Se disparan las alarmas por los ingresos de embarazadas: «No están vacunadas y pueden acabar ingresadas. La vacuna sigue siendo el mejor instrumento»

Viernes, 30 de julio de 2021

La vacunación continúa a buen ritmo. La mayoría de las personas mayores de 25 años ya están vacunadas, al menos de la primera dosis. Al principio, había muchas dudas sobre qué hacer con las mujeres embarazadas y durante la lactancia pero, ante esta situación, las enfermeras aconsejaron vacunarse: “Con el paso del tiempo y el avance de la evidencia científica lo primero que debemos tener claro es que las vacunas de ARN mensajero, que son las que se han analizado en este colectivo, son seguras y eficaces también para las mujeres embarazadas”, explicaba Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Embarazo
Embarazo

La situación ha ido empeorando y cada vez hay más mujeres embarazadas ingresadas en los hospitales, por ello, los expertos cada vez son más partidarios de inmunizar a las mujeres embarazadas porque «hay un pequeño porcentaje de ellas que tienen más riesgo de acabar con un parto prematuro en la UCI», lamenta Elena Ferriols, médico adjunta del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital del Mar. Precisamente, el Departament de Salut ya ha pedido a las catalanas embarazadas que pidan cita para recibir su dosis.

Un claro ejemplo es el caso de Cataluña. En los últimos días, el Vall d’Hebron Barcelona ha registrado el ingreso de 40 embarazadas por el coronavirus, 9 de ellas permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario catalán, Benito Almirante, afirma que el principal motivo de la hospitalización en este grupo poblacional es la edad: «No están vacunadas y por eso pueden acabar ingresadas. La vacuna contra el COVID-19 sigue siendo el mejor instrumento para prevenir la enfermedad grave».

En este sentido, el director de Pediatría del Hospital Germans Trias i Pujol, Carlos Rodrigo, da un «sí rotundo» a su vacunación porque «lo más probable es que la vacuna no tenga ningún riesgo en las embarazadas» ya que «ninguna lleva virus vivo, que son las que están contraindicadas» para estos casos.

Aunque reconoce que «no está estudiado adecuadamente», asevera que los riesgos siempre serán menores que pasar la infección. «La vacuna no tiene manera de afectar al feto: solo si la madre tuviera una respuesta inflamatoria importante, que eso sí que se transmite, pero que se da en muy pocos casos», aclara Rodrigo.

Ferriols asegura que «la gran mayoría de embarazadas que contraen la covid lo hacen de forma leve». No obstante, desarrollar un cuadro grave en el tercer trimestre de embarazo supone un gran riesgo para su vida y la del bebé, con la amenaza de acabar en la UCI y con un parto prematuro: «Sus bebés también pueden tener más riesgos y complicaciones».
Por ello, «lo ideal es que lleguen inmunizadas al tercer trimestre, aunque es mejor hacerlo en el segundo», agrega Ferriols.

«Nunca es bueno pasar una enfermedad infecciosa al comienzo del embarazo ni al final», según Rodrigo, porque es cuando puede haber una mayor frecuencia de abortos y partos prematuros. «Con la vacuna es lo mismo, ya que puede provocar una respuesta parecida (aunque en mucha menor medida), por lo que lo razonable es que el mejor momento sea el segundo trimestre».

Por último, la Organización Mundial de la Salud también reclama que se dé prioridad a las embarazadas en los procesos de inoculación contra el coronavirus, sobre todo con los fármacos de Pfizer y Moderna.

Noticias relacionadas

COVID-19, embarazadas, Mujeres embarazadas, UCI, vacunación

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*