El Hospital de Móstoles pone en marcha una consulta específica para la disfagia

Lunes, 15 de octubre de 2018

El Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital de Móstoles, ubicado en Madrid, ha puesto en marcha una consulta específica para la atención integral y continuada a las personas que padecen disfagia, a través del trabajo colaborativo con los servicios de otorrinolaringología y rehabilitación, con el objetivo de manejar la situación clínica de los afectados e incrementar su calidad de vida.

De esta forma, informan desde el propio centro en un comunicado, el propósito principal que se plantean con la inauguración de esta unidad pasa por mejorar tanto la identificación como los cuidados que se dispensan a los enfermos que padecen este trastorno de la deglución, que, en general, no está lo suficientemente diagnosticado y es causante de diversos problemas a estas personas, que suelen ser pacientes neurológicos, oncológicos o de la tercera edad.

Así, en la consulta de disfagia del hospital madrileño se lleva a cabo una evaluación clínica completa, que contempla el análisis nutricional y de hidratación de los afectados que acuden a estos servicios y pruebas como el test estandarizado específico para esta problemática, empleado para establecer los síntomas con precisión, o el de viscosidad, mediante el que se ponen a disposición de los pacientes alimentos con diferentes texturas para comprobar su tolerancia de forma gradual.

Una vez realizados estos análisis, apuntan en la citada nota informativa, se ofrece una serie de pautas encaminadas a conseguir una alimentación eficaz, en función de las posibilidades de deglución de cada paciente y sus necesidades alimenticias, o se prescriben las pruebas precisas para concretar el problema de disfagia y cómo se puede solventar.

En este sentido, la doctora Araceli Ramos, médica adjunta del Servicio de Endocrinología, ha querido poner de manifiesto, según recoge el Hospital de Móstoles, que los afectados, en ocasiones, acuden la consulta con el diagnóstico, derivados, principalmente, desde oncología, geriatría, neurología o medicina interna; sin embargo, destaca, la disfagia puede detectarse, por otro lado, a través de dos situaciones: neumonías de aspiración o tos frecuente después de las comidas, asociada a pérdida de peso.

Noticias relacionadas

Atención integral, Disfagia, Hospital de Móstoles

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*