vida por lo que se compagina con cualquier actividad profesional pero no se ha dado la circunstancia de tener que compaginar una responsabilidad política con la profesión enfermera porque ya no estaba ejerciendo.

-P: A lo largo de su carrera ha desempeñado diversos cargos políticos. Fue asesora, miembro ejecutivo del PSOE en Madrid, secretaria de Cooperación y Migración, concejala de Ayuntamiento de Madrid… ¿Qué experiencias ha vivido a lo largo de su carrera política?

-R: La labor de asesora la ejercí como personal técnico llevándola a cabo para gobiernos de diferente color político. Situaría el momento de mi presencia en la arena pública de la política en 2015 cuando me incorporé como concejala al grupo municipal socialista en el ayuntamiento de Madrid y seguidamente entré a formar parte de la comisión ejecutiva regional del PSOE de Madrid. Ciertamente, han sido cuatro años intensos de muchas experiencias. Destacaría el trato con ciudadanos y ciudadanas que trasladan sus problemas de vida más crudos y cómo la política puede resolverlos.

Para mí eso es lo que más emociona en política, la oportunidad que da de conocer a mucha gente, de escuchar y aprender sobre la realidad del país. Y, por supuesto, tratar de dar respuesta a las demandas que me han trasladado.

-P: Desde su perspectiva como enfermera y política, ¿cuál es la situación de la sanidad en España?

-R: La sanidad pública española es de las mejores del mundo. Lamentablemente también ha sido uno de los principales objetos de recortes por parte de los gobiernos del Partido Popular, recortes que han tenido unas graves consecuencias que seguimos pagando. Por ejemplo en personal afectando especialmente a la enfermería. El personal de enfermería en España es de los mejor preparados de Europa y de los más codiciados por otros países.

La sanidad española es mejorable, necesitamos recuperar estándares de calidad anteriores a la crisis y hacer pedagogía. No es casualidad que haya sido durante estos años cuando ha aumentado el número de pólizas de seguros privados y que haya sido en las comunidades autónomas donde más se ha puesto en cuestión la sanidad pública. Ese aumento de usuarios de la sanidad privada en detrimento de la pública afecta sin duda a la calidad de esta última.

-P: Como diputada, ¿qué planes le gustaría llevar a cabo para mejorar la situación de la sanidad?

-R: En primer lugar es urgente mejorar las condiciones laborales del personal sanitario, que pueda desempeñar sus responsabilidades en las mejores condiciones.

Necesitamos por otra parte adaptar nuestra sanidad a una realidad sanitaria diferente a la que lo motivó. La atención a la cronicidad obliga a repensar nuestro modelo pensado para la atención de agudos. Y en este sentido la mejora de la atención primaria es clave, y concretamente en enfermería el desarrollo de la enfermería comunitaria.

-P: ¿Cómo ha vivido desde la esfera política y como profesional enfermera los recortes en sanidad que se han producido en los últimos años?

-R: España está notando y notará los efectos de los recortes en la sanidad durante bastante tiempo. La sanidad requiere de recursos, de muchos recursos pero es una inversión en la población. Los recortes podrían haber sido ajustes presupuestarios por ejemplo revisando la política del medicamento en términos de optimización del gasto pero se optó por realizar recortes ideológicos, no por una racionalización del sistema. Las medidas de carácter presupuestario que se quieren aplicar cualquier política pública deben tener un análisis de impacto que nunca existió.

Medidas como la restricción del acceso al sistema de salud incluida en el RD 16/2012 no tenían finalidad económica sino ideológica. Los recortes en la sanidad pública atrapan además a quienes no tienen otra posibilidad de atención, es decir, a la clase trabajadora. Las mejoras del sistema de salud son de carácter universal, pero los recortes discriminan a las poblaciones más vulnerables rompiendo los principios sobre los que se construye nuestra sanidad pública.

-P: Y por otro lado, ¿cómo abordaría en la próxima legislatura las principales reivindicaciones actuales de la profesión (especialidades, prescripción, ratios enfermera/paciente…)?

-R: En relación a la prescripción enfermera quisiera poner en valor que una de las primeras medidas que tomó el gobierno actual fue desbloquearla tras años de idas y venidas sin que viera la luz algo que es más que una reivindicación de un colectivo. La prescripción enfermera es una mejora importante en la sanidad española además de la seguridad jurídica que otorga a los profesionales de enfermería.

Respecto a la ratio, es insuficiente puesto que la enfermería ha sido uno de los colectivos más afectados por la política de reposición de los empleados públicos puesta en marcha por el Partido Popular y es algo a corregir. Existe un compromiso claro de potenciar la profesión enfermera.

-P: En este sentido, ¿cree que los profesionales enfermeros deberían contar con mayor reputación en puestos directivos? ¿Qué medidas tomaría para incentivar su presencia en cargos de relevancia pública?

R: Totalmente. Enfermería cuenta con una formación que en ámbitos como la evaluación por citar alguno es pionera y vanguardista, y similar sucede con la planificación que son aspectos ambos esenciales para las responsabilidades de dirección. Allá donde hay personal de enfermería al frente de puestos de dirección se ha demostrado la eficacia y los buenos resultados ya que la gestión es inherente a la profesión enfermera. El sistema de salud no puede permitirse el lujo de no aprovechar el talento y las capacidades de la profesión enfermera.

-P: Militante del PSOE desde hace más de 10 años… ¿se plantearía dejar la política después de tanto tiempo para dedicarse en exclusiva a la Enfermería?

-R: No lo descarto. Tengo una profesión que además engancha con la vocación política en tanto que es una vocación de servicio, del cuidado y no renuncio a ella.

Noticias relacionadas

Carlota Merchán, elecciones generales, enfermera, gobierno, PSOE, sanidad pública

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*