La labor de la enfermera de salud mental en urgencias

Martes, 10 de agosto de 2021

El Hospital Gregorio Marañón, ubicado en Madrid, puso el pasado mes de abril en marcha, de forma pionera en España, la figura de la enfermera especialista en salud mental en el servicio de urgencias. Mª Luisa Cuesta es la jefa del Departamento de Psiquiatría del centro, y nos atiende para hablar de las funciones de este nuevo perfil, del día a día de estas profesionales y de las características de los pacientes de salud mental que acuden a urgencias.

© Unidad de Fotografía del Hospital Gregorio Marañón

Pregunta. El hospital ha puesto recientemente en marcha, de forma pionera en España, la figura de la enfermera especialista en salud mental en el servicio de urgencias. Háblenos de este nuevo perfil.

Respuesta. Se trata de enfermeras especialistas en salud mental o con amplia experiencia en el cuidado de pacientes psiquiátricos que desempeñan su actividad profesional en el servicio de urgencias, junto con el equipo de psiquiatras de guardia. Esta enfermera hace una primera valoración del paciente y realiza intervenciones específicas como técnicas de relajación o desactivación verbal. También llevan a cabo una importante intervención con las familias, que acuden al servicio de urgencias con un nivel elevado de angustia.

Tras la valoración por el psiquiatra de guardia, el paciente puede irse de alta a su domicilio, en cuyo caso la enfermera de salud mental contacta con el centro de salud mental (CSM) que le corresponda para informar a su enfermera de referencia sobre la visita al servicio de urgencia; o puede ser ingresado en la unidad de hospitalización de psiquiatría, para lo que la actuación será la de realizar una coordinación con el personal de planta para una correcta transferencia de información sobre el proceso que sufre el paciente o bien puede quedar ingresado en un área de observación del servicio de urgencias, con el que también coordinarán la transferencia del paciente.

Además tienen una importante función de consultoría para el resto de profesionales del servicio de urgencias y actividad docente, impartiendo talleres de manejo del paciente en escalada de agitación.

P. ¿Cómo se decidieron a implantar esta figura? ¿Qué objetivos se persiguen con ello?

R. El 2020 el Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Marañón constituyó una comisión de usuarios. En la primera reunión con las asociaciones de pacientes les pedimos que nos dijeran cuáles eran las principales áreas de mejora en las que deberíamos trabajar, desde su punto de vista, y la mejora de la asistencia en el servicio de urgencias fue una de las cuestiones más relevantes.

Propusimos entonces implantar la enfermera de salud mental como un referente para el paciente y su familia en un medio que los afectados perciben como hostil, y en el que describían una gran diferencia de trato con respecto al recibido en las plantas de hospitalización de psiquiatría. El objetivo principal de este proyecto es mejorar la calidad de asistencia que proporcionamos a nuestros pacientes en el servicio de urgencia, humanizando la atención y disminuyendo el estigma que sufren estos pacientes.

P. ¿Cuáles son las labores principales de la enfermera de salud mental en urgencias?

R. Se realizan labores asistenciales, valorando y efectuando intervenciones específicas; labores de gestión, coordinando la atención con los diferentes equipos asistenciales y asegurando la continuidad de cuidados tanto dentro del hospital como con la red comunitaria a través de los centros de salud mental; labores docentes, impartiendo talleres dirigidos a los profesionales del servicio de urgencias; y labores investigadoras, estableciendo líneas de investigación que están en desarrollo en este momento.

P. ¿Cómo es el día a día de este nuevo perfil profesional?

R. Son seis enfermeras para dar cobertura a dos puestos, uno en la urgencia de adultos y otro en la urgencia de infantil y maternidad, durante 12 horas. Al inicio del turno de trabajo acuden al pase de guardia de psiquiatría, y se coordinan y planifican con el resto del equipo el inicio de la jornada: cuántos pacientes de psiquiatría hay en las áreas de observación y cuál es su evolución, si hay algún ingreso pendiente y cuál es la disponibilidad de camas.

A continuación van a la urgencia correspondiente, realizan seguimiento de los pacientes ingresados en observación y atienden a la demanda que acude a urgencias durante el resto del turno. El puesto de urgencias del edificio materno-infantil lleva a cabo, además, funciones de interconsulta en las unidades de hospitalización dicho edificio.

P. ¿Qué tipo de pacientes es el que atiende más frecuentemente? ¿Qué dolencias o problemáticas son las que les hacen acudir a urgencias?

R. Los principales motivos de consulta son episodios de ansiedad, ideación autolítica y alteración de conducta, con diferencias entre la población infantil y la adulta que estamos estudiando. La ideación autolítica es la más frecuente en el caso de la urgencia infantil y los episodios de ansiedad y las descompensaciones de la patología de base, en el caso de adultos. También estamos viendo nuevos casos de TCA que despuntan después del confinamiento y cuadros muy graves en pacientes con diagnóstico previo.

P. ¿Cuáles son las necesidades más habituales de estos pacientes?

R. La principal necesidad que tienen estos pacientes es de escucha empática y un ambiente tranquilo ausente de juicios. Cuando los pacientes con enfermedad mental acuden a urgencias es porque no son capaces de autorregularse y vienen en busca de ayuda, necesitan que alguien comprenda lo que les pasa.
Mediante la escucha activa, la enfermera de salud mental empatiza con el estado del paciente e interviene facilitando el autocontrol.

P. ¿Cómo es el trabajo de coordinación con el equipo asistencial, de salud mental y con la enfermera referente del paciente que acude a las urgencias?

R. La enfermera de salud mental se encuentra integrada en el equipo de psiquiatría de guardia, su trabajo se coordina desde el inicio de la asistencia. Con el resto de equipos asistenciales en urgencias se establece una comunicación fluida, colaborando y proporcionando apoyo en los momentos que lo requieren, para conseguir un manejo adecuado del paciente. Para ello disponen de un dispositivo móvil que permite una rápida comunicación.

P. ¿Y cómo se lleva a cabo la coordinación con el equipo de los centros de Atención Primaria y de salud mental?

R. La enfermera de salud mental contacta con su enfermera de referencia en el CSM correspondiente, que es el equivalente al centro de Atención Primaria para otras patologías. Como norma general los pacientes que acuden a nuestras urgencias corresponden a nuestra área de influencia, y los CSM forman parte del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental, por lo que son parte del equipo y tenemos una comunicación directa. Aunque también contactamos con otros CSM cuando es necesario.

P. ¿Qué valor tiene la educación para la salud en los pacientes de salud mental?

R. Es una intervención fundamental en los pacientes crónicos. Si te refieres al caso concreto de la asistencia en el servicio de urgencias, es una oportunidad para proporcionar información o consejo breve, a modo de píldoras informativas que sirvan al paciente para manejarse en situación de desestabilización y tomar decisiones para mantener el control de su enfermedad.

Noticias relacionadas

Enfermera de salud mental, Enfermera de salud mental en el servicio de urgencias, Hospital Gregorio Marañón

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*