Investigadores del Gregorio Marañón desarrollan un tratamiento contra el rechazo en trasplantes, pionero en el mundo, basado en terapia celular

Miércoles, 21 de julio de 2021

Investigadores del Laboratorio de Inmunorregulación del Hospital Gregorio Marañón, ubicado en Madrid, han implantado, de manera íntegra, un tratamiento pionero en el mundo, basado en terapia celular, con el que prevenir el rechazo inmunológico en los trasplantes, y prolongar indefinidamente la supervivencia del órgano trasplantado, y, así, la vida del paciente, resultado de un trabajo de más de seis años dirigido por Rafael Correa.

Este nuevo método, informan desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid en un comunicado, con células Treg de tejido tímico (thyTreg), y que podría implantarse, en el corto plazo, en los hospitales, persigue el objetivo de prevenir el rechazo de dicho órgano y alcanzar la eliminación del empleo de fármacos inmunosupresores. Dado que se usan las células del propio paciente se minimizan los efectos secundarios, lo que repercute en una mejor calidad de vida del trasplantado.

Enrique Ruiz, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, acudió, en la jornada de ayer, a la presentación de los resultados del estudio, que, asimismo, presentó “resultados prometedores”, destacan, en los tres pacientes, bebés, trasplantados que se están sometiendo a esta técnica innovadora en el ámbito mundial. El consejero incidió en la importancia de esta investigación para asegurar la supervivencia de los pacientes al evitar el rechazo de los órganos sin necesidad de fármacos inmunosupresores. La Organización Nacional de Trasplantes y la directora de la Canadian Donation and Transplantation Research Program respaldan este estudio.

En la citada nota informativa explican que la paciente Irene, de seis meses, fue la primera persona en el mundo en recibir este tratamiento, tras ser trasplantada de corazón en el Hospital Gregorio Marañón; nació con una cardiopatía congénita que precisaba trasplante cardiaco. Apuntan que evoluciona favorablemente en su respuesta inmunológica y se investiga, de forma pormenorizada, cómo la terapia thyTreg puede reducir el riesgo de rechazo del nuevo corazón, especialmente durante el año posterior a la intervención, como el periodo más crítico. En los meses posteriores al tratamiento, la paciente ya ha revelado una reserva de células Treg en su organismo superior a la habitual en afectados que no han recibido terapia celular, y la presencia de las mismas, “de momento, parece mantener bajo control los mecanismos inflamatorios y la proliferación de las células que podrían desencadenar el rechazo”.

Durante los últimos años, señalan desde el Ejecutivo autonómico madrileño, ha existido literatura científica que ha probado que el sistema inmunológico posee un mecanismo intrínseco de regulación o tolerancia, mediado por unas células llamadas T reguladoras (Treg), encargadas de controlar y reducir las respuestas inflamatorias inadecuadas. A lo largo de estos seis años, el Laboratorio de Inmunorregulación del Gregorio Marañón, bajo la dirección de Rafael Correa, ha investigado cómo extraer grandes cantidades de células Treg y de alta calidad empleando una fuente alternativa a la sangre.

La labor de investigación de Esther Bernaldo de Quirós, Marjori Pion y el resto del equipo ha facilitado el desarrollo de una intervención completamente nueva para fabricar dosis terapéuticas de estas células a partir de un tejido que cubre el corazón, el timo. Las células, thyTreg, cuentan con cualidades únicas y una altísima capacidad reguladora. Con el procedimiento implantado pueden lograrse miles de células más que las se pueden conseguir de la sangre. El grupo es pionero en el empleo como terapia de estas células en pacientes y, de forma colaborativa con el Área del Corazón Infantil y la Unidad de Producción Celular del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Gregorio Marañón, ha puesto en marcha un ensayo clínico de una terapia thyTreg. Esta puede restablecer el correcto equilibrio inmunológico y podría inhibir completamente, o disminuir de forma significativa, las respuestas inmunes causantes del rechazo, alargado indefinidamente la viabilidad del órgano trasplantado y, así, la vida de los afectados.

Noticias relacionadas

Células thyTreg, Hospital Gregorio Marañón, rechazo, Terapia celular, trasplante de corazón, trasplantes

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*