Nos estás robando el amor

Viernes, 17 de abril de 2020

Hace una semana Judith iba a una fiesta de cumpleaños donde iba a conocer a su futura pareja. La celebración era en un bar y el camarero de ojos azules, Diego, se quedaría tan impactado con la sonrisa de esa preciosa chica que haría méritos para pedirle que le esperara al salir. En su primera cita oficial, la chispa entre ellos les dejaría la boca dolorida de sonreír; en la segunda, de besarse.

Marta iba decidida, hace diez días, a conversar de una vez con el chico con el tantas veces coincidía en la parada del autobús; por mucho que las miradas hablasen por ellos, ninguno se había atrevido a entablar relación. Jaime estaba deseando salir del taller para llegar a la parada y cruzarse, de nuevo, con la chica de las pecas infinitas. Ella no fue, en su empresa le hicieron un ERTE y decidió volver a su pueblo, justo el sábado en el que se dictó el estado de alarma.

Carla llega a su casa cansada. Es cajera, estos días en la tienda están siendo agotadores. Parece que la gente se prepara para el apocalipsis. Suena el teléfono, es su madre, está deshecha, han ingresado a su padre por neumonía bilateral. Ella intenta calmarla, quiere estar allí, arroparla, abrazarla y decirle que todo va a ir bien, pero no puede, es personal de riesgo. Hablan de él, de lo fuerte que es, de que superó un infarto y esa Navidad se disfrazó de Papá Noel para hacerles reír; siempre divertido, siempre gastando bromas. Antes de colgar se dicen que se quieren, por primera vez, por lo que pueda pasar, nunca han sido de expresar sus emociones. Ni ella ni su madre volverán a tocar la mano de su padre. Dos días después fallece, solo, en un hospital.

Julián es médico, de urgencias. El turno ha sido una locura, nunca había vivido nada así. Llega a casa desolado, muy triste, se han muerto muchos pacientes y ni siquiera se han dado cuenta. Está recién casado, abre la puerta de casa, su mujer Ruth le espera con esa sonrisa calmada que le enamoró. Él no se atreve a tocarla, puede estar infectado y por nada del mundo quiere contagiarla. Hoy era el día en el que se iban a quedar embarazados, ella sufre de ovarios poliquísticos y es muy difícil acertar. Quizás dentro de unos años otro bebé nacerá, pero este, al que le iban a dar todo su amor, no.

Este maldito bicho no solo nos ha confinado en casa. No solo está matando y enfermando a millones de personas. No solo está dejando sin empleo a mucha gente. No solo nos está dejando sin recursos en la sanidad. Se nos olvida lo más importante: nos está robando el amor. Está impidiendo que Judith conozca al amor de su vida, evitando que Jaime superé sus penas al encontrar a su alma gemela, traumando de por vida a Carla y a su madre por no haber podido acompañar a ese gran hombre los últimos minutos de su caminar y confesarle todo lo que significó para ellas, y negando la vida a ese precioso bebé.

Este virus es malo, muy malo. Eres muy malo, te lo digo por escrito, desgraciado.

Debería concluir con un final esperanzador, pero es todo una incógnita. No sé si lo que hubo de venir acabará sucediendo porque esto no es más que un paréntesis, y los puntos suspensivos que se abrieron el 15 de marzo se borren y redacten lo que les tocaba, pero creo que no, lástima que esto no sea una novela de las mías. La gente me pregunta en el hospital: “¿Escribirás un libro de lo que estás viviendo?”. Yo siempre les respondo que no, de esto no, es muy feo, y yo escribo bonito.

Habrá otras vidas, otros encuentros y muchos abrazos, pero nunca los que pudieron ser y no han sido por el perverso COVID-19. Eso es lo que, lamentablemente, creo.

Pero tendremos, cuando le venzamos, porque lo vamos a hacer, que no te quepa duda, la obligación moral de resarcirnos y de amar sin medida a todos los seres humanos que logren triunfar y velar como se merecen a los que perdieron la batalla.

Por todo el amor que se está quedando entre paréntesis.

Irene Ferb – Soy enfermera y me enfermo cada vez que lo pienso

Para consultar la publicación original se puede seguir este enlace.

Amor, COVID-19

Primer curso 100% online sobre COVID-19 que aúna enfoque multidisciplinar, experiencia profesional y conocimiento científico-técnico.

Un curso de formación online y 100% gratuito destinado al personal sanitario y, en especial, a enfermeros y enfermeras que están luchando en primera línea contra la COVID-19. El curso, de 8 horas de duración, está dividido en tres módulos principales que ofrecen lecciones altamente prácticas de aplicación inmediata sobre ejes de relevancia dentro del contexto sanitario español. Matriculación GRATUITA curso COVID-19

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*