El Centro de Atención Infantil Temprana San Rafael pone en marcha una escuela de familias para sensibilizar sobre el TEA

Martes, 6 de abril de 2021

El Centro de Atención Infantil Temprana San Rafael, de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios en Granada, ha puesto en marcha una escuela de familias para sensibilizar y visibilizar a las familias que tienen un niño con trastorno del espectro autista (TEA), que se celebrará durante la jornada de hoy, de forma gratuita y online, a las 18:30 h, de acuerdo con lo expuesto por el propio centro en una nota de presa.

© Centro San Rafael San Juan de Dios

Este taller está dirigido tanto a padres como a familiares extensos que precisan orientación profesional para el trato con este colectivo, en su día a día; la escuela pondrá a su disposición información fiable que les ayudará a comprender al niño con TEA, cómo funciona su cerebro y por qué tienen esa conducta. Aleida Huertas y Cristina Hidalgo, psicólogas del Centro de Atención Infantil Temprana y responsables del proyecto, han destacado que la labor “con las familias es una de las mejores formas de luchar contra los mitos y todos los estereotipos que existen sobre el autismo y que tanto daño hacen a las personas que lo tienen y a sus familiares. De esta forma, pretendemos acercar a todo el mundo lo que realmente es una persona con autismo para que deje de tener miedo y/o rechazo a lo desconocido”.

Los TEA son una alteración del neurodesarrollo que se caracteriza por manifestar dificultades en la comunicación y en la interacción social y por tener intereses restringidos e inflexibilidad cognitiva, es decir, dificultad para adaptarse a los cambios, explican en el mencionado comunicado. Estos problemas también van acompañados, en muchas ocasiones, de un procesamiento sensorial diferente, como hipersensibilidad auditiva o táctil. “Cuando hablamos de TEA hablamos de neurodiversidad, configuración diferente del cerebro. No es una enfermedad donde los niños sufren”, afirman las psicólogas. Los signos diferenciadores que suelen hacer sospechar a la familia de ciertas dificultades en el desarrollo del niño suelen ser el escaso contacto ocular, la ausencia de lenguaje, la ausencia de comunicación, el uso de gestos como señalado, la menor orientación hacia lo social, la sordera paradójica o sensación de que no escuchan y el gusto por un juego o movimiento repetitivo.

A lo largo de la sesiones de los profesionales del centro con los niños, las familias no son “meras observadoras”, apuntan desde la institución, sino que participan activamente en las mismas y en el establecimiento de los objetivos. Durante el taller, la terapeuta guía en el aprendizaje de las habilidades que tendrán que poner en marcha con sus hijos, siempre mediante el juego. “Todo ello tiene como consecuencia una mejora de la calidad de vida familiar. A medida que mejoran la capacidad para comprender e interactuar con su hijo se motivan para seguir poniendo en práctica en casa las herramientas que se les dan”, afirma Hidalgo. Asimismo, en el contexto de la sesión se facilita que la familia comparta sus preocupaciones, miedos y angustia. En ese momento, el terapeuta acompaña a la familia en el proceso de aceptación de su hijo tal y como es.

“Es muy importante”, subraya Huertas, “involucrar a la familia, porque es quien pasa con el niño la mayor parte del tiempo y quien está con ellos en su contexto natural. Es un trabajo continuo y muy gratificante como profesional ser testigo de cómo aprenden a comprender a su hijo o hija con autismo y cómo ponen en marcha todas las estrategias que se les otorgan en consulta”.

Desde el Centro de Atención Infantil Temprana San Rafael, destacan en la citada nota informativa, se trabaja para facilitar el aprendizaje y la comprensión de las situaciones sociales, proporcionando alternativas adecuadas y adaptaciones metodológicas. “No podemos olvidar que el TEA es una diversidad funcional y resulta fundamental que tanto los familiares, profesores y su entorno como los profesionales nos adaptemos a ella para comprender mejor sus necesidades y las de sus familias”. Quienes deseen participar en esta escuela de familias podrán hacerlo a través de Zoom, con el ID 89927285041, de forma abierta y sin contraseña, concluyen.

Noticias relacionadas

Centro de Atención Infantil Temprana San Rafael, Escuela de familias, TEA, trastorno del espectro autista

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*