José Manuel Freire, Secretario General del Sindicato de Enfermería, analiza la OPE que tendrá lugar en Madrid

Jueves, 18 de septiembre de 2014

‘De aquellos polvos vienen estos lodos’

Dentro de unos días se examinarán,en diversas universidades madrileñas,casi 60.000 enfermeras, matronas y fisioterapeutas en pugna por una de las 1.846 plazas que el Servicio Madrileño de Salud (Sermas)convocó en suúltima Oferta Pública de Empleo. Será ésta una de las mayores oportunidades de los últimos años para conseguir un empleo estable en el sector público sanitario, tanto por número de plazas ofertadas como por aspirantes presentados. Jose_Manuel_Freire_005b

Aunque puedan parecer muchas, la realidad es que con este número no se cubrirán los casi 2.000 puestos de trabajo que se han perdido en estos últimos años en la sanidad pública madrileña debido, principalmente, a la política de férreo ahorro que se ha instaurado en las Administraciones Públicas de nuestro país.

Digo que no se cubrirán por el mero hecho de que esas 1.846 puestos no son de nueva creación si no que en este momento ya están ocupados por profesionales de la Sanidad que competirán con otros muchos por cada uno de ellos. Cuando finalice el proceso, seguirá existiendo un déficit real de varios miles de profesionales de enfermería, fisioterapia y matronas.No en vano, y lo dice el Ministerio de Sanidad, ocupamos uno de los últimos puestos de la UE en cuanto a enfermeras por 1.000 habitantes.

Si no se hacen contrataciones pero se siguen jubilando compañeros, si las bajas por enfermedad no se cubren y los puestos vacantes lo siguen estando ‘por siempre jamás’, no podemos hablar de que con estas nuevas incorporaciones se acabarán parte de los males que asolan a la Sanidad Pública madrileña, tal y como dicen algunos.

Estrés, agotamiento, abandono, desgana a la hora de enfrentarse a la nueva jornada de trabajo, etc. son algunos de los sentimientos que trasladan las enfermeras, matronas y fisioterapeutas cuando se les pregunta cómo viven su labor asistencial. Las condiciones laborales a las que se tienen que enfrentar, con jornadas agotadoras por falta de profesionales, carencia de material básico para el desarrollo de su labor, tener que aplazar libranzas para suplir a alguna compañera que ha caído enferma y a la que no se sustituye son alguna realidades ‘invisibles’ de la atención sanitaria que los responsables de la Comunidad no ven o no quieren ver.

No pasará mucho tiempo ya que una generación de profesionales sanitarios, muy numerosa además, está próxima a la jubilación, y habrá que relevarla. Tal vez en ese momento, alguno recuerde el refrán que dice que “De aquellos polvos vienen estos lodos” y recrimine a los entonces dirigentes por su falta de previsión y diligencia.

articulo, Madrid, Madrid, OPE, opinion, Secretario General del Sindicato de Enfermería

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*