Rostros de una noche en Urgencias

Miércoles, 18 de septiembre de 2019

No hay dos guardias iguales. Algunas son malas y otras menos malas. Pero este turno de trabajo a la larga siempre te termina pasando factura. Y es que las urgencias y emergencias son para gente de otra pasta.

Dormir fuera de casa, comer sin horario o descansar en alerta caracterizan nuestras particulares noches en urgencias. Trabajamos sin agenda sobre improvisados escenarios y cada guardia nos pone a prueba. Nunca nos falta una dosis de adrenalina, estrés o insomnio, y lo que es peor, algunos terminamos enganchados a este desenfrenado estilo de vida.

En ocasiones me sorprende este masoquismo profesional que solo se puede justificar por necesidad, pasión por tu trabajo o por padecer algún tipo de amnesia. Hay días que no recuerdo en cuál de esas tres opciones me siento más identificado. Cada guardia, la frescura de los que entran contrasta y acentúa más el rostro de aquellos que salen tras pasar 24 horas subidos en una ambulancia.

En esta foto, dos hermanas se dan el relevo, las dos comparten la misma pasión por este trabajo, pero creo que no hace falta que os diga quién está de saliente y quién entra de guardia, la noche maquilla cualquier rostro sin importar su belleza. Así son las caras de nuestros profesionales en Urgencias. Grandes personas que cada noche dan lo mejor de sí para cuidar de aquellos que precisan su asistencia.

365 días del año, 7 días de la semana, 24 horas al día.

Gracias.

JM Salas – Autor y editor del libro y blog Con Tinta de Médico

Para consultar la publicación original se puede seguir este enlace.

enfermeros, Guardias laborales, trabajo, urgencias

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*