Enfermeros por el mundo: Finlandia

Viernes, 23 de junio de 2017

Titulada en Enfermería por la Universidad de Murcia en 2010, trabajó varios veranos en la región: en el Hospital Virgen de la Arrixaca y en el Equipo Volante (EVO) del Hospital Morales Meseguer. Marina Funes Gil, tras quedarse muy cerca de conseguir plaza en un par de ocasiones, decidió marcharse a Finlandia en 2014. Alavus, un pequeño pueblo de este país, ha sido su hogar hasta el pasado mes de marzo que decidió volver a España a buscar una nueva oportunidad.

 “El sistema sanitario finlandés no es ni mejor ni peor es, simplemente, diferente. Muy diferente”

Pregunta.: ¿Por qué decidiste irte de España a ejercer cómo enfermera?

Respuesta.: Estaba cansada de trabajar sólo de verano en verano sin opción a nada más. Necesitaba sentirme realizada. Si no hubiese sido por la mala situación laboral, creo que nunca me hubiese ido.

 P.: ¿Por qué elegiste Finlandia?

 R.: Fue en enero de 2011 cuando en el periódico leí la oferta de trabajo en Alemania y Finlandia, y unos meses después la oferta apareció también en Bélgica. Mandé mi CV a las tres empresas responsables.

Finlandia fue el que más confianza me inspiró. Para ir a Bélgica había que pagar unas sumas importantes de dinero, y si por algún motivo decidía volverme antes de cumplir el contrato que ofrecían, la suma se incrementaba. Si bien es cierto que hasta enero de 2013 no recibí noticias de Finlandia, cuando ya lo daba por perdido, a partir de esa fecha prácticamente todos los meses nos convocaban a los solicitantes a diferentes entrevistas en las que venían a Alicante nuestros propios empleadores finlandeses. Fueron seleccionando enfermeras hasta septiembre del mismo año en el que se decidieron las 10 enfermeras que nos fuimos.

 P.: ¿Cuáles han sido los puntos positivos y negativos de tu estancia en Finlandia?

 R.: La peor parte de todas, por encima del frío, es la oscuridad. Es duro para una murciana estar sin ver ni un rayo de luz dos meses. El frío se sobrelleva, pero la frialdad de las personas también es un factor importante; es muy difícil relacionarse con ellos, entrar en su vida.
La parte positiva es todo lo que he crecido profesional y personalmente, y la experiencia, que no la cambio por nada.

 P.: En algún momento sentiste un trato discriminatorio por ser extranjera?

 R.: Nunca. El personal del hospital sabía desde antes de llegar nosotros, que nuestra formación es mucho mejor que la suya. En ocasiones pedían consejo de cómo hacer algo o qué significaba algún término. Y los pacientes, al principio, no les hacía mucha gracia que fuera extranjera, pero en el momento que les decía que era española, eran todo halagos.

 “La parte positiva es todo lo que he crecido profesional y personalmente, y la experiencia, que no la cambio por nada”

 P.: ¿Qué nivel de Finlandés es el exigido para trabajar allí?

 R.: Yo me fui a través de EURES (Portal Europeo de Movilidad Profesional del Servicio Público de Empleo) Para irnos necesitábamos un B1 en finlandés y ellos se encargaron de proporcionarnos un curso intensivo de 4 meses con una profesora nativa.

 P.: El sistema sanitario finlandés es uno de los mejores del mundo, ¿encontraste mucha diferencia con el sistema sanitario español?

 R.: No sé si yo catalogaría el sistema sanitario finlandés como de los mejores, para mí no es así. En Finlandia existe el copago, que puede ser una cuota anual o por visitas, cosa que no está mal. Las condiciones laborales sí que son mejores que las que yo he vivido aquí. Allí tienes derecho, por ejemplo, a 3 días de baja por enfermedad propia o de hijos sin necesidad de visita médica, cada minuto de trabajo extra es remunerado…

No sé cómo será en un hospital general, pero donde yo trabajaba (centro de salud) no teníamos todo tipo de material, carencias que aquí, en España no hay y muchas diferencias en tratamientos.

La enfermería no es universitaria, se forman con la práctica (en grados formativos) con la falta de conocimientos que ello conlleva, pero tienen muchos cursos para formación continuada.

La auxiliar tiene más competencias que en España (sondajes, medicación oral, etc)  y la enfermera se encarga de la medicación y burocracia, que es demasiada.

No es ni mejor ni peor es, simplemente, diferente. Muy diferente.

 P.: ¿Qué es lo que más echaste de menos de España?

 R.: Familia, amigos, sol… Salir a tomar algo, estar en fechas importantes, que salga el sol todos los días, entre otras, son cosas que mientras las tienes no las valoras, pero notas mucho cuando te faltan.

Cuando vine por Navidad recuerdo como nos quedamos mirando el sol por la mañana, ¡como si fuera algo que no habíamos visto jamás!

 P.: ¿Por qué decidiste volver a España?

 R.: Decidí volver por un cúmulo de circunstancias. Por un lado, estoy estudiando un máster semipresencial en el que tengo que acudir a prácticas y eran muchos viajes de ida y vuelta. Por otro lado, llegó el momento en el que decidí que como experiencia era suficiente, debía plantearme si seguir allí y formar mi vida o volver a casa. A esto se le añadió el echar de menos, que mi pareja tenía trabajo aquí y demás, asíque cogí las maletas sin billete de vuelta.

 P.: ¿Qué consejos le darías a otros compañeros de profesión que decidan emigrar?

R.: Yo les diría que adelante. Es muy duro, no voy a decir lo contrario, pero la experiencia merece la pena.

 

 

 

REQUISITOS PARA TRABAJAR COMO ENFERMERO EN FINLANDIA

 

Documentación Nivel de idioma Título Solicitud de empleo
 

 

DNI/Pasaporte

 

 

B1

Homologación del Título de Diplomado en Enfermería por Valvira (Organismo que se encarga de controlar y convalidar los títulos extranjeros sanitarios y de servicios sociales)

 

Registro en la Policía.

Registro en KELA (Seguridad Social)

Registro en MAISTRAATTI (ayuntamiento)

Enfermeros por el mundo, Finlandia, trabajo

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*