“La Unidad de Semicríticos nace de la necesidad de ofrecer un paso intermedio entre las unidades de Cuidados Intensivos y las de hospitalización”

Lunes, 20 de septiembre de 2021

El Hospital Ramón y Cajal cuenta ya con una Unidad de Semicríticos. Se trata de unas instalaciones equipadas con la tecnología más avanzada que dará cobertura asistencial a todo paciente que no necesite estar en la UCI, pero que si empeora su estado de salud o presenta riesgo, pueda beneficiarse de una atención más especializada. Una unidad intermedia entre Cuidados Intensivos y hospitalización que conseguirá una asistencia más segura, de mayor calidad y más humana. El responsable de enfermería de esta unidad, Sergio Montero Fernández, y la responsable de enfermería del Área Funcional de Críticos y Diálisis, Laura Clavero López, nos explican todos los detalles de este nuevo espacio.

Laura Clavero y Sergio Montero, profesionales sanitarios de la Unidad de Semicríticos del Hospital Ramón y Cajal.
Laura Clavero y Sergio Montero, profesionales sanitarios de la Unidad de Semicríticos del Hospital Ramón y Cajal.

-Pregunta: ¿Por qué decidisteis ser enfermeros? ¿Qué os llevó a especializaros en ello?

-Respuesta: Laura: Para ser sincera he de reconocer que no se trató de una decisión sino más bien de que la vida me condujo a ello. Me gustaban las carreras del ámbito sanitario y tenía claro que quería que fuera de corta duración porque mi mayor inquietud era empezar pronto a trabajar. Acabé así estudiando enfermería y al realizar las prácticas, especialmente las que hice en una unidad de cuidados intensivos, esta profesión nuestra me conquistó. En cuanto comencé mi andadura ya como profesional la encaucé a cuidados especiales, primero en extrahospitalaria, luego en UCI y finalmente en Diálisis, donde he ejercido la mayor parte del tiempo hasta comenzar en gestión.

Sergio: En mi caso particular no existió una vocación innata, sino un enfoque vital que te da la trayectoria profesional. El deporte me llevó a los primeros auxilios y de ahí una cascada de necesidad de conocimientos hasta que un día me encontré metido en una UVI móvil del 061 en Madrid. A partir de entonces la mejor manera que conozco para afrontar mi trabajo con garantías es la excelencia y la única manera de conseguirla es actualizándose, especializándose, estar a la vanguardia de tu área de conocimiento.

-Pregunta: ¿De qué se trata la Unidad de Semicríticos y cómo nace?

Respuesta: L: La Unidad de Cuidados Semicríticos del Hospital Universitario Ramón y Cajal nace de detectar la falta de una unidad en la que se diera cobertura asistencial a todo paciente que, sin llegar a tener criterios de ingreso en una UCI, se complica o presenta un importante riesgo de hacerlo, y así pueda beneficiarse de una atención más especializada que en una unidad de hospitalización, pudiendo recibir en la misma unidad además, en caso de agravarse su estado, cuidados intensivos como en una UCI ya que dispone tanto de personal cualificado como de la estructura y los equipos necesarios.

Por otra parte, la unidad también responde a la necesidad inversa, igual de relevante, de ofrecer un paso intermedio entre las unidades de Cuidados Intensivos y las de hospitalización. Sin olvidar que es el gran resultado de muchísimo esfuerzo y trabajo de muchos profesionales enfocado todo a la consecución de nuestro objetivo común y final: dar una asistencia más segura, de mayor calidad y más humana a nuestros pacientes.

-Pregunta: ¿Quién forma el equipo en esta unidad?

-Respuesta: L: El equipo de enfermería de esta unidad lo conforman más de 80 profesionales, entre enfermeras y técnicos de grado medio sanitarios de cuidados auxiliares de enfermería. A la cabeza del equipo de enfermería Sergio Montero, como responsable de la unidad, y sin olvidar por supuesto, el importantísimo apoyo de nuestra Dirección de Enfermería así como la colaboración del resto de supervisores del área de críticos.

Tampoco quiero dejar de mencionar que son muchos más los profesionales que conforman el equipo de esta Unidad de Semicríticos, de diferentes categorías, todos ellos necesarios para lograr que funcione: facultativos, fisioterapeutas, celadores, equipo de limpieza y técnicos administrativos.

-Pregunta: ¿A qué pacientes está destinada?

-Respuesta: L: Actualmente, debido a la necesidad de camas de cuidados de intensivos tanto de covid como de no covid que hemos tenido, la unidad se ha abierto en realidad como una unidad de pacientes críticos no covid. Esperamos que siga mejorando la situación y la unidad pueda convertirse en aquello para lo que fue concebida, una unidad de cuidados semicríticos como he explicado anteriormente.

-Pregunta: ¿Cuál es el modo de trabajo de los profesionales sanitarios que trabajáis allí?

-Respuesta: S: El paciente es lo primero y todas nuestras actuaciones giran en torno a sus necesidades y objetivo terapéutico, en todas las esferas que rodean al paciente. Los profesionales del Área de Críticos de nuestro Hospital intentamos unificar los cuidados que realizamos, basándonos en la evidencia, con una actualización constante del conocimiento, y sin perder de vista la Humanización del cuidado, ahora más necesario que nunca, dado que nuestros pacientes han visto de nuevo restringidas las visitas, y somos nosotros muy a menudo su único contacto con el mundo exterior

-Pregunta: Lleva abierta desde mayo, ¿por qué ha sido necesaria? ¿Cómo ha sido la acogida?

-Respuesta: S: La pandemia producida por la Covid 19 hizo evidente la necesidad en nuestro hospital de un mayor número de camas de Cuidados Críticos. Con la puesta en marcha de esta unidad, se engrosa el número de camas de críticos, lo que alivia la presión, a la vez que se ofrece un mecanismo terapéutico adicional al paciente que es receptor de esos cuidados. La acogida por parte de los profesionales ha sido muy positiva. Ilusión, responsabilidad, competencia, innovación y espíritu pionero son algunos de los colores que pintan sobre el lienzo de esta nueva Unidad.

-Pregunta: ¿Cuáles son las principales funciones que llevan a cabo los profesionales enfermeros en esta unidad?

-Respuesta: L: Dar una asistencia integral y de calidad al paciente es la principal función del equipo de enfermería, sin olvidar que debemos promover la humanización de la misma.

-S: Igual que en el resto de áreas del hospital, las funciones de la enfermería consisten en cubrir las necesidades de los pacientes y sus familiares, desde que ingresan en nuestra unidad hasta que son dados de alta o fallecen, basándonos en la excelencia y la calidad de los cuidados.

-Pregunta: Si un profesional enfermero quiere dedicarse a esta área, ¿qué formación precisa?

-Respuesta: S: Si bien es cierto que dentro de las especialidades de enfermería no existe la del Paciente Crítico, son varios los másteres y postgrados que ofrecen formación para este tipo de cuidados.

Cabe destacar que la experiencia y la formación continuada en estas unidades han de ir de la mano y como gestores debemos asegurarnos de que los profesionales que trabajan en nuestras unidades posean la mayor formación, favoreciendo y motivando la formación continuada dentro y fuera de nuestro centro.

-Pregunta: Es una unidad que no existe en todos los hospitales. ¿Por qué? ¿Es necesario ir incluyéndola?

-Respuesta: L: Nuestra Unidad de Semicríticos surge debido a la necesidad de dar asistencia a los pacientes inestables o con deterioro de su salud, y que no son candidatos a ingresar en una UCI, o a aquellos que han estado ingresados en las Unidades de Críticos y que pese a no cumplir criterios de Uci precisan de una vigilancia estrecha y elevado nivel de cuidados.

No todos los hospitales tienen el espacio físico para albergar una unidad como ésta, o no consideran que sea necesaria al no tener el volumen de pacientes críticos y semicríticos que nuestro hospital trata a lo largo del año.

Nuestro hospital ha apostado por una unidad innovadora como ésta, con el objetivo de una atención multidisciplinar a los pacientes, buscando acortar estancias en la UCI así como mejorar la asistencia de los pacientes semicríticos con equipos más especializados y con menores ratios.
Por último, queremos destacar que la nuestra es una unidad dotada con la tecnología necesaria para convertirse en Unidad de Críticos cuando sea necesario, un aspecto que nos aporta seguridad y tranquilidad ante una posible demanda de camas de críticos.

-Pregunta: Aunque no lleva mucho tiempo, ¿qué es lo más bonito y lo más difícil que habéis podido vivir al trabajar en esta unidad?

-Respuesta: S: En este breve período de tiempo de andadura lo más bonito y lo más difícil ha sido exactamente lo mismo: contagiar a las decenas de profesionales que conforman la unidad de Cuidados Semicríticos la ilusión en este apasionante proyecto, y conseguir que éstos profesionales aúnan esfuerzos, capacidades, habilidades para que, al recibir al primer paciente en la unidad, podamos atenderle con seguridad y con garantías, y saber responder ante situaciones inesperadas.

-Pregunta: ¿Recordáis alguna anécdota con especial emoción con algún paciente?

-Respuesta: L:Es muy breve el período de tiempo que lleva de andadura la unidad, tan sólo desde el pasado 15 de mayo. Por otra parte, debido a la necesidad de camas críticos Covid, los pacientes que se han estado tratando por el momento en nuestra Unidad son críticos, la mayoría de ellos bastantes graves y que ni siquiera se ha podido establecer comunicación con ellos. Y a todo esto se suma el hecho de que aún no están permitidas las visitas de familiares salvo casos concretos y previa autorización.

S: Siempre la acogida del primer paciente marca a los profesionales de una Unidad. Todas las enfermeras y TCAES que trabajaron aquel 15 de mayo recuerdan y repiten en cada conversación, la ilusión al mismo tiempo que la inquietud y el nerviosismo porque un solo paciente entrara por la puerta, para recibir los primeros cuidados en la historia de esa unidad. La sensación de respeto mezclada con la de responsabilidad y saber que todo lo que se ha trabajado tenía entonces sentido, una vez llegado el primer paciente, te dan a entender que la enfermería es mucho más que sus cuidados, es preparación, implicación, ilusión, motivación y, en este caso concreto, incluso hablaría de felicidad por un vivir un momento tan inolvidable.

-Pregunta: La enfermería es una de las profesiones más cercanas con los pacientes. ¿Es duro tratar a estos pacientes? Una vez dado el alta, ¿siguen necesitando la ayuda de los enfermeros?

-Respuesta: S: Es duro tratar con la vida y la muerte en un espacio pequeño, en un tiempo limitado. Es duro tratar con la gestión que eso conlleva, su responsabilidad y sus consecuencias. Es duro cuando la enfermedad aparece de manera tan brusca en personas tan sanas, o se cronifica en personas tan jóvenes.

Es duro cuando después de mucho cuidar, el final es inevitable y es duro cuando tu área personal se ve afectada por tu trabajo. Pero en esa dureza está la enseñanza y la vocación, está la actitud y la dedicación, y una alegría, aunque sea mínima, renueva tus votos en esto del paciente crítico. La enfermería es una profesión global que lleva al paciente en el centro de sus cuidados y como paciente enfermo o paciente sano, la enfermería lo va a acompañar desde la atención primaria a la hospitalización, pasando por los cuidados críticos, rehabilitación y educación para la salud. Tenemos una gran suerte y responsabilidad de poder ser ese acompañamiento vital.

Noticias relacionadas

asistencia sanitaria, enfermería, Hospital Ramón y Cajal, UCI, Unidad de Semicríticos

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*