El Consejo de Castilla y León recuerda que la vacunación es responsabilidad de las enfermeras de Atención Primaria

Martes, 12 de enero de 2021

El Consejo de Enfermería de Castilla y León ha querido enfatizar, en una nota de prensa, que quieren “aclarar que la inmunización de la población que se realiza a través de la administración de vacunas, según el calendario de vacunación oficial de cada comunidad autónoma, es responsabilidad de las enfermeras del ámbito de Atención Primaria”.

En este sentido, en el mencionado comunicado estipulan que “ante la especulación y el ofrecimiento que desde algunas asociaciones, organizaciones, profesiones no sanitarias e incluso oficios no titulados se hacen para vacunar a la población de una forma trivial como si la vacunación no fuera un acto sanitario, desde el Consejo de Enfermería de Castilla y León se advierte de que no se puede permitir que una actuación tan importante como es la vacunación frente a la COVID-19 se tome tan a la ligera y se realice por personas no cualificadas o profesionales no capacitados para llevar a cabo una campaña de vacunación tan importante con todas las garantías de seguridad”.

La estrategia de vacunación puesta en marcha por la Consejería de Sanidad de Castilla y León “contempla una actuación por fases. En la actualidad nos encontramos en la primera, donde se plantea la vacunación de la población institucionalizada en el ámbito sociosanitario y trabajadores de este ámbito. Esta actividad se está realizando por enfermeras que garantizan la máxima eficiencia y efectividad, llevando un exhaustivo control de patologías que contraindiquen la administración de la vacuna contra la COVID-19, su correcto registro en la historia clínica y una vigilancia en la aparición de efectos adversos. Todo esto en cada paciente de manera individualizada y para, en caso de urgencia, poder actuar rápidamente ante la situación”.

“Mientras que los equipos dedicados en exclusiva a la vacunación en centros sociosanitarios realizan esta actividad de administración, vigilancia y registro, los equipos de Atención Primaria pueden seguir realizando la actividad asistencial sanitaria en el resto de patologías y seguimiento de los pacientes con enfermedad de coronavirus y sus contactos”, añaden desde la entidad enfermera.

La estrategia de vacunación contra la COVID-19 ha de estar “bien organizada para realizarse de la forma más eficaz y más segura tanto para profesionales como para pacientes”. Las enfermeras “están acostumbradas a participar en campañas de vacunación generalizadas, como las que se realizan cada año para inmunizar a la población contra la gripe, Durante la vacunación de la gripe las enfermeras aumentan exponencialmente su capacidad de trabajo en el ámbito de la Atención Primaria para, en un periodo de unos tres meses, vacunar a toda la población de riesgo, asumiendo un pico de carga asistencial brutal en los primeros 15 días, realizando de manera impecable, año tras año, esta actividad, sin abandonar su asistencia habitual a pacientes”, destacan.

“A pesar del enorme nivel de exigencia al que están sometidas las enfermeras desde el inicio de la pandemia, si se les pregunta en la actualidad sobre su voluntad de ‘arrimar el hombro’, su respuesta será, sin lugar a dudas, sí. Esperamos que las administraciones se estén dando cuenta de lo esenciales que son las enfermeras”, concluyen desde el Consejo de Enfermería de Castilla y León.

Noticias relacionadas

Consejo de Enfermería de Castilla y León, Enfermeras de Atención Primaria, vacunación

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*