Enfermera, parte de la Unidad de Consejo Genético en Cáncer del Virgen de La Luz

Martes, 11 de septiembre de 2018

Marisol Sevilla, enfermera del Hospital Virgen de La Luz, ubicado en Cuenca, forma parte, junto con la oncóloga María del Carmen Soriano, de la Unidad de Consejo Genético en Cáncer que inauguró dicho centro el pasado año, y en la que se ha atendido a un total de 300 pacientes en la consulta de enfermería.

© Gobierno de Castilla-La Mancha

Este nuevo servicio, de acuerdo con lo expuesto por el Gobierno de Castilla-La Mancha en un comunicado, se sitúa en el área en la que se agrupan todas las unidades relacionadas con la oncología y los cuidados paliativos, y se puso en marcha con la finalidad de analizar el riesgo que presentan los pacientes y sus familiares de desarrollar esta patología, para derivarlos en caso de que aparezcan una serie de circunstancias, como tener una edad temprana para el inicio del cáncer, una gran incidencia de la enfermedad en el entorno familiar o varios parientes afectados de la misma clase de cáncer.

Así, el funcionamiento de esta unidad pasa, en primer lugar, por la elaboración en la consulta de enfermería de una historia clínica conjunta de la familia, en la que se detallan aspectos como la histología del tumor que se ha padecido y la edad a la que se detectó y la de fallecimiento del paciente. Una vez identificado el riesgo genético, se lleva a cabo una analítica de sangre de la persona, para localizar una alteración específica.

Cuando se obtienen los resultados de dichas pruebas, la Unidad de Consejo Genético del centro conquense informa a los afectados del riesgo aproximado que tienen de desarrollar la enfermedad y los tipos de cáncer a los que está expuesto, y se le ofrecen, al mismo tiempo, una serie de directrices de prevención y se establecen pautas de seguimiento para poder conseguir una identificación precoz de la dolencia o, si fuera necesario, intervenciones quirúrgicas preventivas.

Por otro lado, apuntan desde el Ejecutivo manchego en la citada nota informativa, se advierte a la persona que sus familiares que presenten riesgo de ser portadores de una mutación genética similar a la suya deben acudir, asimismo, a la consulta del Hospital Virgen de La Luz; a estos pacientes se les aplicarán los estudios requeridos para analizar dicha alteración.

De acuerdo con los datos aportados por el Gobierno de la región, alrededor de 500 pacientes han pasado por las consultas enfermera y médica de esta unidad, y el 56% de los casos evaluados han obtenido resultados, de los que el 19% han recibido diagnóstico inclinación genética a la patología.

Noticias relacionadas

enfermera, Hospital Virgen de la Luz, Unidad de Consejo Genético de Cáncer

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*