El Gregorio Marañón realiza un estudio sobre las vacunas contra la COVID-19 en personas con antecedentes de alergias graves

Martes, 30 de marzo de 2021

El Servicio de Alergología del Hospital Gregorio Marañón, ubicado en Madrid, ha llevado a cabo una investigación entre el personal sanitario con antecedentes de alergias graves para averiguar la seguridad de las vacunas de ARN mensajero contra la COVID-19. Se trata, según informan desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid en un comunicado, de personas con antecedentes de anafilaxia, asma grave, urticaria/angiodema grave o síndrome de mastocitaria.

De esta forma, el estudio se ha llevado a cabo entre profesionales de centros sanitarios al ser uno de los colectivos que antes comenzó a vacunarse por su elevado riesgo de exposición al virus. Así, se escogieron 186 sanitarios a través de un cuestionario encabezado y desarrollado por el servicio de alergias. Una de las conclusiones más relevantes que se obtuvieron de este trabajo prospectivo fue que únicamente el 1,6% de los pacientes presentó pruebas cutáneas positivas a las vacunas o los componentes de estas y no fueron inmunizados al preverse una reacción alérgica sistémica grave.

Por otra parte, dentro del grupo de profesionales a los que se les recomendó la vacuna, el 99,22% toleró la administración de esta. En estos, se ha demostrado la utilidad de un protocolo realizado para discriminar a los pacientes alérgicos graves y la necesidad de llevar a cabo, en estos, una investigación alergológica previa a la inoculación de la inmunización.

José Manuel Zubeldia, jefe del Servicio de Alergia del centro madrileño, ha explicado, en la citada nota informativa, que una vez realizadas “las pruebas cutáneas, siempre controladas por personal del propio hospital de día de alergias, en apenas 15 minutos se puede saber si los pacientes presentan alguna sensibilización a los componentes de las vacunas. Si la prueba es negativa, se procede a administrarles la primera dosis de la vacuna y, tras 30 minutos de espera, por si tuvieran algún tipo de reacción, pueden marcharse. En los pacientes que den positivo en las pruebas cutáneas no se procederá a la vacunación, en espera de nuevas vacunas”.

El trabajo de esta unidad es el primero que se publica a escala mundial que presenta las conclusiones y los beneficios de efectuar un estudio de alergología previo a la vacunación. El Gregorio Marañón no está aplicando este protocolo únicamente a su personal que desarrolla estas dolencias alérgicas, sino también a los profesionales de los once centros de Atención Primaria de la zona básica de salud del hospital, destacan desde el Ejecutivo madrileño. Jimena Crespo y Patricia Rojas son las autoras primeras de este trabajo, que cuenta con la coordinación de Mª Luisa Baeza, Pilar Tornero y el propio Zubeldia, titulado “Safety of new mRNA Vaccines Against COVID-19 in Severe Allergic Patients”, y ha sifo publicado en Journal of Investigational Allergology and Clinical Inmunology.

Noticias relacionadas

Alergias graves, Hospital Gregorio Marañón, Vacuna contra la COVID-19

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*