Enfermera sobre el intercambio de bebés: “Este caso es totalmente excepcional con las medidas que tenemos a día de hoy con garantías de seguridad”

Jueves, 9 de septiembre de 2021

Hace unos días salió a la luz la noticia del intercambio de dos bebés por error en un hospital de Logroño en el año 2002. Tantos años después, las protagonistas afectadas se acaban de enterar y han denunciado el caso. la actual consejera de Salud, Sara Alba, ha considerado un «error humano». En un encuentro informativo, la consejera ha explicado que no se ha podido concluir quién fue el autor de ese error humano dado que «los sistemas de identificación con los que se contaba antes no estaban con tanto detalle como ahora».

Bebé recién nacido | iStock
Bebé recién nacido | iStock

La historia del intercambio

Las dos niñas, que nacieron con horas de diferencia, precisaron estar en incubadora. Después de ese momento fue cuando tuvo lugar el error y cada una de ellas fue entregada a los padres equivocados. La denunciante nunca vivió con los padres y fue criada por su supuesta abuela, que consiguió su tutela. En 2017, la abuela interpuso una demanda de alimentos contra el padre de su nieta, a lo que este se negó aduciendo que no era su hija. El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Logroño ordenó entonces una prueba de ADN, que confirmó que el hombre no era el padre biológico. También se constató que esta niña, que entonces tenía 15 años, tampoco tenía una relación genética con la que consideraba su madre, y en 2018 reclamó la averiguación de su identificación con arreglo al principio de veracidad biológica.

Hace tres años falleció la supuesta madre biológica de esta niña y aún se está pendiente de conocer el resultado de la prueba de ADN realizada, en enero pasado, a su supuesto padre biológico.

Explicaciones de una enfermera

Tras el revuelvo generado por el caso de este intercambio, Guadalupe Fontán, enfermera enfermera del Instituto de Investigación del Consejo General de Enfermería, ha mandado un mensaje sobre la identificación de bebés en España:

“Desde el Consejo General de Enfermería queremos enviar un mensaje de tranquilidad puesto que este caso es totalmente excepcional y más con las medidas que se han puesto en marcha y que tenemos a día de hoy. La identificación inequívoca del recién nacido es una de las prioridades de los sistemas de calidad que tiene todo el Sistema Sanitario. Está recomendado por la Organización Mundial de la Salid, (OMS), está en la Estrategia de Calidad y además cada comunidad autónoma tiene su propias normativa para hacer que los centros cumplan y den garantías de seguridad en este sentido.

La primera medida para evitar que estos casos de intercambio ocurran es el fomento de la no separación de la madre y el bebé desde el mismo momento del nacimiento. Por lo tanto, en el momento en el que se produzca el nacimiento, ya sea en el paritorio o en un quirófano, es en ese momento donde los profesionales, antes de que se haya producido ninguna separación, realizan esa identificación. Se hace con brazaletes, tanto para la madre como para el hijo y además con unos códigos identificativos con un número que es exclusivo para cada recién nacido, para cada niño. Esos códigos van tanto en la pinza del cordón umbilical como en el brazalete de la madre y del niño. Además, hay algunas instituciones que suman muestras sanguíneas para la identificación de ADN.

Como tenemos estos códigos de seguridad, tanto código número como código de barras, los profesionales sanitarios hacen comprobaciones frecuentes. Cada vez que van a hacer una intervención o una actividad sanitaria tienen la responsabilidad de confirmar la identidad tanto de la madre como del bebé, con lo cual, si hubiera algún error, eso saltaría y se darían cuenta de ese error.

Las sociedades científicas recomiendan la combinación de estos métodos de identificación inequívoca y de garantía, puesto que se ha demostrado que sólo el uso de la huella plantar no es lo suficientemente seguro, pues en muchos casos tiene limitaciones, porque es muy difícil realizar correctamente la muestra del bebé y además la huella no está bien formada, en los niños puede cambiar, por lo tanto, no es un método que se pueda usar aisladamente y que dé garantías de seguridad”.

Noticias relacionadas

Bebés, Consejo General de Enfermería (CGE), error médico, Incubadora, intercambio, Logroño, nacimiento

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*