El Vall d’Hebrón realiza la primera donación pulmonar en un bebé en asistolia controlada

Miércoles, 1 de septiembre de 2021

El equipo de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Hospital Vall d’Hebrón, ubicado en Barcelona, ha realizado, por primera vez en España, la extracción pulmonar en asistolia controlada a un bebé para su donación a un receptor pediátrico menor de 24 meses, que se encontraba en lista de espera para el trasplante de los dos pulmones. La técnica empleada es la misma que la usada en pacientes adultos, sin embargo, esta es una intervención poco común en Europa. Esto, según explican desde el propio centro de la Ciudad Condal en un comunicado, se debe a que la estructura y los tejidos pulmonares de los bebés no son los mismos que en el caso de los adultos, como tampoco la resistencia a la isquemia.

La doctora Irene Bello, del Servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del hospital, ha apuntado que existe “muy poca experiencia de donación en asistolia controlada con bebés. Esta es la primera vez en el Estado que se hace con un donante menor de 24 meses”. “La opción en asistolia controlada se había explorado poco, hay poco donante infantil, y esta intervención abre un nuevo campo”, puntualiza, por su parte, la doctora Laura Romero, de la misma unidad.

En lo referente a la extracción, la doctora Bello destaca que en el caso de “donantes tan pequeños, no sabemos cuánto tiempo pueden estar los tejidos sin recibir oxígeno, de forma que tenemos que hacer la cirugía de la extracción de los pulmones lo más rápido posible”. En esta operación se extrajeron los pulmones del bebé y se constató que el órgano era apto para realizar el trasplante, se trasladaron al centro, donde se encontraba el receptor, en quirófano. La intervención se llevó a cabo con un equipo multidisciplinar integrado or profesionales de cirugía torácica, cirugía cardiaca pediátrica, anestesiología, el equipo de la UCI pediátrica, que permitió el soporte con oxigenación extracorpórea en el quirófano, enfermeras de anestesiología, coordinadora de enfermería de trasplante, enfermeras perfusionistas, enfermeras quirúrgicas, TCAE y celadores.

La doctora Leire Sánchez, del Servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar, ha informado de que el “injerto era perfecto, se había hecho la extracción en quirófano y los pulmones llegaban en un estado óptimo”. “Más compleja fue la segunda intervención del proceso, es decir, el trasplante, porque el bebé receptor tiene una cardiopatía congénita y para poder realizar el trasplante de ambos pulmones fue necesario remodelar el corazón con la colaboración del equipo de cirugía cardiaca pediátrica”, señala la doctora Romero. El paciente padecía una hipoplasia y estenosis de las venas pulmonares, una cardiopatía congénita que cursa con hipertensión pulmonar y acaba siendo necesario un trasplante de pulmones.

Lis Vidal, enfermera gestora de casos de trasplantes, por otro lado, ha incidido en que de forma previa al “trasplante trabajamos con la familia o cuidadores cómo será todo el proceso: el acceso a la lista de espera, la intervención, la estancia en la UCI y la hospitalización. Establecemos una relación muy próxima, basada en el respeto y la confianza, para que el niño y la familia logren los conocimientos y las habilidades después del trasplante en relación al tratamiento, la dieta y la actividad física aconsejados para tener total autonomía una vez reciben el alta”.

Por su parte, el doctor Nacho Iglesias, referente en trasplante pulmonar pediátrico de la Unidad de Neumología Pediátrica y Fibrosis Quística, plantea, según recogen en la citada nota informativa, que se hace “seguimiento del paciente para prevenir y tratar posibles complicaciones respiratorias como las infecciones o de rechazo del injerto, y ajustamos el tratamiento inmunosupresor. Además, trabajamos de forma coordinada con otras especialidades fundamentales para la buena evolución del paciente, como son soporte nutricional pediátrico, cardiología pediátrica, nefrología pediátrica, fisioterapia, logopedia y foniatría”.

Alberto Jáuregui, jefe del Servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar, ha concluido, apuntan desde el Hospital Vall d’Hebrón, que en “población infantil es mucho más infrecuente que en población adulta necesitar trasplantes de pulmón. Sin embargo, hay niños que están en lista de espera y los donantes son muy escasos. Por eso es importante poder ampliar las opciones de donantes a través, por ejemplo, de este procedimiento de asistolia controlada”.

Noticias relacionadas

asistolia controlada, bebé, donación pulmonar, Hospital Vall d’Hebron, Trasplante pulmonar

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*