La historia de Elena Cañizares: la estudiante de Enfermería con covid-19 a la que sus compañeras quieren echar del piso

Martes, 24 de noviembre de 2020

Desde hace unas horas el nombre de Elena Cañizares ha sido noticia y ha aparecido por todas las redes sociales, incluso llegando a ser trending topic en Twitter. Se trata de una joven estudiante de enfermería que ha querido contar su testimonio llegando a recibir un aluvión de mensajes de apoyo.

Elena Cañizares en una de sus entrevistas |Captura

Esta futura profesional sanitaria cuenta que ha dado positivo en covid-19 y por ello sus compañeras de piso quieren que se vaya. Por ello esta joven decidió denunciar su historia en las redes sociales. Se contagió mientras realizaba sus prácticas de Enfermería en un hospital y al descubrirlo sus compañeras quieren echarla y que se vaya a su casa, algo que a ella verdaderamente le preocupa y de lo que está en contra ya que tiene que hacer cuarentena y podría poner en riesgo la vida de otras personas si se mueve.

«Ayer me hice la PCR porque estoy estudiante de enfermería y tengo q hacer prácticas. Llevo 15 días relacionándome con mis tres compañeras de piso y mi novio solamente. Me ha pillado en el piso de Ciu donde vivo el 90% de mi tiempo, mis compañeras de piso se fueron a sus pueblos para el finde. Les informo que me han dado el positivo, me dicen en videollamada que me debería ir a mi pueblo con mis padres (de más de 60 años, uno infartado y otra con hipertensión) para que ellas, cuando acaben la cuarentena que tienen que hacer por haber estado juntas, puedan volver al piso. Les digo que yo no voy a salir de mi habitación, que la rastreadora me ha dicho que no puedo irme a ningún lado, y les digo lo de mis padres». Así comienza la publicación de Elena Cañizares que se ha convertido en viral provocando la indignación de muchos por la falta de empatía, solidaridad y compañerismo de sus compañeras de piso.

La joven se indignó con el comportamiento de sus compañeras ya que sus padres son personas de riesgo, les explica que no saldrá de su cuarto mientras no sea estrictamente necesario y que la rastreadora le ha indicado que no puede salir de casa, pero sus compañeras responden egoístamente: “egoísta por pensar en los tuyos, pero no en otras tres personas que no van a poder estar en ese piso que también es tuyo. Tus padres tienen como deber cuidarte, nosotras no. Nosotras nos hemos encontrado en la calle y no tenemos por qué vivir esta situación”, le dice una de sus compañeras. Estos han sido los mensajes:

“Les digo que yo no voy a salir de mi habitación, que la rastreadora me ha dicho que no puedo irme a ningún lado, y les digo lo de mis padres. Les digo que pueden traerme los tuppers de la cocina a la puerta de mi habitación. Me dicen que eso es una responsabilidad y que tienen cosas que hacer, les digo que puedo ir con doble mascarilla a la cocina en horas donde no haya nada y calentar tuppers y llevármelos a mi habitación, desinfectándolo todo después, con doble mascarilla, manos lavadas, etc…”.

“Tenemos dos baños, somos 4, les digo que iría al baño con -otra vez- doble mascarilla, desinfectándolo todo, etc… (la opción de que me quede con un solo baño para mí no se me ocurre, la verdad. Ni a ellas)”.

“Conozco yo a 80.000 personas que han dado positivo y se han ido a su casa a pasar la cuarentena y no te excuses en que no te puedes desplazar porque sí que te puedes desplazar”, le contesta una de sus compañeras en un audio de Whatsapp mientras le acusan de ser “egoísta por pensar en los tuyos, pero no en otras tres personas que no van a poder estar en ese piso que también es tuyo”. “Tus padres tienen como deber cuidarte, nosotras no. Nosotras nos hemos encontrado en la calle y no tenemos por qué vivir esta situación”, le dice otra de ellas, cuando Elena les insiste en que no quiere ponerlos en riesgo ya que tienen problemas de salud.

“En el fondo no quieres ir a Almagro porque estás más a gusto en el piso. Es un acto egoísta. Tú te quieres quedar allí a costa de todo. Tenemos una vida. Si yo doy negativo no tengo por qué aguantar a un positivo en mi piso, piensa un poco en nosotras. Tus actos hablan por sí solos. Te estás adueñando de un piso que es de todas”, le reprocha otra de ellas.

Finalmente en uno de los últimos mensajes que le envían a esta estudiante de enfermería le aseguran que “Si las tres nos negamos a que te quedes en el mismo dando positivo, te tienes que ir. No estamos de acuerdo, somos tres contra uno, te tienes que ir. «Vamos a esperar a los resultados, pero yo no voy a estar a gusto con un covid-19 en mi piso. No voy a estar a gusto yendo a comer a la cocina tocando cubiertos que tú has tocado”, añade otra.

La joven acabó eliminando los mensajes de Twitter después de que una de sus compañeras le amenazara con denunciarla pero fue demasiado tarde porque para entonces miles de personas ya se habían enterado de la situación recibiendo mensajes de apoyo e incluso ofertas de piso.

Noticias relacionadas

Confinamiento, COVID-19, Elena Cañizares, enfermera, Twitter

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*