“Las mascarillas las podemos clasificar en tres grupos: las que sirven para evitar contagiar a otros, las que sirven para evitar que yo me contagie y las industriales”

Miércoles, 27 de mayo de 2020

Desde que comenzó la pandemia por el coronavirus se han estado tomando diferentes medidas para evitar su propagación e intentar proteger al máximo a la población. Hasta ahora no era obligatorio el uso de las mascarillas pero todo ha cambiado desde hace una semana. El Gobierno ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la orden con la que será obligatorio el uso de mascarilla durante la crisis generada por el Covid-19. Durante todo este tiempo han surgido muchas dudas: ¿qué mascarilla comprar? ¿Qué tipos de mascarillas hay? ¿Cómo se deben poner y quitar? Hablamos con Emma Rodríguez, enfermera en el Servicio de Urgencias del Hospital Montecelo de Pontevedra, para que nos resuelva todas las dudas.

Un padre colocando a su hija la mascarilla | iStock
Un padre colocando a su hija la mascarilla | iStock

-Pregunta: ¿Es realmente aconsejable el uso de mascarillas? ¿Protegen contra el virus?

-Respuesta: Cuando pensamos en la conveniencia o inconveniencia de la utilización de la mascarilla, en primer lugar debemos tener en cuenta que los primeros transmisores somos nosotros mismos, y que por respeto a los demás, debemos utilizar mascarilla para evitar que otros se contagien; si hablamos concretamente del virus SARS-CoV-2, un virus cuya transmisión por el momento es por gotas de saliva, si todos llevamos mascarilla, la transmisión del virus disminuirá drásticamente, por tanto sí, estaremos protegidos contra la Covid-19.

El concepto de la utilización de una barrera para tapar boca y nariz no es nueva; ya en época romana, los trabajadores de zonas mineras utilizaban una barrera para tratar de evitar inhalar el polvo que se generaba con su trabajo, y en la edad media se empezó a contemplar la idea de evitar el contagio de enfermedades tapando boca y nariz, puesto que se observó que los porteadores de cadáveres en las pandemias, que habitualmente llevaban su rostro tapado con máscaras cuya función era disminuir el hedor de la muerte al estar rellenas con esponjas empapadas en vinagre u otras hierbas aromáticas, enfermaban menos que la población general.

Sería a finales del s. XIX cuando se modernizó este concepto y apareció la mascarilla de uso quirúrgico, junto con los conceptos de sepsis, antisepsia, asepsia que podemos atribuir a Louis Pasteur; en este momento, el afán era proteger en las técnicas quirúrgicas al paciente de aquellos microorganismos que pudiera transmitir el personal sanitario.

-Pregunta: ¿Cuántos tipos de mascarillas existen y en qué se diferencian? ¿Cómo se sabe si la mascarilla que estamos comprando es segura y no es falsa?

-Respuesta: Las mascarillas en general las podemos clasificar en tres grandes grupos: las que sirven para evitar contagiar a otros, las que sirven para evitar que yo me contagie y las industriales (utilizadas para cierto tipo de trabajos).

Para evitar contagiar a otros: son las mascarillas higiénicas (tela, papel) y las quirúrgicas. Si tosemos o estornudamos, retienen las gotas de saliva para evitar que queden depositadas en las superficies o en suspensión en el ambiente. No se consideran equipo de protección individual, y son ineficaces a la hora de evitar un contagio sobre todo en microorganismo aéreos, como puede ser una tuberculosis.

Para evitar que yo me contagie: son las que se llaman “autofiltrantes”, y se clasifican en FFP1, FFP2 y FFP3, dependiendo del grado de filtrado de aire que consigan. Son las ideales para grupos de alto riesgo, puesto que evitan el paso de cualquier tipo de microorganismo. Forman parte del Equipo de Protección Individual. Este grupo de mascarillas son las que más problemática están generando en la opinión general, por tanto parece adecuado explayarnos en su descripción:

FFP1: no tienen válvula de exhalación, evita que contagies a tu entorno, y retiene las partículas del entorno en menos de un 90% aproximadamente., existiendo diversa nomenclatura dependiendo de cuánto filtren, que suele rondar un 65%.

FFP2: las más utilizadas contra la Covid-19, evitan que contagie a los demás siempre y cuando no tengan una válvula de exhalación que permita salida de aire, y limitan la entrada de partículas en más de un 92%. Se han demostrado eficaces frente al virus SARS-CoV-2.

FFP3: todas ellas cuentan con válvula de exhalación, y su calidad de filtrado está sobre el 98%.

Industriales: todas ellas impiden en diversos grados el paso de partículas muy pequeñas, como por ejemplo el polvo, y por ende, también impiden el paso de microorganismo. Su problema principal es que todas ellas cuentan con una válvula de exhalación, es decir, todas ellas van a permitir que nuestra respiración salga al ambiente, y con ella todas las gotículas que exhalamos, con lo cual aunque nosotros no nos contagiemos, sí contagiaríamos a los que nos rodean.

La enfermera Emma Rodríguez
La enfermera Emma Rodríguez

-Pregunta: La Comunidad de Madrid va a repartir a los ciudadanos gratuitamente en las farmacias mascarillas FFP2. Existen diversas opiniones debido a que no son las más adecuadas. ¿Por qué? ¿Qué mascarillas aconsejas como profesional enfermera?

-Respuesta: Como enfermera, considero como prioritario asegurar que todo el personal sanitario que estamos trabajando frente a esta pandemia, con exposición de riesgo, tengamos a nuestra disposición mascarillas FFP2 en suficiente cantidad; una vez que el personal sanitario tenga garantizado el suministro de material de protección, su utilización podría ampliarse a toda la ciudadanía, empezando por proveer de la misma a los grupos de riesgo.

Fuera de los grupos de riesgo, las mascarillas FFP2 no son necesarias y además podemos correr el riesgo de que sean contraproducentes, puesto que pueden crear una falsa sensación de seguridad y relajar las conductas marcadas como adecuadas para evitar la propagación del virus, como son el distanciamiento social y el frecuente lavado de manos.

Tenemos que participar todos en la reeducación de la población con las medidas de protección frente al virus; estamos en la era de la globalización, por desgracia, también en cuanto a enfermedades transmisibles, por lo que es muy importante que todos conozcamos las medidas más importantes no sólo para hacer frente al contagio, si no para evitar contagiar a los demás, y entre estas medidas va a estar la utilización de mascarillas “para evitar contagiar a otros”.

-Pregunta: Y para los niños, ¿cuáles son las mascarillas más adecuadas?

-Respuesta: Para un menor, la mejor mascarilla será aquella que se adapte al contorno de su cara y con la que esté relativamente cómodo; al igual que a un adulto, si no pertenece a un grupo de riesgo a causa de alguna patología, lo más recomendable es una mascarilla higiénica o quirúrgica, y aún más importante que la mascarilla, es una educación en hábitos higiénicos.

-Pregunta: ¿Cuál es la forma correcta para poner y quitar las mascarillas?

-Respuesta: Como las mascarillas es una reciente incorporación a nuestro vestuario diario, nos encontramos que la población general no conoce su buen manejo. Tenemos que ser conscientes que mientras que el personal sanitario estamos acostumbrados y formados para el uso de mascarilla, la población general no lo está, con lo cual el buen hacer que supone llevar correctamente colocada una mascarilla se ve truncado sobre todo en su retirada.

En general, la colocación de la mascarilla es más fácil de asimilar que su retirada, puesto que consiste en colocación adecuada de la fijación, bien atada con cintas (siempre en la parte alta de la cabeza: primero se coloca la fijación de arriba de la mascarilla y a continuación la de la parte baja, y ambas se atan y colocan en el mismo lugar, entrecruzadas), o bien sujeta en las orejas, y a continuación un ajuste en barbilla y en la zona de apoyo de la nariz. Estará bien colocada si no permite fuga de aire en el caso de las FFP, y si la zona de fuga es escasa y a la altura de las mejillas en caso de una quirúrgica o higiénica.

Su retirada, sin embargo, es algo más dificultosa en cuanto que es una acción que no podemos mecanizar, si no que hemos de ser conscientes de nuestros movimientos en todo momento mientras que nos la retiramos. Las premisas para ello han de ser: no tocar nunca la parte frontal de la mascarilla y que la mascarilla no nos toque a nosotros ni a nuestra ropa cuando la retiramos. Pero lo más importante siempre va a ser que realicemos un correcto lavado de manos antes y después de retirarnos la mascarilla

-Pregunta: Si se quiere reutilizar una mascarilla (dentro de aquellas que lo permitan). ¿Cómo se debe desinfectar?

-Respuesta: Para conocer si una mascarilla es o no reutilizable debemos comprobar si en su marcaje aparece la letra “R”, de “reutilizable”. Si es así, y siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante, podemos utilizarlas nuevamente, siempre y cuando se mantengan secas y las utilicemos con el mismo paciente cada vez: si transitamos entre habitaciones, la mascarilla la tenemos que considerar como un fómite posible de transmisión del virus.

La recomendación general es guardarlas en papel y nunca en plástico, para evitar que el calor generado por nuestra respiración condense y humedezca la mascarilla, pero también existen otras mascarillas cuyo fabricante indica que pueden reutilizarse después de un lavado según las indicaciones que marcan. Por tanto, es importante que conozcamos qué mascarilla llevamos y sus indicaciones básicas.

Las mascarillas no reutilizables llevarán la leyenda “NR” en su marcado.

Mascarilla y gel | iStock
Mascarilla y gel | iStock

-Pregunta: ¿Recomendaría su uso incluso al ir mejorando y pasando de fase?

-Respuesta: El cambio de fase tiene que hacerse dentro de la mentalidad de cada individuo, con las indicaciones gubernamentales que tenemos que seguir y el sistema de alertas epidemiológicas. Cada quién ha de conocer su entorno, puesto que no es lo mismo vivir en una gran ciudad de más de un millón de habitantes que vivir en un pueblo con apenas 1000 habitantes, o vivir en el ámbito rural, donde apenas tienes contacto con otros vecinos.

Seamos responsables, mantengamos el distanciamiento social y la higiene de manos, y utilicemos mascarilla adecuada a nosotros, bien para protegernos por nuestra patología o bien para proteger a los demás de nosotros y nuestros microorganismos.

Noticias relacionadas

Coronavirus, COVID-19, entrevista, mascarillas FFP2, Mascarillas quirúrgicas, tipos de mascarilla

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*