El Doctor Negrín pone en marcha un proyecto para promover la movilidad de los pacientes críticos

Miércoles, 10 de febrero de 2021

El Servicio de Anestesia, Reanimación y Unidad del Dolor del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín ha puesto en marcha la fase piloto de un proyecto orientado a facilitar la movilidad de los pacientes ingresados en las unidades de cuidados intensivos, a través de un aparato de cinesiterapia. Se trata de una técnica complementaria a la fisioterapia de este tipo de afectados dentro de las UCI, que permite a las personas encamadas ejecutar movimientos aun estando sedadas.

De esta forma, de acuerdo con lo expuesto por el Gobierno de las Islas Canarias en un comunicado, que logran beneficios significativos para la movilidad del paciente y, así, para su estado general de salud.

El aparato que se emplea, el Moto-med Letto-2, permite, especialmente, disminuir el tiempo que pasa el paciente en cama, agilizar la retirada de ventilación mecánica, prevenir o reducir la debilidad adquirida en cuidados intensivos y mantener la capacidad cognitiva. El movimiento temprano fomenta, asimismo, el riego sanguíneo, la circulación y el metabolismo, así como evita la disminución de la musculatura, la atrofia, y la rigidez de las articulaciones, la profilaxis de contracturas.

Con este abordaje se constituye un apoyo a la fisioterapia que llevan a cabo, de forma diaria, estos pacientes. En este sentido, aunque carezcan de fuerza, pueden realizar un entrenamiento activo eficaz, dado que Moto-med Letto-2 se puede adaptar la ayuda que brinda en función de los objetivos de movilidad. Con esto, la terapia puede ser pasiva, asistida o resistida, según las necesidades de los afectados.

Este proyecto se contextualiza en los protocolos de movilización precoz que se ponen en marcha en la unidad de reanimación. Así, según destacan en la citada nota informativa, existe literatura científica que pone de manifiesto las ventajas de esta técnica como una actuación integrada en el tratamiento de fisioterapia habitual e incluso como una intervención de terapia de movimiento en los domicilios. La herramienta permite un movimiento cíclico de las piernas y los brazos y el torso, que puede ejecutarse desde la cama de un hospital. También aporta a la optimización de la gestión del tiempo, a disminuir los esfuerzos en la terapia y a mejorar su efectividad.

El objetivo del Servicio de Anestesia, Reanimación y Unidad del Dolor del Hospital Doctor Negrín, concluyen desde el Ejecutivo de la autonomía insular, pasa por contribuir a mejorar el estado de salud y la recuperación funcional del afectado. De acuerdo con los datos aportados por el Ejecutivo, a lo largo del 2020 hasta 817 pacientes fueron ingresados en la unidad de reanimación, con una estancia media de 3,56 días y un índice de ocupación del 79,45%.

Noticias relacionadas

Hospital Doctor Negrín, Movilidad, Pacientes críticos, UCI

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*