CECOVA ensalza la “diligencia y alta capacidad” de los mandos intermedios enfermeros

Lunes, 28 de diciembre de 2020

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA) ha querido poner de manifiesto, en una nota de prensa, que la saturación en los momentos más agudos de la pandemia en los diversos departamentos de salud de la autonomía ha “evidenciado la diligencia y alta capacidad de los mandos intermedios de los equipos de enfermería”. En palabras de Juan José Tirado, presidente de la entidad, “una actitud que las enfermeras supervisoras de planta y de las coordinadoras de Atención Primaria y de residencias que ha hecho posible que la gestión de los pacientes contagiados de COVID-19 se haya podido desarrollar de forma adecuada, a pesar de al falta de los recursos humanos necesarios y de material de protección”.

Desde la institución se insta a “los altos cargos de la Generalitat Valenciana, y a toda la sociedad, a reconocer el esfuerzo y la entrega de los profesionales que, desde sus puestos de responsabilidad media, han sabido coordinar todos los equipos para lograr que toso los pacientes afectados por el coronavirus hayan sido atendidos con excelencia en todos los hospitales y centros de salud valencianos”.

“Se debe tener muy en cuenta que detrás de cada situación de presión clínica hay una enfermera que ha organizado al resto de profesionales desde una posición clave en el sistema de trabajo. Personas, con responsabilidad vinculada a la tensión cotidiana, a las que les ha correspondido planificar, ejecutar y controlar a los equipos que luego han ofrecido la mejor asistencia”, explica Tirado, que subraya que la capacidad de “dimensionar las necesidades y los potenciales en los centros ha significado que cada persona infectada por el virus haya recibido la asistencia sanitaria apropiada, desde los asintomáticos y casos leves, hasta enfermos de extrema gravedad que se han visto obligados a permanecer semanas en las UCI”.

El presidente ha elogiado la “profesionalidad y la disposición de las enfermeras jefas que constituyen el grupo de profesionales más expuesto al estrés organizacional”, porque “debían asumir las directrices de las altas instancias de la Administración sanitaria y aplicarlas en sus áreas hospitalarias, los centros de salud, los ambulatorios y las residencias de mayores y de salud mental”.

Los mandos intermedios enfermeros han demostrado, por otra parte, “una exquisita sensibilidad para asumir la sobrecarga de trabajo que han sufrido y sufren las plantillas mermadas por la falta de trabajadores, tanto por bajas laborales como por la dificultad para hallar profesionales”, expresan en el mencionado comunicado. “Han sido capaces de extraer la gran vocación de las enfermeras en los trances más difíciles con una resolución óptima de la grave presión asistencial y han logrado, escuchando y valorando las opiniones de su equipo, potenciar la evolución del colectivo sanitario, como personas y como profesionales”, apunta Tirado.

Las enfermeras “somatizan más que el resto de profesionales los problemas físicos y mentales porque nos llevamos el trabajo a casa. Llevamos en nuestras mentes la inquietud y el nerviosismo que nos impide disfrutar de nuestra familia, por la precaución de evitar más contagios. Nos ‘autoaislamos’ socialmente para evitar más transmisión de la COVID-19”, afirma el presidente del CECOVA, subrayando, al mismo tiempo, que se ve la pandemia como unas circunstancias para clarificar “una vocación y entrega impagables, con sacrificio y arrojo de las enfermeras para proteger a la sociedad. Por lo que estamos en nuestro derecho de pedir la responsabilidad y poner en valor a los mandos intermedios que logran que las piezas del sistema sanitario encajen a la perfección como el engranaje de una maquinaria de precisión”, concluye.

Noticias relacionadas

CECOVA, COVID-19, Mandos intermedios

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*