“Tu vida no se debe adaptar a la diabetes, la diabetes debe adaptarse a tu vida”

Lunes, 14 de noviembre de 2022

por Aitana Sánchez Hernández

Eva María Delgado Olivencia, enfermera y educadora en diabetes

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes, hablamos con Eva María Delgado Olivencia, enfermera y educadora en diabetes, para conocer todo sobre esta patología: tipos, síntomas, factores de riesgo, recomendaciones, avances… También hablamos con Mariana Martínez, que tiene Diabetes tipo 2, y da visibilidad a la diabetes a través de sus redes sociales.

Pregunta. ¿Se puede prevenir la diabetes? Si es así, ¿cómo?

Respuesta. La diabetes es una enfermedad que afecta a la forma en la que el cuerpo usa la glucosa, que es la principal fuente de energía que usa nuestro cuerpo, y procede principalmente de los alimentos que comemos. Para utilizar la glucosa, el cuerpo necesita la insulina (hormona). Pero, cuando alguien padece esta enfermedad, su cuerpo o no puede fabricar insulina, o la insulina que fabrica no funciona como debería funcionar.

Hay dos tipos principales de diabetes: la tipo 1, en la que el sistema inmunitario ataca a las células del páncreas y destruye las células encargadas de fabricar insulina; y la tipo 2, en la que el páncreas aún puede fabricar insulina, pero el cuerpo no responde a ella como debería. En ambos tipos de diabetes, la glucosa no puede entrar en las células con normalidad. Y esto hace que se eleven las concentraciones de azúcar en sangre (hiperglucemia), lo que puede hacer que la persona se encuentre mal si no recibe tratamiento.

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir. No se puede saber quién la desarrollará y quién no. Nadie sabe con certeza cuál es la causa de la diabetes tipo 1, pero los científicos creen que esta enfermedad guarda cierta relación con la genética. Sin embargo, la diabetes tipo 2 a veces se puede prevenir y los factores que exponen a una persona a desarrollarla son la ganancia excesiva de peso, la obesidad y un estilo de vida sedentario. Cambiar el estilo de vida es un gran paso hacia la prevención de la diabetes, y nunca es tarde para empezar.

P. ¿Cuáles son los factores de riesgo que debemos tener en cuenta y cómo podemos controlarlos mediante hábitos saludables?

R. Las recomendaciones para evitarlo serían bajar el exceso de peso, realizar actividad física, dejar de fumar y mantener una dieta equilibrada en alimentos vegetales; grasas saludables como el aceite de oliva o de girasol; los frutos secos y semillas naturales como almendras cacahuetes o nueces; pescados azules como el salmón, la caballa, las sardinas, el atún y el bacalao; mucha agua; y minimizar el consumo de alimentos procesados. También es importante omitir las dietas relámpago para bajar de peso rápido y tomar decisiones más saludables.

P. ¿Qué síntomas pueden indicar que se padece diabetes?

R. Los síntomas de la diabetes varían según cuánto se eleve el nivel de glucosa sanguínea. Es posible que algunas personas, en especial las que tienen prediabetes o diabetes tipo 2, no experimenten síntomas. En el caso de la diabetes tipo 1, los síntomas tienden a aparecer rápido y a ser más intensos.

Algunos de los signos y síntomas de la diabetes tipo 1 y tipo 2 son el aumento de la sed, micción frecuente, hambre extrema, pérdida de peso sin causa aparente, presencia de cetonas en la orina, fatiga, irritabilidad, visión borrosa, heridas que tardan en cicatrizar, infecciones frecuentes, como infecciones en las encías o en la piel, e infecciones vaginales.

Aunque la diabetes tipo 1 puede aparecer a cualquier edad, suele aparecer con mayor frecuencia en la infancia o en la adolescencia. La diabetes tipo 2 (el tipo más frecuente) puede aparecer a cualquier edad, aunque es más común en personas mayores de 40 años. En la actualidad, se está observando un aumento de la diabetes tipo 2 en niños con obesidad.

P. ¿Cuál es el tratamiento más adecuado de la diabetes del adulto?

R. Dependerá del tipo de diabetes. Si la diabetes es tipo 1, el tratamiento será con insulina (basal y rápida). Si la diabetes es tipo 2, en la que el páncreas aún puede fabricar insulina, pero el cuerpo no responde a ella como debería, el tratamiento de ésta será: dieta equilibrada, reducción de peso (si hay obesidad o sobrepeso), ejercicio, dejar de fumar y si es necesario tratamiento farmacológico. Respecto a este, en la última década se cuenta con un amplio abanico de antidiabéticos orales y análogos de GLP1, la mayoría inyectables (que no deben confundirse con insulina). Y si con ello no se consiguiera un control óptimo se llegaría a tratar con insulina, o en combinación.

P. ¿Cuáles son los avances más destacados en este ámbito en los últimos años?

R. En mi opinión, como enfermera dedicada a la consulta de endocrino en mis últimos 18 años, señalaría la amplia variedad de tratamiento farmacológico generado en esta última década para el tratamiento de la DM tipo 2 y las nuevas insulinas, que cada vez se asemejan más al perfil fisiológico de la insulina humana. Pero, destacaría que lo que más ha revolucionado y cambiado tanto a profesionales que nos dedicamos a ello como a las personas que tienen diabetes, ha sido la financiación de los sistemas de monitorización continua de glucosa como alternativa a las glucemias capilares.

En España, en septiembre del 2018 se financió para niños con DM tipo 1, los sistemas de monitorización de glucosa (tipo flash) y en abril del 2019 para todas las personas adultas con DM tipo 1. Este avance no sólo ha ayudado a mejorar el tratamiento (por su facilidad en la obtención de datos e información global sobre el perfil de la glucosa), sino que ha supuesto una mejora en la calidad de vida de la persona con diabetes en su día a día, ayudando también en la detección de las hipoglucemias. Tanto es así que se está empezando a financiar para personas con DM tipo 2, priorizando dentro de estas a personas con déficit visual, deterioro cognitivo, con antecedentes de hipoglucemias graves, menores de 18 años y mujeres gestantes o en programación de embarazo.

P. ¿Cómo le cambia la vida a una persona cuando se entera de que tiene diabetes?

R. Sin duda, el peor momento es en el que le dan el diagnóstico, pudiendo pasar por diferentes fases (negación, ira, depresión, aceptación) ya que salen de la consulta con una cosa más en la “mochila diaria”. Concretamente, uno de los aspectos que más hay que cuidar desde el día del diagnóstico es, sin duda, la alimentación, ya que contribuye a retrasar o evitar la aparición de complicaciones.

La alimentación de la persona con diabetes es similar a la de cualquier persona: deben repartirse los alimentos a lo largo del día, es decir, realizar de 3 a 5 ingestas según características personales y pauta de tratamiento, controlando la cantidad de hidratos de carbono, siendo la mayoría de absorción lenta y evitando los de absorción rápida que utilizarán en la resolución de hipoglucemias. Esto debe ir acompañado de ejercicio físico adecuado. Por otra parte, es importante tener otros consejos en cuenta como, cuidar la hidratación, puesto que un nivel elevado de glucosa en sangre provoca que los riñones intenten eliminarla en forma de orina, lo que incrementa el riesgo de deshidratación.

Para evitar las complicaciones asociadas a la enfermedad, el ejercicio físico es otro de los pilares de la rutina de los pacientes. Eso sí, el tipo de ejercicio y la intensidad debe adaptarse a la edad y la condición física de cada persona con diabetes. Contar con un buen equipo multidisciplinar que los empodere y permita que gestionen mejor su situación, los hace sentirse más seguros y les da mayor tranquilidad.

A partir de ese día deberán incluir ciertas rutinas, más allá de los hábitos de vida saludables, que los pacientes han de tener en cuenta. Entre ellos, sin duda, mantener las cifras de glucosa en sangre en el nivel óptimo antes y después de las comidas. Igualmente, es necesario controlar la presión arterial y los niveles de colesterol.

En cuanto a otros signos a vigilar, es fundamental que las personas con diabetes realicen revisiones periódicas especialmente del estado de la retina para prevenir, detectar y tratar con éxito cualquier tipo de complicación. Asimismo, las personas con diabetes pueden presentar alteraciones de la sensibilidad y de la circulación.  Por ello, es importante realizar una inspección diaria de los pies comprobando la ausencia de lesiones y visitar con regularidad al podólogo. Importante recordar: “Tu vida no se debe adaptar a la diabetes, sino la diabetes debe adaptarse a tu vida”.

Visibilidad de la diabetes en redes sociales

Mariana Martínez se enteró de que tenía diabetes hace 20 años. Cuando debutó no tenía la información necesaria en ese momento, solo sabía que debía seguir una dieta estricta y un tratamiento médico. Para ella era una enfermedad conocida, ya que su padre y su abuela eran diabéticos tipo 1, pero la gestión de la diabetes tipo 2 se le escapaba de las manos. “No quería hablarlo con nadie, me sentía sola, con miedo, y culpable por haber llegado a esta situación y con muchas prohibiciones”, declara Mariana.

Mariana Martínez

Gestionar esto para Mariana resulta un “reto agotador”, no solamente físico sino también mental. “Son 365 días del año las 24 horas calculando todo (alimentación, ejercicio, tiempos de espera, menstruación etc..) y algunas veces se nos suelen escapar ciertas situaciones porque por desgracia con la diabetes no hay dos días iguales. Y quizás la gestionas de la misma manera, pero el resultado no va a ser el mismo”, asegura.

Mariana da visibilidad a la diabetes en sus redes sociales a través de Conectando tipo2, un proyecto que consiste en visibilizar y concienciar a los diabéticos tipo2 de su patología, de sus complicaciones, de visibilizar sus necesidades y mostrar los pocos recursos con los que se cuenta. Además, tiene un podcast propio, La voz de dulcenana, donde conversa de diabetes en general, con testimonios y charlas con profesionales sanitarios y asociaciones.

Noticias relacionadas

Avances, Día Mundial de la Diabetes, diabetes, enfermera, hábitos, redes sociales, síntomas, tratamiento

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*