«Enfermería es entrega, pasión, amor por el prójimo y mucha paciencia»

Viernes, 6 de julio de 2018

Hemos hablado con el actor, productor y director Carlo D’Ursi, que ha estrenado la película Jefe, junto con Luis Callejo y Juana Costa. Nos habla de este proyecto, de su cortometraje Tabib, sobre la muerte del último pediatra de la ciudad siria de Alepo y sobre su relación con los profesionales enfermeros.

Pregunta: Tiene experiencia como actor, productor y director dentro del mundo audiovisual, ¿qué diferencias ha podido encontrar en la profesión desde estos tres puntos de vista?

Respuesta: El productor es el que materializa los proyectos y las ideas. El director es un visionario que plasma las emociones y las historias en imágenes. El actor es el creador que da vida a personajes que existen solo sobre un papel.

P.: Cuenta también con una larga trayectoria internacional en teatro, cine y televisión, ¿qué le hizo afincarse en España? ¿Es diferente la forma de trabajar aquí que en otros lugares en los que ha estado?

R.: Llegué a España en 1998, en un momento de plena expansión económica en el que con una buena idea se podía conseguir casi todo lo que se quisiera. Me cautivó del país la capacidad que tenemos de sobreponernos a cualquier situación, y siempre con una sonrisa, así como su cultura y su diversidad.

P.: Ha participado en series tan populares en la actualidad como Allí abajo o La peste, ¿qué experiencias ha vivido durante su participación en estos proyectos?

R.: Es realmente maravilloso ver cómo la producción televisiva española ha ido creciendo en calidad y contenidos. Proyectos tan dispares como Allí abajo o La peste han encontrado un hueco en el mercado siendo líderes en sus cadenas.

P.: Ahora estrena la película Jefe, junto con Luis Callejo y Juana Costa. Háblenos de ella y de su personaje. ¿Por qué deberíamos ir a verla?

R.: Deberían ver Jefe porque es una comedia sobre las segundas oportunidades, porque habla de la vida sin edulcorantes, pero siempre con una sonrisa, porque lo mejor en la vida es reírse, y si es de nosotros mismos, mucho mejor.

Jefe es la historia de un empresario de altos vuelos cegado por el éxito, interpretado por Luis Callejo, que aprende a vivir y a ser mejor persona gracias a una vitalista y empoderada mujer sin complejos, Juana Acosta. Mi personaje es Gómez, el brazo «izquierdo» de Luis Callejo, y, al mismo tiempo el blanco de todas sus críticas. Pero al final Gómez no es tan corderito como parece.

P.: Un de los proyectos que ha liderado ha sido el corto Tabib, en el que cuenta la historia del último pediatra de Alepo. ¿Qué le inspiró a hacerlo? Cuéntenos sus experiencias durante el rodaje.

R.: La inspiración vino de la noticia que apareció en todos los medios el 27 de abril de 2016: «Muere el último pediatra de Alepo». Vengo de una familia de personal sanitario, y desde el primer momento me di cuenta que destruir un hospital significa matar a mucha más gente que las victimas directas, pues se quita la asistencia médica básica a miles de personas. El rodaje ha sido complejo, ya que teníamos que conciliar las exigencias dramáticas con cierto rigor médico. La pregunta clave en muchas ocasiones era: «¿Pero esto mantiene la esterilidad?».

P.: En dicho corto, y en Allí abajo, se refleja, desde distintas perspectivas, el mundo sanitario. Desde su punto de vista, ¿cómo están plasmados los profesionales de la salud en el mundo del cine y de la televisión?

R.: Me resulta muy interesante que haya una representación del personal sanitario en el cine y la televisión, pues forman parte de nuestra vida.

Además, creo que es muy importante conocer lo que ocurre dentro de una estructura médica para poder entender mejor las circunstancias, a veces no del todo favorables, en las que trabajan los profesionales enfermeros para todos nosotros.

P.: ¿Qué representa para usted la figura de los profesionales enfermeros? ¿Tiene alguna anécdota en su vida personal con ellos?

R.: Una de mis mejores amigas es enfermera y ha sido la asesora médica de Tabib. Con ella paso muchas horas hablando de su vida dentro del hospital, y tengo que decir que da para más de un guion.

P.: Además de todos estos proyectos, ¿qué futuros planes tiene en mente?

R.: El año que viene rodaré en Chile el largometraje Fusileros, la historia del grupo armado que intentó derrocar a Pinochet.

PÍLDORAS

¿Cómo definiría la labor enfermera?

Entrega, pasión, amor por el prójimo, y mucha paciencia. Los enfermeros para mí reúnen todas las virtudes de una madre.

¿Qué no falta en su botiquín?

Suelo viajar a países de África, así que el Malarone® ya es un compañero de viaje fijo.

Ejercicio, ¿en un gimnasio o al aire libre?

Más a menudo en el gimnasio, pero suelo hacer mucho ejercicio aeróbico y cuidar las articulaciones estirando mucho. Siempre que puedo intento practicar deporte al aire libre, aunque la calidad del aire en Madrid a veces no sea la mejor

¿De qué alimento no podría prescindir?

Tengo poca tendencia a las adicciones y no tengo apego por un alimento, pero puedo decir a ciencia cierta que podría comer paella y arroces sin parar.

De no haberse dedicado al mundo de la interpretación, ¿qué otra profesión habría escogido?

Si no me hubiese dedicado al cine probablemente habría seguido la estela de mi abuelo para ser ginecólogo.

Carlo D'Ursi, enfermería, Jefe, Película

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*