“Cuando tu día a día se resume en entrenar y ser enfermera, una disciplina te recuerda a la otra en distintas situaciones a lo largo del día. Al fin y al cabo, te estás cuidando con el deporte y estás dando los mejores cuidados con la enfermería”

Jueves, 15 de abril de 2021

Ana Sanz es enfermera y atleta en la modalidad de velocidad de 60 y 100 metros en el Club Atletismo Valladolid. Desde su experiencia en estas dos disciplinas recomienda “sobre todo hoy en día, que tenemos una sociedad tan sedentaria, buscar una rutina que se adapte a las condiciones de cada uno y a su ritmo de vida, no tener miedo a probar un nuevo deporte; nunca es tarde. Y combinaría el ejercicio con una alimentación saludable”. Nos atiende para hablar de sus dos vocaciones y de cómo las compagina, algo que resulta más difícil, según refiere “cuando he trabajado en turnos rotatorios, de mañanas, tardes y noches, ya que no hay una rutina fija y hay que adaptarse a entrenar a distintas horas”, de la relación que guardan ambas, ya que la práctica deportiva “me ha enseñado a esforzarme y a ser constante, entre otras cosas, y eso ha sido fundamental de cara a los exámenes de la carrera, a la preparación del examen EIR y a la labor que ejercí durante los meses más duros de la pandemia” y de cómo sus conocimientos enfermeros le han ayudado en determinadas situaciones, como lesiones.

Pregunta. ¿Por qué se decantó primero, por el atletismo o la enfermería?

Respuesta. Primero me apunté a atletismo con 13 años, y tras la selectividad decidí estudiar Enfermería.

P. ¿Cómo comenzó su carrera en el deporte? ¿Cuáles son las modalidades de atletismo que practica?

R. Comencé en el mundo del atletismo porque quería practicar algún deporte y las pistas estaban cerca de mi casa, con el tiempo me fui enganchando y motivando a ir mejorando poco a poco. La modalidad que hago es velocidad, 60 metros y 100 metros.

P. ¿Cómo compagina la labor enfermera con la práctica del atletismo?

R. Cuando he trabajado en turnos rotatorios, de mañanas, tardes y noches, es más complicado, ya que no hay una rutina fija y hay que adaptarse a entrenar a distintas horas. Pero es cuestión de organizarse y tener claros los objetivos que seguir.

P. De acuerdo con su experiencia, ¿qué le ha aportado el deporte a la hora de ejercer la enfermería?

R. El atletismo me ha enseñado a esforzarme y a ser constante, entre otras cosas, y eso ha sido fundamental de cara a los exámenes de la carrera, a la preparación del examen EIR de enero del año pasado y a la labor que ejercí durante los meses más duros de la pandemia en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.

P. Y, de la misma forma, ¿cómo le ha influido su formación y su práctica como enfermera en su carrera en el atletismo?

R. Algunos de los conocimientos aprendidos durante la carrera me han ayudado a entender, por ejemplo, la fisiología que explica el dolor de piernas, de ese ácido láctico al acabar las series, por qué realizar determinados ejercicios para evitar lesiones o qué comida nos va a ir mejor según qué entrenamientos.

P. En este sentido, y desde su punto de vista, ¿se relacionan, de alguna manera, estas dos disciplinas?

R. Cuando tu día a día se resume en eso, en entrenar y ser enfermera, acaban relacionándose y una disciplina te recuerda a la otra en distintas situaciones a lo largo del día. Al fin y al cabo, te estás cuidando con el deporte y estás dando los mejores cuidados con la enfermería.

P. La práctica deportiva, siempre que se lleve a cabo de forma adecuada, aporta diversos beneficios para la salud. Desde su experiencia como enfermera y deportista, ¿qué pautas daría para hacer deporte de forma saludable?

R. Es importante individualizar cada caso, sobre todo hoy en día que tenemos una sociedad tan sedentaria, animaría a buscar una rutina que se adapte a las condiciones de cada uno y a su ritmo de vida, a no tener miedo a probar un nuevo deporte; nunca es tarde. Y combinaría el ejercicio con una alimentación saludable. Todo esto ayudaría no solo a estar en forma, sino también a mejorar el estado de ánimo y a prevenir enfermedades a largo plazo.

P. Por otro lado, el deporte entraña una serie de riesgos, como lesiones, por ejemplo. ¿Ha tenido que intervenir con sus conocimientos enfermeros en algún momento a causa de alguna de estas situaciones de riesgo?

R. En el plano personal, los conocimientos me han ayudado a entender mis lesiones y los ejercicios para aliviarlas o evitarlas.

También me han servido para realizar vendajes a familiares causados por lesiones o curas por caídas accidentales.

Noticias relacionadas

Atletismo, Club Atletismo Valladolid, enfermera

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*