“Todos mis compañeros sabían que estaba seleccionada para las audiciones a ciegas de La Voz, menos yo. Ellos me dieron la sorpresa”

Jueves, 26 de diciembre de 2019

Guadalupe Jiménez ha llevado una vida muy ajetreada donde la formación y especialización en enfermería siempre ha estado presente. Comenzó con los estudios de auxiliar de enfermería, pasando por técnico de radiodiagnóstico, hasta que finalmente realizó la carrera. La música también ha sido algo a lo que se ha dedicado, ya a los seis años se subió a un escenario llegando a actuar en diferentes compañías flamencas, en el Palau de la Música… algo que seguramente le venga de familia ya que su padres también ha sido un gran artista que canta y toca la guitarra. Y es que, como mujer de etnia gitana, siempre ha querido dar a conocer bien el flamenco puro y el cante jondo. Por sorpresa, y a pesar de no ser una música muy comercial, se presentó al programa de La Voz llegando a las audiciones a ciegas y aunque no pasó, tiene muy claro que continuará cantándole a sus pacientes para despertarles una sonrisa.

Guadalupe Jiménez

-Pregunta: ¿Qué le llevó a querer dedicarse a la enfermería?

-Respuesta: Siempre quise dedicarme a la sanidad, es algo que desde muy pequeña me entusiasmó. A los 16 años comencé los estudios de auxiliar de Enfermería, más tarde realicé técnico especialista en radiodiagnóstico, y finalmente hice la carrera de enfermería en Valencia. Paralelamente a toda mi formación académica, hacía cursos de cientos de horas, relacionados con la sanidad, que complementaban enormemente mi aspiración por la Enfermería.

-Pregunta: ¿La música le viene de familia? ¿Cuándo comenzó a interesarse por ella? ¿Qué es para ti el Cante Jondo?

-Respuesta: Puedo presumir que nací en el seno de una familia poco convencional que me dio la oportunidad de estudiar. Fuimos 11 hermanos, mis padres, ambos de etnia gitana, tuvieron la valentía de afrontar la crianza de tantos hijos con muy pocos medios. Comencé a interesarme por la Enfermería cuando antes de ser adolescente mi madre nos enseñaba a cuidar de los más pequeños cuando ella no estaba en casa. Las mujeres gitanas solemos cumplir el papel de curadoras y cuidadoras del grupo familiar.

A decir verdad, dentro de la sociedad gitana el rol de las mujeres va más allá de nuestro papel de madres, mujeres y curanderas. Para mí, el Cante Jondo es la expresión de las vivencias que nuestros ancestros tuvieron que sufrir desde hace siglos. Hablan de las “fatigas” que pasaban para poder subsistir. Hoy en día las letras de esas composiciones, no son tan dramáticas, por suerte…

-Pregunta: Estuvo trabajando en un centro por las noches cuidando a niños, hizo prácticas, estudió la carrera de Enfermería…Todo al mismo tiempo. ¿Fue duro estudiar la carrera y trabajar al mismo tiempo?

Respuesta: Paralelamente a mis estudios universitarios, trabajaba de lunes a sábados en un Centro de la Generalitat, donde cuidaba a niños con deficiencia física y mental. Por la mañana hacía las correspondientes prácticas de Enfermería, y por la tarde me iba a la facultad. Dormía 3 o 4 horas diarias… impensable, ¿verdad? Pues fue así durante 2 años ja ja ja. ¡Ahora lo pienso y me muero! De no ser así, no podía seguir estudiando. No tenía unos padres adinerados que me pagaran la carrera. Además, cantaba en un Café Flamenco de manera habitual y así podía hacer frente a todos mis gastos.

-Pregunta: Ha tenido una vida muy ajetreada llegando a trasladarse hasta México para hacer prácticas. ¿Qué aprendió en esa experiencia?

Respuesta: El último año de carrera, me concedieron una beca para hacer las prácticas en México. Fue en el año 2004. Estudié esas prácticas en la UAEM (Universidad Autónoma de Enfermería y Obstetricia del Estado de México). Fueron 5 meses muy enriquecedores…. Sobre todo a nivel personal. Por supuesto que la sanidad difiere mucho la que tenemos en España. Trabajé en un hospital de segundo nivel donde las listas de espera son interminables, y evidentemente las prestaciones eran precarias. También hice la campaña de vacunación de un colegio de primaria. Y las prácticas de comunitaria en una comunidad donde las casas eran de adobe. Había contaminación del suelo y del agua en algunas zonas y éramos nosotras quiénes informábamos de cómo potabilizar el agua y prevenir enfermedades diarreicas.

Pregunta: ¿En algún momento ha utilizado la música para ayudar a algún paciente?

-Respuesta: Por supuesto. Siempre que puedo, les canto al oído cuando están inquietos o no pueden dormir, sobre todo a gente muy mayor.. Me arranco con Rafael Farina o Antonio Machín, que les encanta. También cuando me dispongo a curar, o simplemente a cambiarles un gotero…. Cualquier momento es bueno para despertar una sonrisa.

-Pregunta: ¿Cómo fue el momento en el que se enteró que pasaba a las audiciones a ciegas?

Respuesta: Tengo un equipo de trabajo formidable. Estoy muy orgullosa de formar parte de la sala de Medicina Interna. Todos sabían que estaba seleccionada para las audiciones a ciegas de La VOZ. Todos menos yo. El programa se puso en contacto con la supervisora y hubo una increíble conspiración de silencio. 22 personas eran las encargadas de darme la noticia y para ello prepararon una supuesta “reunión urgente”, y en ella me dieron la gran sorpresa.

Noticias relacionadas

Cantante, enfermería, Flamenco, televisión

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*