El Gregorio Marañón implanta, de forma pionera en España, la figura de la enfermera de salud mental en el servicio de urgencias

Jueves, 29 de abril de 2021

El Hospital Gregorio Marañón, ubicado en Madrid, ha puesto en marcha, de forma pionera en España, la figura de la enfermera especialista en salud mental en el servicio de urgencias, con el objetivo de mejorar y agilizar la asistencia en este ámbito, a través de una iniciativa desarrollada desde la Dirección de Enfermería y el Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del centro madrileño.

El propósito de este proyecto, de acuerdo con lo expuesto por el propio hospital en un comunicado, es brindar unos cuidados personalizados y especializados, por parte de una enfermera de salud mental, desde el momento en que el paciente acude a urgencias. Esta figura se encarga de comenzar y coordinar la atención del equipo asistencial, con lo que se mejoran la calidad de esta asistencia y los tiempos de respuesta de las necesidades de los afectados.

Una de las vías de entrada a la atención especializada de salud mental, explican, son las urgencias, para pacientes adultos, adolescentes y pediátricos. En estos casos, las personas presentan habitualmente síntomas agudos que precisan un abordaje rápido, eficiente, humanizado y profesional, que se facilita a través de la experiencia de la enfermera especialista en salud mental, con el conocimiento adquirido sobre los requerimientos de este colectivo.

La labor de estas profesionales empieza con el triaje, y podrán desempeñar actuaciones específicas especializadas, a saber, desactivación verbal, alternativas a las autolesiones o técnicas de relajación, así como se encargarán de informar y apoyar a los familiares. De forma paralela, son responsables de coordinar, con la enfermera al cargo del paciente, en el servicio en que se ubique, la atención del equipo de salud mental y de urgencias, y de asesorar a las enfermeras de urgencias en el abordaje de personas con patología mental. Además, si se necesitara hospitalización, llevan a cabo el proceso de acogida y de transferencia de información al personal de planta, en todo momento con el acompañamiento del paciente.

Por otro lado, una vez se produce el alta, directamente desde urgencias, se efectúa la coordinación con los dispositivos de enfermería comunitaria en los centros de salud mental o de referencia, mejorando la continuidad de los cuidados. Concluido el periodo piloto y las primeras semanas de implantación, los datos revelan, destacan en la citada nota informativa, su eficiencia, dado que con su intervención, en solo un mes, se han evitado 80 fugas/altas voluntarias, 40 episodios de auto/heteroagresividad y 35 de agitación psicomotriz. A pesar de ello, continúan, lo más destacable por parte de los pacientes es que la humanización y la profesionalización de la atención a los afectados de alguna dolencia mental, desde el momento de contacto con el centro.

Así, desde el Hospital Gregorio Marañón se incide en que este proyecto surgió en el comité de usuarios y familiares del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del hospital, donde se da cobertura a los requerimientos, las inquietudes y las aportaciones de afectados y familiares.

Noticias relacionadas

Enfermera de salud mental, Enfermera de salud mental en el servicio de urgencias, enfermera especialista en Salud Mental, Hospital Gregorio Marañón

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*